La administración Trump quiere que la Corte Suprema derribe el Obamacare

El presidente Donald Trump, mira en una conferencia de prensa conjunta con el presidente polaco, Andrzej Duda, en el Jardín de Rosas de la Casa Blanca en Washington, el 24 de junio de 2020. (Drew Angerer/Getty Images)

La administración del presidente Donald Trump está apelando a la Corte Suprema sobre la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, pidiendo a los jueces que anulen las regulaciones al cuidado de  lasalud.

Dos cortes federales han dictaminado que el mandato individual de la ley, el cual requería que las personas que no tenían seguro médico pagaran una multa, violaba la Constitución de Estados Unidos. El mandato, argumenta la administración Trump, no se puede separar del resto de la ley, también conocida como ACA u Obamacare.

“El mandato individual no puede ser separado del resto de ACA”, escribió el procurador general, Noel Francisco, en una nueva presentación en la corte (pdf). “Por lo tanto, toda ACA debe caer con el mandato individual”.

El Departamento de Justicia presentó el escrito legal en apoyo de los estados que están tratando que el Obamacare sea completamente eliminado.

Los estados incluyen Texas, Florida, Kansas, Dakota del Sur y Virginia Occidental.

California, Hawai, Minnesota y otros estados están buscando que se mantenga la ley.

La Corte Suprema en Washington el 9 de enero de 2020. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

El fiscal general de California, Xavier Becerra, un demócrata, dijo en un comunicado que ACA “ha cambiado la vida y ahora a través de esta pandemia, todos podemos ver el valor de tener un mayor acceso a la atención médica de calidad a precios asequibles”.

“Ahora no es el momento de arrancar nuestra mejor herramienta para abordar las disparidades sanitarias muy reales y muy mortales en nuestras comunidades”, añadió.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-Calif.), dijo que los esfuerzos de la administración Trump no tienen justificación legal.

“Si el presidente Trump se sale con la suya, 130 millones de estadounidenses con afecciones preexistentes perderán las protecciones de ACA que salvan vidas y 23 millones de estadounidenses perderán por completo su cobertura médica”, dijo Pelosi en un comunicado.

Pelosi y los demócratas de la Cámara de Representantes revelaron esta semana la legislación para ampliar la ley. La votación sobre el paquete está programada para el lunes.

Trump dijo a los reporteros en la Casa Blanca el mes pasado que “el Obamacare es un desastre, pero lo hemos llevado muy bien”.

“Y lo hemos hecho apenas aceptable. Fue un desastre bajo el presidente Obama, y es una atención sanitaria muy mala. Lo que queremos hacer es terminarlo y dar una gran asistencia sanitaria. Y tendremos una excelente atención médica, incluyendo condiciones preexistentes—100% de condiciones preexistentes”, agregó.

El candidato presidencial demócrata, el exvicepresidente Joe Biden, habla con las familias que se han beneficiado de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio durante un evento en Lancaster, Pensilvania, el 25 de junio de 2020. (Joshua Roberts/Getty Images)

“Vamos a reemplazar el Obamacare con una gran asistencia sanitaria a un precio menor, y se incluirán las condiciones preexistentes y no se tendrá el mandato individual—el cual era caro, terrible y muy injusto para todo el mundo, y era muy impopular”, dijo.

Trump dijo en un debate abierto en marzo que los republicanos tendrían que recuperar la mayoría en la Cámara de Representantes para aprobar un reemplazo para el Obamacare. El reemplazo no estaba listo en ese momento, según el presidente.

Hablando durante una escala de la campaña el jueves, Joe Biden, el presunto nominado presidencial demócrata, llamó “cruel” y “despiadada” la decisión de Trump de invalidar el Obamacare.

“Y todo porque, en mi opinión, no puede soportar la idea de dejar en pie uno de los mayores logros del presidente Obama, la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio”, dijo Biden, según ABC News.

El portavoz de la Casa Blanca, Judd Deere, dijo a los medios de comunicación en un comunicado que la pandemia de COVID-19 “no cambia lo que los estadounidenses saben: Obamacare ha sido un fracaso ilegal e ilustra aún más la necesidad de centrarse en el cuidado de la salud de los pacientes”.

La Corte Suprema tiene programado escuchar los argumentos del caso en otoño.

Zachary Stieber – La Gran Época