100,000 restaurantes de EE.UU. cerraron por medidas locales o estatales y muchos no pueden sobrevivir

Gente sentada en la barra de un restaurante en Austin, Texas, el 26 de junio de 2020. (Sergio Flores/AFP vía Getty Images)

Un grupo comercial que representa aproximadamente un millón de restaurantes en Estados Unidos está pidiendo a los legisladores ayudar a los comedores en problemas de la nación luego de decir que unos 100,000 restaurantes fueron cerrados recientemente durante la reapertura provocada por la pandemia.

La Asociación Nacional de Restaurantes, el gremio de servicios alimentarios más grande del mundo, envió el miércoles una carta al Congreso junto con un “Plan para Reactivar los Restaurantes” (pdf), e instó implementar varias medidas de alivio y estima que los restaurantes de la nación van en camino a perder 240,000 millones de dólares en ingresos este año.

“Solo en las últimas dos semanas, los mandatos de gobiernos locales y estatales han cerrado casi 100,000 restaurantes”, dijo Sean Kennedy, vicepresidente ejecutivo de asuntos públicos para la asociación, en la carta (pdf).

“Hasta hoy, la industria ha perdido más de 120,000 millones de dólares y el camino actual de ingresos se alinea con nuestra proyección de pérdidas para fin de año”, agregó Kennedy.

Con los contagios y hospitalizaciones resurgiendo en estados como Arizona, California, Florida y Texas, muchos gobiernos locales han revertido el curso de sus planes de reapertura.

“Muchos están diciéndonos que no pueden sobrevivir este enfoque actual de activar/desactivar las operaciones y cerrarán permanentemente”, escribió Kennedy.

Una mesera toma un pedido durante el almuerzo en el Royal House Oyster Bar en Nueva Orleans, Luisiana, el 22 de mayo de 2020. (Sean Gardner / Getty Images)

La industria de restaurantes ha sido golpeada particularmente duro por el brote. Alrededor de un cuarto de los 20 millones de trabajos perdidos en abril fueron de la industria de restaurantes. Las cifras más recientes de salarios no agrícolas del Departamento de Trabajo (pdf) muestran que aunque se recuperaron 1.5 millones de empleos en los servicios de comida y lugares para beber en mayo y la misma cantidad en junio, está aún por debajo en 3.1 millones desde febrero.

“A pesar de perder más trabajos e ingresos que cualquier otra industria en el país, el Congreso ha escogido no avanzar en un paquete de recuperación adaptado a los desafíos únicos de un restaurante en la cúspide de bancarrota”, señaló Kennedy en un comunicado.

El plan de la asociación requiere un alivio a corto plazo y un cimiento a largo plazo para ayudar a los restaurantes a sobrevivir al panorama de las cambiantes políticas durante el surgimiento de COVID-19.

El Plan para Revivir los Restaurantes pide a los legisladores implementar varias medidas, incluyendo alivio a corto plazo creando un Fondo de Recuperación para Restaurantes.

“Dada la evolución del panorama de reapertura ‘empezar otra vez, parar otra vez’, la urgencia para esta solución de recuperación crece diariamente”, escribe la asociación en el plan.

Otra forma de alivio incluye subsidios, con un tope de 10 millones de dólares para cubrir costos que van desde los salarios, beneficios, hipotecas, alquiler, suministros, equipo protector y artículos de limpieza.

El plan también insta a los legisladores a agregar otra ronda de financiamiento bajo el Programa de Protección de Pagos o PPP.

“El PPP inicial proveyó ocho semanas de alivio vital a corto plazo, pero los desafíos que enfrenta nuestra industria no se han ido y los restaurantes han agotado sus préstamos PPP”, escribió la asociación.

Otras medidas incluyen protecciones de responsabilidad legal y alivio en impuestos en salarios.

“La industria de restaurantes es una de tenacidad, innovación y dedicación a servir nuestra comunidad”, dijo Kennedy. “Estamos buscando al Congreso no solo por apoyo para nuestra supervivencia a corto plazo, sino para crear un marco a largo plazo que sostenga nuestro rol como parte clave de la cadena de suministro de alimento para las millones de familias que dependen de nosotros para alimentarse”.

Tom Ozimek – La Gran Época