Secretaria de prensa de la Casa Blanca: hay una «doble moral» respecto a las iglesias y las protestas sin distanciamiento

Kayleigh McEnany, Secretaria de Presa de la Casa Blnaca.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, dijo que hay una «doble moral absoluta» porque las iglesias de todo el país enfrentan restricciones para celebrar servicios por el coronavirus, mientras que los manifestantes han podido reunirse en grandes protestas con poco o ningún distanciamiento social.

«Hay absolutamente una doble moral que hemos visto», dijo McEnany.

«A la gente se le debería permitir adorar. Tenemos una Primera Enmienda en este país. Hay una manera de hacerlo con seguridad».

McEnany dijo que el presidente Trump «ve absolutamente un problema» con un doble rasero, agregando que ha habido casos en que personas que rinden culto desde sus autos han sido blanco de los agentes de la ley.

Cuando se le preguntó sobre las protestas de Trump contra el voto por correo en las elecciones de noviembre, McEnany respondió: «Creo que hay una forma segura de votar si hay una forma segura de protestar».

«No hemos oído hablar de brotes desenfrenados en los lugares de culto»

En cuanto a un posible pico en los casos de coronavirus después de las protestas generalizadas, McEnany dijo «estamos monitoreando eso», pero agregó que la Casa Blanca estaba complacida con la disminución mes a mes de los nuevos casos diarios. Dijo que en abril, Estados Unidos vio un promedio de 30.000 casos nuevos diarios; 25.000 casos nuevos diarios en mayo, y que actualmente estaba en camino de ver 20.000 casos nuevos diarios en junio.

Aún así, McEnany dijo que el presidente estaba contento con el progreso de la reapertura de las casas de culto después de que anunciara una política que las consideraba «esenciales» en mayo.

«Aquí estamos cuatro semanas después y no hemos oído hablar de brotes desenfrenados en los lugares de culto», dijo el secretario de prensa. «La Primera Enmienda es algo hermoso. La gente tiene derecho a ir a la iglesia, a la mezquita o a la sinagoga».

En los lugares más afectados por el coronavirus y que se enfrentan a manifestaciones que atraen a decenas de miles de personas, como California, Nueva York y Nueva Jersey, las puertas de las iglesias se cerraron hace tiempo, pero recientemente se han vuelto a abrir con un 25 por ciento de capacidad.

«Creo que las iglesias son esenciales»

Trump dio un portazo a los gobernadores demócratas que se negaron a permitir la reapertura de las iglesias.

Trump anunció durante una rueda de prensa que las casas de culto pueden abrir el fin de semana de Memorial Day: «Si no lo hacen, anularé a los gobernadores».

«Las iglesias no están siendo tratadas con respeto por muchos de los gobernadores demócratas», dijo Trump a los periodistas en el césped de la Casa Blanca. «Quiero que las iglesias se abran, y vamos a tomar una posición muy fuerte al respecto muy pronto… incluyendo las mezquitas».

«Las iglesias, para mí, son tan importantes en términos de la psique de nuestro país», dijo. «Creo que las iglesias son esenciales».

El Departamento de Justicia ha reprendido a varios estados por tomar medidas enérgicas contra las iglesias durante la pandemia del coronavirus. El Departamento de Justicia se puso del lado de una iglesia de Virginia que demandó al gobernador Ralph Northam después de que la policía amenazara a un pastor con ir a la cárcel o con una multa de 2.500 dólares por violar las restricciones de cierre al celebrar un servicio el Domingo de Ramos.

El Fiscal General de los Estados Unidos, William Barr, dejó claro en abril que los fiscales federales deberían «estar atentos» a las órdenes de cierre estatales y locales demasiado restrictivas que pueden infringir los derechos constitucionales de las personas, especialmente cuando se trata de la Primera Enmienda.

El Departamento de Justicia también apoyó a Kevin Wilson, el pastor de la Iglesia Lighthouse Fellowship en la isla de Chincoteague, que celebró un servicio el 5 de abril con 16 personas en una iglesia con capacidad para 293 personas. Más tarde, la policía le entregó una citación.

Bibliatodo Noticias