EEUU presentó cargos contra una empresa china por exportar 140 mil mascarillas defectuosas

Las mascarillas tenían el etiquetado de KN-95.

El Departamento de Justicia detalló que los tapabocas apenas filtraban el 22% de partículas, pero se promocionaba con una capacidad de 95%.

Un fabricante chino fue acusado este miércoles de producir y exportar a los Estados Unidos en medio de la pandemia de COVID-19 más de 140.000 máscaras defectuosas y mal etiquetadas.

La firma Crawford Technology Group (HK) Co. LTD quedó acusada por denuncia de violar la Ley Federal de Alimentos, Medicamentos y Cosméticos (FDCA), ya que las mascarillas de calidad inferior estaban etiquetadas como modelo KN-95, sin cumplir las normas de eficiencia de filtración.

En mayo, Crawford, con sede en Shenzhen, “fabricó y vendió 140.400 mascarillas de respiración con filtro KN-95 adulteradas y de marca equivocada a la Compañía-1 para su importación a los Estados Unidos”, indican los documentos judiciales.

El embalaje y las propias mascarillas “indicaban falsamente que eran un 95 por ciento eficientes en el filtrado de las partículas nocivas transportadas por el aire”, añaden los archivos.

Además, en su web, Crawford también aseguraba que sus mascarillas tienen “4 capas de protección” y “pasaron la prueba de la norma nacional 2626-2000”. Según determinó el Departamento de Justicia, estas afirmaciones eran falsas y engañosas porque la eficiencia media de filtrado de los respiradores Crawford era del 22,33 por ciento, muy por debajo de los umbrales requeridos.

El embalaje y las mascarillas mostraban el modelo KN95

El embalaje y las mascarillas mostraban el modelo KN95

“Los equipos de protección personal defectuosos y mal etiquetados son un peligro para todos los que los compran y usan sin querer”, dijo el fiscal Craig Carpenito. “El Departamento de Justicia y nuestros socios siguen comprometidos a encontrar a las empresas sin escrúpulos que venden equipos peligrosos y evitar que pongan en mayor peligro a los trabajadores de la salud y a los socorristas”.

Jason Molina, agente especial de las Investigaciones de Seguridad Nacional, lamentó: “En medio de eso (la pandemia), tenemos compañías como esta que explotaron esta tragedia para obtener ganancias financieras y en el proceso pusieron en riesgo millones de vidas”.

Infobae