Administración Trump lanza la “Operación Leyenda” para frenar el aumento de los crímenes violentos

El fiscal general William Barr habla en el Departamento de Justicia en Washington el 13 de enero de 2020. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

Los refuerzos federales ayudarán en primer lugar a resolver la “crisis” en Kansas City.

La administración Trump ha enviado agentes federales a Kansas City (Missouri) para ayudar a poner fin al reciente aumento de crímenes violentos en todo el país como parte de un programa llamado “Operación Leyenda”, según anunció el miércoles el fiscal general William Barr.

El programa lleva el nombre de LeGend Taliferro, un niño de 4 años de edad que fue asesinado mientras dormía cuando alguien disparó contra su casa el 29 de junio en Kansas City.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, dijo el miércoles que el nuevo programa tiene como objetivo reducir la violencia, señalando la actual violencia que asola Kansas City. En una declaración, el Departamento de Justicia dijo que dicho programa fue creado como resultado de la promesa del presidente Donald Trump de ayudar a las ciudades que han sido golpeadas por una reciente cadena de violencia.

McEnany dijo que el programa es también una respuesta a una carta que enviaron el alcalde de Kansas City Quinton Lucas y el gobernador de Missouri Mike Parson, que decía que la ciudad está “en un momento de crisis”.

Kansas City ha registrado 99 homicidios en lo que va de año. Con casi medio año por delante, eso supone que la ciudad va camino de superar con creces el total de 150 del año pasado.

Bajo el amparo del programa, Barr enviará en las próximas semanas a más de 100 agentes federales del FBI, del Servicio de Alguaciles Federales, de la Administración de Control de Drogas y de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos a la región para que ayuden y trabajen junto con los funcionarios estatales y locales y las agencias de orden público para combatir el aumento de los delitos violentos.

McEnany dijo que estarán sobre el terreno en los próximos 10 días.

Barr, en una declaración, describió el fatal tiroteo de LeGend el mes pasado como “un horripilante recordatorio de que los crímenes violentos sin control son una amenaza para todos nosotros y no se puede permitir que continúen”.

Al niño de 4 años le dispararon alrededor de las 2:30 a.m. mientras dormía, y murió poco después.

McEnany señaló que LeGend sobrevivió a una cirugía cardíaca de niño antes de “perder trágicamente su vida”.

“En el gobierno federal queremos asegurarnos de que eso nunca suceda, y queremos utilizar nuestros recursos tanto como nos permita la ley para asegurar que los individuos y los niños pequeños como LeGend puedan vivir sus vidas y vivir muy pacíficamente”, dijo.

“El presidente Trump [lo] ha dejado claro: el gobierno federal está listo y dispuesto a ayudar a cualquiera de nuestros socios estatales y locales del orden público en todo el país a responder a los delitos violentos”, dijo Barr, señalando que Kansas City está experimentando actualmente la peor tasa de homicidios de su historia.

En respuesta a la noticia de la nueva iniciativa, el alcalde de Kansas City, Lucas, dijo que el esfuerzo “puede ser solo una herramienta entre muchas” necesarias para abordar el problema de los delitos violentos.

“Como dije en mi carta enviada la semana pasada al gobernador Parson, que fue citada por la Casa Blanca esta tarde, ‘Seguiremos buscando un amplio conjunto de servicios sociales y otras herramientas para hacer frente a los delitos violentos ahora y en el futuro’”, dijo en un comunicado. “Como alcalde, me he comprometido a seguir trabajando en todas las soluciones para hacer que nuestra ciudad sea más segura, y a encontrar la paz para todos los afectados por los delitos violentos”.

Isabel Van Brugen – La Gran Época

The Associated Press contribuyó a la elaboración de este artículo.