Más estados movilizan a la Guardia Nacional tras vandalismo luego de la muerte de George Floyd

Soldados de la Guardia Nacional de EE.UU. patrullan cerca del 5º distrito policial durante una manifestación para pedir justicia para George Floyd, un hombre negro que murió mientras estaba bajo custodia de la policía de Minneapolis, Minnesota, el 30 de mayo de 2020. (CHANDAN KHANNA/AFP vía Getty Images)

Más estados de EE.UU. han movilizado a la Guardia Nacional en un momento en el que se suceden protestas y violentos disturbios tras la muerte de George Floyd bajo custodia policial en Minneapolis a principios de esta semana.

Los gobernadores de Texas, Georgia, Colorado, Missouri, Utah y el alcalde de Los Ángeles, al igual que varios otros estados, movilizaron a la Guardia Nacional el sábado por la tarde en un esfuerzo por controlar las manifestaciones que se tornaron violentas.

“Después de numerosas discusiones con líderes estatales y locales, he firmado una orden autorizando la movilización de hasta 3000 soldados de la Guardia Nacional en todo el estado antes de varias protestas planeadas para el domingo 31 de mayo”, escribió el gobernador de Georgia, Brian Kemp, en la noche del sábado.

“Estos ciudadanos soldados altamente capacitados se asociarán con las fuerzas del orden para preservar la paz y proteger a los georgianos en todos los rincones de nuestro gran estado”, añadió.

El gobernador de Utah, Gary Herbert, también tuiteó que había activado la Guardia Nacional, y dijo que el estado condena la violencia y el saqueo.

“He activado la Guardia Nacional para ayudar a controlar la creciente situación en el centro de Salt Lake City. Una vez más llamo a todos los que protestan a hacerlo de forma pacífica”, escribió.

En un comunicado de prensa emitido el sábado, el gobernador de Missouri Mike Parson dijo que había firmado una orden ejecutiva declarando el Estado de Emergencia en Missouri debido a los disturbios civiles, y señaló que la Guardia Nacional de Missouri y el puesto de la Patrulla de Carreteras de Missouri estaban listos para apoyar a las autoridades locales. No dijo cuándo ni cómo se utilizarían.

“Estamos profundamente tristes por la trágica muerte de George Floyd. También estamos tristes por los actos de violencia que han ocurrido en nuestra nación y estado en respuesta a este evento. En este momento, estamos tomando un enfoque proactivo para proteger a Missouri y a su gente”, dijo el gobernador Parson.

El gobernador de Texas Greg Abbott también activó la Guardia Nacional en respuesta a las protestas en todo el estado, señalando que “los tejanos tienen todo el derecho de ejercer sus derechos de la primera enmienda, pero la violencia y el saqueo no serán tolerados”.

El gobernador de Colorado, Jared Polis, también dijo que había autorizado a la Guardia Nacional de Colorado a apoyar a los funcionarios de la ciudad con actividades de seguridad pública durante el fin de semana, y señaló que el alcalde de Denver, Michael Hancock, había hecho lo mismo con el fin de ayudar a “mantener a la gente segura y evitar más destrucción”.

Hancock ha implementado un toque de queda en toda la ciudad de Denver que entró en vigor el sábado de 8 p.m. a 5 a.m., y se mantendrá cada noche hasta el lunes. El toque de queda se hará cumplir, y los infractores se enfrentan a una multa de hasta 999 dólares o un año de cárcel, sin embargo los que necesiten viajar para actividades esenciales para la salud y la seguridad, y los empleados que viajen hacia y desde el trabajo, estarán exentos.

El alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, dijo que la Guardia Nacional de California ha sido desplegada en Los Ángeles desde la noche hasta la mañana para “apoyar nuestra respuesta local para mantener la paz y la seguridad en las calles de nuestra ciudad”.

Ohio, el estado de Washington, Wisconsin, Kentucky, Minnesota y el Distrito de Columbia también han movilizado a su Guardia Nacional en respuesta a las protestas.

En los últimos días han estallado en todo el territorio de los Estados Unidos protestas generalizadas a raíz de la muerte de Floyd, un hombre negro de 46 años al que la policía trató de arrestar frente a una tienda de comestibles del sur de Minneapolis el Día de la Recordación por presunto fraude.

En el video de un teléfono celular de un ciudadano se veía a un agente —que desde entonces ha sido identificado como Derek Chuavin, de 44 años— arrodillado en el cuello de Floyd durante casi ocho minutos mientras el hombre decía repetidamente que no podía respirar y rogaba a los agentes que no lo mataran. Finalmente no respondió, y un testigo señaló que le sangraba la nariz. Las imágenes se difundieron rápidamente en las redes sociales.

Floyd, padre de dos hijos, fue declarado muerto el lunes por la noche después de que las autoridades lo detuvieran, y los cuatro agentes involucrados en el arresto de Floyd —Derek Chauvin, Thomas Lane, Tou Thao y J. Alexander Kueng— fueron despedidos del Departamento de Policía de Minneapolis el martes, según un comunicado de prensa emitido por el Departamento de Seguridad Pública de Minneapolis.

Si bien muchas personas tratan de protestar pacíficamente por la muerte de Floyd, muchas de las protestas han degenerado en disturbios caóticos y saqueos a gran escala, en particular en Minneapolis, donde la mayoría de los alborotadores son procedentes de fuera del estado, dijo el alcalde de Saint-Paul, Melvin Carter, en una conferencia de prensa a principios del sábado.

Carter dijo a los periodistas que “cada persona” que las fuerzas del orden habían arrestado el viernes por la noche en St. Paul, Minnesota, parecía ser de fuera del estado.

Mientras tanto, el presidente Donald Trump advirtió el sábado que los individuos que “cruzan las fronteras estatales para incitar a la violencia” podrían estar cometiendo un delito federal.

“El 80 por ciento de los disturbios de anoche en Minneapolis eran de FUERA DEL ESTADO. Están perjudicando a las empresas (especialmente a las pequeñas empresas afroamericanas), a los hogares y a la comunidad de buenos y trabajadores residentes de Minneapolis que quieren paz, igualdad y proveer [sustento] a sus familias”, tuiteó Trump.

Katabella Roberts – La Gran Época