El nuevo discurso de Trump sobre China es un momento clave en la historia

Donald Trump.

Opinión

Luego de que Beijing aprobara el 28 de mayo la ley de Seguridad Nacional que le quitará la libertad a Hong Kong, el presidente Donald Trump pronunció un discurso en respuesta al día siguiente. Esto muestra que la Casa Blanca finalmente está tomando el enfoque correcto hacia China.

El discurso de Trump cubre cuatro áreas.

Primero, Estados Unidos está terminando su relación con la OMS. La OMS ha seguido la dirección de Beijing en todo el curso del desarrollo del coronavirus, desde no alertar al mundo sobre el brote del virus en Wuhan, hasta alabar el trabajo del Partido Comunista Chino (PCCh) y mantenerlo como modelo, cambiar el nombre de la enfermedad a COVID-19 para eliminar una palabra relacionada con China, y finalmente negarse a reformar. Al terminar la relación con la OMS, Trump está enviando una fuerte advertencia a todas las demás organizaciones mundiales en las que se infiltró el PCCh.

Dado que Estados Unidos ha contribuido más de 10 veces a lo que hizo China, ¿por qué la OMS siguió a Beijing? Si bien Estados Unidos ha contribuido a la organización y al trabajo, el PCCh se enfoca en poner a los líderes de cada organización bajo su control.

El segundo nuevo movimiento en el discurso de Trump es revocar las visas de ciertos estudiantes chinos que provienen de centros de investigación militar y universidades militares. El PCCh ha enviado a su personal militar y funcionarios a los Estados Unidos para obtener el mejor entrenamiento. Estos científicos militares pueden venir a este país disfrazados de estudiantes comunes o académicos de intercambio.

En China no existe un límite entre el uso militar y civil en la tecnología o en las empresas. Lo que el PCCh quiera usar, lo usa. El régimen reclama la propiedad de todo y de todos en China. Finalmente, Estados Unidos ha aprendido este hecho. Este es un paso importante para controlar la pérdida de propiedad intelectual, especialmente cuando está relacionada con la seguridad nacional.

La tercera parte es sobre finanzas. Estados Unidos exigirá la transparencia de las empresas chinas que cotizan en las bolsas estadounidenses, manteniéndolas en los mismos estándares que las empresas estadounidenses.

Es un secreto a voces en China que las empresas chinas, incluidas algunas empresas estatales en quiebra, crearon informes brillantes para entrar en Wall Street. Los chinos usan las palabras “recoger dinero en Wall Street”. Y se niegan a hacer que sus libros sean transparentes como otras compañías cuyas acciones se venden en bolsas estadounidenses. Es sorprendente que pudieran salirse con la suya durante tanto tiempo, y que tanta gente estadounidense invirtiera en compañías mal operadas y en muchas compañías militares. Estamos pagando nuestros impuestos para construir el ejército de los EE.UU., mientras que invertimos para construir el ejército del PCCh, el cual tiene el claro objetivo de vencer a los Estados Unidos.

Por último, Trump va a revocar el estado de libre comercio de Hong Kong, ya que el PCCh le quitará su último pedazo de libertad. El PCCh ha utilizado a Hong Kong como una ventana para obtener dinero y alta tecnología de Occidente. Estados Unidos ha perdido mucho con este “delito de guante blanco” del PCCh, el frente respetable que permite las maquinaciones del PCCh. Este es el momento adecuado para terminar con este vacío legal que le da al PCCh un acceso gratuito a las finanzas y tecnología en los Estados Unidos.

Con estos movimientos, la administración Trump está tomando medidas serias para proteger la riqueza y tecnología de nuestro país. Y el enfoque finalmente es el correcto: ¡desacoplamiento!

Sin embargo, falta al menos una pieza importante. Estados Unidos no debería permitir redes sociales chinas como WeChat y Tiktok en los Estados Unidos. Esto establecería reciprocidad, ya que el PCCh no permite las redes sociales estadounidenses en China.

Hay un gran grupo de chinos activos en las redes sociales en los Estados Unidos. Ellos atacan a Trump, fingen ser estadounidenses izquierdistas y disfrutan de la libertad de expresión. Este enfoque influyó con éxito una elección crítica para el alcalde de Kaohsiung en Taiwán en 2018. El objetivo del grupo es influir en las elecciones aquí en los Estados Unidos. y aprovechar todas las oportunidades para atacar los valores estadounidenses.

Lidiando con los comunistas

Durante los últimos años, Trump ha estado tratando de lograr un buen acuerdo comercial con China. Esta es una verdadera pérdida de tiempo.

Cuando un país libre trata con un régimen comunista, no hay forma de obtener una situación en la que todos salgan ganando. Robert Lighthizer hizo un gran trabajo para Reagan cuando Estados Unidos estaba teniendo una guerra comercial con Japón. Pero Japón es una sociedad humana.

Esta negociación con el PCCh es muy diferente y mucho más difícil. Con un régimen comunista, estamos lidiando con un demonio. Es por eso que todas las negociaciones serán una pérdida de tiempo. Trump quiere pelear como un caballero, un caballero inteligente. Para negociar con un régimen malvado, un demonio, una mentalidad humana no puede ganar. La única salida es desacoplarse.

El PCCh siempre ha considerado a los Estados Unidos como su enemigo número uno. Su estrategia es debilitar a los Estados Unidos, desordenar a los Estados Unidos y luego destruirlos. Los comunistas ven los valores del mundo libre como la mayor amenaza. Desafortunadamente, el PCCh ha sido bastante efectivo para alcanzar su objetivo.

El arresto de George Floyd fue provocado por su intento de pasar un billete falsificado de USD 20. ¿De dónde vino ese billete? Esperemos ver los resultados de una investigación pronto. Según un informe de USA Today el 28 de enero, los funcionarios de aduanas y protección fronteriza de los Estados Unidos confizcaron 45 cajas, “con USD 900,000 en efectivo falsificado, todo en  billetes de un dólar”.

“Los billetes de un dólar fueron descubiertos en diciembre en el Puerto de Entrada Internacional de Falls en Minnesota en un envío ferroviario originario de China”, según un comunicado de la CBP.

La falsificación de un billete de USD 1 tiene un valor económico bajo a menos que sea parte de una estrategia nacional. En una sociedad estrictamente controlada como China, no es posible imprimir moneda estadounidense o producir y exportar medicamentos, como el fentanilo, sin participación de los niveles altos.

El libro “Unrestricted Warfare” presenta estrategias poco convencionales para que China las use en derrotar a los Estados Unidos. No es solo un libro.

Estados Unidos, como líder del mundo libre, tiene la responsabilidad de contrarrestar el régimen comunista, proteger la libertad en este mundo. Mientras Estados Unidos defiende la libertad en el mundo, también está luchando por la libertad del pueblo chino, al igual que los estadounidenses apoyan al pueblo de Hong Kong.

Este momento hará historia. Esta no es una pelea entre Estados Unidos y China. Esta no es una pelea entre razas. Esta es una lucha entre el bien y el mal, la libertad y el totalitarismo.

Como estadounidense de origen chino, me alegro de que Estados Unidos finalmente haya elegido la lucha correcta, luchando contra la mayor amenaza a la libertad, el comunismo. Espero que más estadounidenses puedan ver la responsabilidad histórica de nuestro país. Espero que algún día cercano mis familiares y amigos puedan respirar el aire de libertad en China, como lo hacemos aquí.

Diana Zhang – La Gran Época

Diana Zhang, Ph.D., es escritora con 20 años de experiencia en el estudio de China. Con sede en los Estados Unidos, usa un seudónimo para proteger a los miembros de su familia en China.