Barr dice que unas elecciones realizadas predominantemente por correo son proclives al fraude

El fiscal general de EE. UU. William Barr habla durante la Cumbre Nacional de Opiáceos del Departamento de Justicia en Washington, DC, el 6 de marzo de 2020. (NICHOLAS KAMM/AFP vía Getty Images)

El fiscal general William Barr ha reiterado su preocupación por la seguridad de las boletas por correo, diciendo que las elecciones que se llevan a cabo predominantemente por correo podrían dejar que surgieran “muchas ocasiones para el fraude (…) [y eso es algo que] no se puede vigilar”.

“Creo que hay una serie de preocupaciones sobre las boletas de voto por correo. Y déjeme aclarar esto. No hablo de una votación por correo para un número limitado de casos en los que alguien, ya saben, va a viajar por todo el mundo y la forma en que el estado lo ha previsto es: usted envía su voto por correo”, dijo Barr a NPR durante una entrevista el jueves.

“Hablo de una regla integral en la que todas las boletas son esencialmente enviadas por correo, y hay tantas ocasiones de fraude que no pueden ser controladas por la policía”, añadió.

Los comentarios de Barr se hacen eco de la postura del presidente Donald Trump sobre el tema, algo que ha sido ampliamente discutido por sus críticos. La cuestión del fraude electoral, que ha recibido más atención de la prensa en los últimos años, es un tema muy polémico que a menudo entra dentro de las líneas ideológicas políticas.

Trump ha criticado la idea de la expansión generalizada del voto por correo y ha pedido a menudo a los legisladores republicanos que presionen contra las propuestas que abogan por la generalización del voto por correo. Los demócratas, en cambio, sostienen que las opciones de voto por correo son necesarias para que, debido a la pandemia, los votantes cumplan con las recomendaciones de salud pública y, de este modo, se reduzcan las aglomeraciones.

Los expertos también están divididos sobre el tema. Los partidarios del voto por correo dicen que el fenómeno es tan raro que no es un problema, mientras que los opositores dicen que el fraude de los votantes no es solo real, sino un problema bipartidista.

Barr no dio ningún ejemplo concreto de fraude que le preocupara, pero señaló que le preocupaba la posibilidad de que los votos pudieran ser falsificados, añadiendo que los votos son “bastante primitivos”.

También cree que el voto por correo podría ser el objetivo de países extranjeros que “quieren sembrar la discordia en los Estados Unidos, socavando la confianza en los resultados de las elecciones”.

“Creo que si adoptamos iniciativas por correo esa será un área que explotarán. Y creo que no hay que ser un científico de cohetes para darse cuenta de eso”, dijo Barr.

La conservadora Fundación Heritage mantiene una base de datos que proporciona una muestra de los casos de fraude electoral de todo Estados Unidos. La base de datos, que contiene 1285 casos probados de fraude, no es exhaustiva, dijo la fundación.

El jueves, un concejal de la ciudad de Nueva Jersey y otras tres personas fueron acusados de fraude electoral en relación con unas recientes elecciones especiales que se llevaron a cabo principalmente con boletas por correo.

Actualmente, cinco estados —Utah, Hawái, Oregon, Washington y Colorado— realizan elecciones principalmente por correo. Por otro lado, alrededor de dos tercios de los estados permiten a los votantes solicitar un voto en ausencia sin necesidad de tener un pretexto para hacerlo.

Janita Kan – La Gran Época