FBI: China es la mayor amenaza para EE.UU., más de 2000 investigaciones ligadas al régimen comunista

El director del FBI Christopher Wray en el Departamento de Justicia en Washington, el 4 de octubre de 2019. (Mark Wilson/Getty Images)

El director del FBI Christopher Wray, el 23 de junio, señaló a Beijing como la mayor amenaza para Estados Unidos, revelando que el organismo de aplicación de la ley tiene actualmente más de 2000 investigaciones activas que se remiten al Partido Comunista Chino (PCCh).

Wray dijo a Fox News que en la última década ha habido un aumento de aproximadamente 1300 por ciento en las investigaciones de espionaje económico con vínculos al régimen chino. Acusó al PCCh de intentar interferir en la política de Estados Unidos y de espiar a las empresas de la lista Fortune 100, las 100 empresas más importantes del país según la clasificación de sus empleados.

“No hay ningún país que presente una amenaza más amplia y completa a la innovación de Estados Unidos, a nuestra seguridad económica y a nuestras ideas democráticas que China”, dijo Wray a Breit Baier de Fox News en una entrevista que salió al aire el miércoles.

“El FBI tiene más de 2000 investigaciones activas que se remontan al gobierno de China”, dijo Wray, afirmando que la oficina está “abriendo una nueva investigación de contrainteligencia que se vincula a China cada 10 horas”.

El Departamento de Justicia (DOJ) a finales de 2018 lanzó el programa “Iniciativa China” para tomar medidas enérgicas contra el robo de secretos comerciales de EE.UU. patrocinado por el Estado y las actividades de influencia extranjera de Beijing.

Señaló que la campaña de “espionaje económico” del PCCh se basa no solo en los funcionarios gubernamentales tradicionales, sino también en “coleccionistas no tradicionales” como “empresarios, científicos de alto nivel, académicos de alto nivel”, que son incentivados a robar información sensible, tecnología e innovación de EE.UU. para llevarla a China.

“Es todo, desde las empresas de Fortune 100 hasta las nuevas empresas. Es la agricultura, es la alta tecnología, es la aviación, es el cuidado de la salud”, dijo.

“Esto no se trata del pueblo chino o de los chinos estadounidenses”, enfatizó Wray. “Se trata del gobierno chino y del Partido Comunista Chino”.

Los comerciantes trabajan en el piso de la Bolsa de Nueva York mientras se decide el precio de la oferta de precio inicial (IPO) del Grupo Alibaba, en la ciudad de Nueva York el 19 de septiembre de 2014. (Andrew Burton/Getty Images)

Wray dijo anteriormente en una conferencia organizada por el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales de Washington que la amenaza económica de China era “diversa y de múltiples niveles”, señalando que la oficina estaba, a partir de febrero, realizando alrededor de 1000 investigaciones sobre el intento de robo de secretos comerciales de China.

Todas las oficinas locales del FBI estaban trabajando en casos de robos de secretos comerciales que involucraban a China, con víctimas potenciales que abarcaban casi todos los sectores e industrias, dijo en febrero.

La iniciativa del Departamento de Justicia y el FBI para contrarrestar la ofensiva del PCCh se ha disparado en los últimos meses a una escala histórica. Según una revisión de los comunicados de prensa del DOJ, el departamento ha presentado más acusaciones relacionadas con la infiltración china desde 2019 que durante los ocho años completos de la administración de Obama.

John Brown, un director asistente del FBI, durante una conferencia del 6 de febrero hizo eco de las observaciones de Wray de que ningún país representa una mayor amenaza para Estados Unidos en la actualidad que la “China comunista”.

“Desde nuestro punto de vista, Estados Unidos no se ha enfrentado a una amenaza similar desde la Unión Soviética y la Guerra Fría”, dijo Brown.

El PCCh hizo públicas sus ambiciones hace cinco años al anunciar su plan “Hecho en China 2025”, un impulso de toda la sociedad para hacer de China el líder mundial en tecnología de la información, robótica, energía verde, aeroespacial y otras industrias. Según altos funcionarios de EE.UU., el progreso de China hacia el objetivo se ha basado principalmente en el robo de la innovación de Estados Unidos.

Wray añadió que el PCCh está intentando interferir en la política de Estados Unidos, tratando de “cambiarlos en una dirección más amistosa pro-China, pro-Partido Comunista Chino”.

Isabel Van Brugen – La Gran Época

Ivan Pentchoukov contribuyó a este informe.