Nuevos incidentes por la muerte de George Floyd: manifestantes incendiaron un auto de policía frente a la sede de la CNN en Atlanta

An Atlanta Police car burns as people protest against the death in Minneapolis police custody of African-American man George Floyd, near CNN Center in Atlanta, Georgia, U.S. May 29, 2020. REUTERS/Dustin Chambers.

Es el cuarto día en el que se registran incidentes como consecuencia del hecho de brutalidad policial cometido por Derek Chauvin, quien por la tarde fue arrestado y acusado de asesinato en tercer grado y homicidio involuntario.

Nuevos incidentes se registran en la noche del viernes en distintas ciudades de los Estados Unidos como consecuencia de la muerte de George Floyd a manos de la policía y, en concreto, Derek Chauvin, quien se arrodilló en su cuello durante más de ocho minutos. Esta tarde, Chauvin fue arrestado y acusado de asesinato en tercer grado y homicidio involuntario.

Entre las escenas que se registran se destacan las que tienen lugar en Atlanta, en el estado sureño de Georgia, y en Minneapolis, donde mataron a Floyd.

En Atlanta, cientos de manifestantes se congregaron fuera de las oficinas centrales de la cadena CNN. Según consignó el mismo medio de comunicación, pudieron observar como personas se subieron al logo fuera del edificio, lo pintaron -incluída la palabra “amor” con aerosol- y quemaron una bandera de los Estados Unidos. También rompieron vidrios cerca de la entrada.

Cerca del lugar, otros manifestantes golpearon patrullas de policía que habían acudido allí. En las imágenes puede observarse que varias de ellas tienen los vidrios rotos, mientras que una fue incendiada. Las fuerzas recibieron órdenes de dispersar a la multitud. Un video publicado por CNN muestra como los oficiales se reparten precintos, usados para realizar arrestos.

Miembros de la guardia nacional de Estados Unidos durante las protestas en Minneapolis. Foto: REUTERS/Lucas Jackson

Miembros de la guardia nacional de Estados Unidos durante las protestas en Minneapolis. Foto: REUTERS/Lucas Jackson

La cadena reportó poco después que al menos un agente fue impactado en la cabeza por un objeto contundente. Otro recibió un impacto similar dentro del edificio de la CNN. Corresponsales de la cadena que cubren el evento en vivo volvieron a ingresar al edificio y tomaron resguardo detrás de la policía, que formó una barricada con sus escudos.

La alcalde de la ciudad, Keisha Lance, criticó los incidentes en una conferencia de prensa el viernes. Visiblemente enojada, pidió a los manifestantes que volvieran a sus casas.

“Lo que veo que sucede en las calles de Atlanta no tiene que ver con Atlanta. Esto no es una protesta, este no es el espíritu de Martin Luther King Jr. Esto es caos. Las protestas tienen un propósito. Cuando el doctor King fue asesinado no le hicimos esto a nuestra ciudad”, dijo. Y agregó: “Si quieren cambiar al país, vayan e inscríbanse para votar. Ese es el cambio que necesitamos en este país. Si les importa esta ciudad, entonces váyanse a casa”, agregó.

También hubo protestas en Nueva York y Washington D.C.. En este último caso tuvieron lugar incidentes aislados de menor magnitud a los de Atlanta y Minneapolis. No obstante, circularon imágenes donde manifestantes arrojaron piedras cerca de la Casa Blanca, lo que llevó a las autoridades a cerrar el perímetro temporalmente, medida que ya ha sido levantada.

En Minneapolis, en tanto, se registraron incidentes a lo largo de la tarde, lo que llevó al alcalde de la ciudad, Jacob Frey, a decretar el toque de queda a las 8:00 PM, hora local.

La medida ya ha entrado en vigencia y prohíbe movimientos y reuniones en público hasta las 6:00 AM del sábado, para luego volver a regir desde las 8:00 PM de ese mismo días hasta las 6:00 AM del domingo.

Oficiales de policía durante una protesta por la muerte de George Floyd. Foto: REUTERS/Lucas Jackson

Oficiales de policía durante una protesta por la muerte de George Floyd. Foto: REUTERS/Lucas Jackson

Las fuerzas de seguridad, el personal médico, los soldados de la Guardia Nacional desplegados y cualquier individuo que “necesite atención médica, debe alejarse de situaciones de riesgo o esté en condición de calle” están exceptuados de la medida.

No así los periodistas, que tienen prohibido seguir con sus coberturas de los incidentes durante el toque de queda.

Según reportes de la prensa local, se registraron episodios donde personas desafiaron el toque de queda y salido a las calles. La policía lanzó gas lacrimógeno a aquellos que lo hicieron.

Infobae