Muertes por virus del PCCh, gripe y neumonía disminuyen por segunda semana, según los CDC

Comparte este artículo:

Un bombero del Departamento de Bomberos del Condado de Anne Arundel toma la presión sanguínea de un paciente sospechoso de tener COVID-19 mientras es transportado al hospital, en Glen Burnie, Md., el 3 de mayo de 2020. (Alex Edelman/AFP a través de Getty Images)

El porcentaje de todas las muertes en Estados Unidos atribuidas al virus del PCCh, la influenza y la neumonía disminuyeron durante la segunda semana (que terminó el 25 de abril), según informaron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) el 1 de mayo.

Los datos recopilados de los estados también indican disminuciones en el número semanal de muertes por el virus del PCCh.

Los CDC advirtieron que los números pueden ser revisados a medida que reciban más datos.

El virus del PCCh (Partido Comunista Chino), también llamado el nuevo coronavirus, estalló en la ciudad central china de Wuhan alrededor de noviembre de 2019, antes de propagarse por todo el mundo.

Para el 3 de mayo, había más de 1.15 millones de casos confirmados de COVID-19, la enfermedad causada por el virus, y más de 67,000 muertes atribuidas en Estados Unidos.

“Con base en los datos del certificado de defunción, el porcentaje de muertes atribuidas a la neumonía, la influenza o el COVID-19 (PIC) disminuyó del 23.6% durante la semana 16 y al 14.6% durante la semana 17, lo cual aún es significativamente superior al valor inicial”, afirma un comunicado de los CDC del 1 de mayo. “Esta es la segunda semana de disminución de este indicador, pero el porcentaje sigue siendo alto en comparación con cualquier temporada de influenza. El porcentaje puede cambiar a medida que se procesen los certificados de defunción adicionales de las últimas semanas”.

El porcentaje de todos los pacientes examinados que dieron positivo al COVID-19 también disminuyó por lo menos durante su segunda semana, según los datos del CDC (pdf). La tasa de resultados positivos ha disminuido particularmente para las pruebas realizadas por los laboratorios comerciales, pasando de alrededor del 23% a principios o mediados de abril a alrededor del 16% en la semana que terminó el 25 de abril. Los laboratorios comerciales han realizado casi el 80% de todas las pruebas hasta ahora.

“Los descensos en algunos indicadores clave utilizados para el seguimiento de COVID-19 de una semana a otra podrían cambiar a medida que se reciban datos adicionales, pero también podrían ser el resultado de medidas de distanciamiento social generalizadas”, señalaron los CDC.

Los datos recogidos de los estados individuales y de los medios de comunicación a través del Proyecto de Seguimiento de COVID, una iniciativa voluntaria iniciada por The Atlantic, no parecen coincidir completamente con los datos de los CDC.

Las cifras del proyecto sugieren que las muertes semanales de COVID-19 solo comenzaron a disminuir en la semana que terminó el 25 de abril y siguieron disminuyendo en la semana que terminó el 2 de mayo—también una disminución de dos semanas, pero con una semana de retraso con respecto a las cifras de los CDC.

La tasa de pruebas positivas semanales ha estado disminuyendo durante tres semanas ya, según los datos del proyecto, de casi el 21% a menos del 12%.

Mientras tanto, el volumen de pruebas realizadas en una semana ha aumentado significativamente, de alrededor de 900,000 de hace un mes, a más de 1.6 millones la semana que terminó el 2 de mayo.

Los estados más afectados siguen siendo Nueva York, Nueva Jersey, Massachusetts, Rhode Island y Connecticut. El número de casos positivos por cada 1.000 residentes varía entre ocho en Connecticut y más de 16 en Nueva York.

Los estados menos afectados son Montana, Hawai y Alaska, con menos de 0.5 casos positivos por cada 1000. Entre los estados más grandes, los menos afectados son Texas y Carolina del Norte, cada uno con alrededor de un caso por cada 1000 residentes.

Los CDC declararon que la tasa de hospitalización “acumulativa” de COVID-19 es de unos 40 pacientes por cada 100,000 residentes. Acumulativo significa contar a todas las personas que han sido hospitalizadas alguna vez, incluidas las que ya han sido dadas de alta o han fallecido.

La agencia dijo que las tasas de hospitalización por COVID-19 en adultos (18-64 años) son más altas que las tasas de hospitalización por gripe en “momentos comparables” durante las últimas cinco temporadas de gripe.

Sin embargo, también dijo que para las personas de 65 años o más, “las tasas actuales de hospitalización por COVID-19 son similares a las observadas durante momentos comparables” durante las recientes temporadas de gripe “de alta gravedad”.

En el caso de los niños (menores de 18 años), las tasas de hospitalización por COVID-19 son “mucho más bajas que las tasas de hospitalización por influenza durante las recientes temporadas de influenza”.

Es difícil obtener recuentos nacionales exactos de hospitalización, ya que no todos los estados han comunicado sistemáticamente las cifras.

El Proyecto de Seguimiento COVID contó más de 51,000 hospitalizaciones actuales a la fecha 2 de mayo. El número ha estado disminuyendo constantemente desde el 25 de abril.

Petr Svab – La Gran Época


Comparte este artículo: