La pandemia destaca los estrechos vínculos del estado de Nueva York con Beijing

La gente camina fuera de la Bolsa de Nueva York (NYSE) en la Ciudad de Nueva York el 06 de mayo de 2019. (Spencer Platt/Getty Images)

Comentario

Desde marzo de 2020, Nueva York se convirtió en el epicentro de la pandemia en Estados Unidos.

El encubrimiento y la mala gestión del brote por parte del régimen chino ha resaltado las tácticas engañosas de Beijing.

También ha impulsado a algunos países e instituciones a reexaminar su relación con Beijing.

¿Hará lo mismo el estado de Nueva York, dado sus estrechos vínculos políticos con Beijing?

Nueva York siempre ha sido un objetivo muy codiciado para conquistar por parte del Partido Comunista Chino (PCCh). Desde las finanzas hasta los bienes raíces, desde el entretenimiento hasta los medios de comunicación, desde las instituciones de la Ivy League hasta los consejos escolares, desde el gobierno estatal hasta las organizaciones comunitarias, el PCCh ha estado utilizando un enfoque en todo el país para extender su influencia a todos los tejidos de la sociedad.

A continuación, echamos un vistazo a la influencia de Beijing en todos los niveles de gobierno del estado de Nueva York.

Inversión y cooperación en todos los niveles

El Informe Anual del Comité de Seguridad Nacional e Inteligencia de Parlamentarios de Canadá publicado en 2019 decía: “Con profundas arcas y la ayuda de los facilitadores occidentales, el PCCh utiliza el dinero, en lugar de la ideología comunista, como una poderosa fuente de influencia, creando relaciones parasitarias de dependencia a largo plazo”.

A finales de 2015, las empresas chinas habían hecho una inversión total de USD 9500 millones en 95 proyectos en todo el estado de Nueva York. A finales de 2016, las cifras aumentaron a USD 15,500 millones en aproximadamente 120 proyectos en todo el estado. China se convirtió en el mayor socio comercial del estado de Nueva York fuera de América del Norte, siendo China el principal destino de las exportaciones del estado.

Desde 2016, el gobierno del estado de Nueva York ha establecido activamente relaciones de cooperación en materia de comercio e inversiones con seis provincias o municipios chinos: Jiangsu, Zhejiang, Jiangxi, Yunnan, Beijing y Shanghai. La exvicegobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, subrayó que la magnitud de las economías de Estados Unidos y China “requiere realmente una integración más estrecha”.

Además, había 10 pares de ciudades hermanas entre el estado de Nueva York y China en 2015.

Los “facilitadores occidentales”

Esa relación no es posible sin los “facilitadores occidentales”, los cuales son grupos pro-Beijing y empresas con sede en Estados Unidos financiadas por Beijing. Por ejemplo:

  • La Cámara de Comercio General de China (CGCC), presidida por Xu Chen, presidente y CEO del Bank of China en EE.UU.
  • China Construction America (CCA), encabezada por Yuan Ning y con sede en Nueva Jersey, es una filial de la empresa estatal China State Construction Engineering Corp. Ltd. (CSCEC).
  • China Institute atiende a un gran número de miembros corporativos proporcionándoles acceso a “orientación experta sobre la construcción de la exposición de marca en el mercado chino” entre otras ventajas. También alberga el primer Instituto Confucio (CI@CI) en Nueva York, desde 2006.
  • En 2013 se estableció el Empoderamiento de la Comunidad Asiática Americana (BRACE). Entre los miembros de su junta figuran líderes comunitarios, presidentes de asociaciones y diversas empresas comerciales y de negocios, con un total de casi 10,000 miembros.
  • La Asociación de Amistad Sinoamericana ha invitado a Beijing a participar en la celebración de la víspera del Año Nuevo en Times Square desde 2011, lo cual permite a los grupos de representación china y a los miembros de los consulados chinos a dar una imagen positiva del régimen chino.

Los esfuerzos diplomáticos de Beijing

Desde 2017, ha aumentado el escrutinio internacional debido al espionaje industrial del PCCh; las inversiones en el extranjero, incluidos sus proyectos de la Franja y la Ruta; la construcción militar en el Mar de China Meridional; y las prácticas comerciales desleales.

Todo ello ha llevado a Beijing a elevar sus esfuerzos por mejorar su imagen en el extranjero, especialmente en el estado de Nueva York.

Una transferencia inesperada

En noviembre de 2018, el entonces embajador de China en Zimbabwe, Huang Ping, fue trasladado inesperadamente al consulado chino en Nueva York para convertirse en Cónsul General.

El South China Morning Post citó a Robert Kapp, expresidente del Consejo Empresarial de EE.UU.-China, quien dijo que la medida era para contrarrestar una postura más agresiva hacia Beijing desde que el presidente Donald Trump asumiera el cargo. “Este es un momento de crisis en las relaciones entre EE.UU. y China”, dijo Kapp.

La CGCC organizó un evento de bienvenida para Huang en diciembre de 2018. Asistieron más de 100 líderes empresariales locales, entre los que se encontraban Andy Purdy, exdirector de la división de seguridad cibernética nacional del Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU. y ahora director de seguridad de Huawei Technologies USA; Ed Amoroso, ex-CSO de AT&T; y Tony Scott, ex-CIO de Microsoft y de la compañía Walt Disney.

El presidente Xu Chen se comprometió al cometido de la CGCC de “trabajar junto con el Cónsul General para llevar más empresas chinas a los diez estados del este, y para crear una nueva era en el comercio sino-estadounidense”.

Reuniones, reuniones, reuniones

En marzo de 2019, Huang se reunió con más de una docena de legisladores en Albany y visitó varias oficinas del ayuntamiento.

Huang instó al gobierno del estado de Nueva York y a los gobiernos municipales a apoyar los intercambios y la cooperación con China.

A cambio, una delegación de legisladores estatales, encabezada por Toby A. Stavisky, vicepresidente de la Conferencia de la Mayoría del Senado, visitó a Huang en el consulado chino de Nueva York en mayo. Huang pidió a la legislatura que “manejara los asuntos delicados apropiadamente”, según un artículo en el sitio web del consulado chino.

Resolución del “Día de China”

Dicha diplomacia dio como resultado la resolución del Senado de Nueva York del “Día de China“, la primera resolución en la nación en conmemorar el 1 de octubre, el 70º aniversario de la toma de poder de China por parte del PCCh.

El 18 de junio de 2019, se invitó a representantes del consulado chino y de organizaciones pro-Beijing a presenciar la aprobación de la resolución en el pleno del Senado de Nueva York.

Los grupos que contribuyeron a hacer posible la resolución fueron la Asociación Americana de Comercio de China, el Empoderamiento de la Comunidad Asiática Americana (BRACE), y el Centro de Desarrollo Chino Americano.

Estos grupos fueron anfitriones de la celebración de la “Resolución del Día de China” en Brooklyn el 20 de julio de 2019, donde asistieron senadores estatales, miembros de la asamblea y miembros del consejo municipal. El senador James Sanders fue el promotor de la resolución.

Sanders dijo que era su deseo que a través de la resolución, el estado de Nueva York se convirtiera en el líder de la cooperación de EE.UU. con China, según un mensaje sobre el evento en el sitio web del BRACE.

Otra celebración organizada por 17 grupos locales pro-Beijing tuvo lugar un mes después en el teatro David H. Koch en el Lincoln Center. En el evento, Sanders elogió a China, diciendo, “Los chinos americanos construyeron a Estados Unidos, China construyó al mundo”.

Viajes a China

El presidente del BRACE, John S. Chan, dijo al periódico pro-Beijing, China Press, que el grupo ha estado trabajando durante años en la resolución.

En abril de 2017, el BRACE organizó una “Delegación de Amistad de Relaciones Económicas de Nueva York” de 18 personas para visitar Beijing y Shanghai. La delegación estaba integrada por cinco legisladores del estado de Nueva York.

Los legisladores fueron recibidos por altos funcionarios oficiales de la legislatura de la ciudad de Beijing.

El 15 de septiembre de 2019, la Delegación de Amistad de Relaciones Económicas de Nueva York, promovida por el BRACE y la Asociación de Comercio Chino Americana de Hong Kong, se embarcó una vez más en un viaje de dos semanas a China. La delegación, encabezada por el senador Sanders, visitó ocho ciudades. Según un informe de China Press, hablaron sobre la cooperación entre el estado de Nueva York y China en áreas como el comercio, educación y la tecnología de Internet.

El apoyo de Bloomberg

Michael Bloomberg, alcalde de la ciudad de Nueva York de 2002 a 2013, es partidario de la Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI, también conocida como Una Franja, Una Ruta) y de otros intereses de China.

Dos semanas después de que Trump retirara a Estados Unidos del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático en junio de 2017, Bloomberg habló en una reunión de alto nivel con dignatarios chinos y extranjeros, entre los que se encontraban el Embajador de China Cui Tiankai, el exdirector ejecutivo de Hong Kong C.H. Tung, el presidente del Instituto de Políticas de la Sociedad Asiática y exprimer ministro de Australia Kevin Rudd, y la presidenta de la Sociedad Asiática Josette Sheeran.

En su discurso, Bloomberg elogió las iniciativas de China en materia de cambio climático, diciendo: “China merece mucho crédito por su liderazgo que constituye un fuerte ejemplo para otros países”.

En el frente financiero, Bloomberg Philanthropies organizó el primer foro de negocios de alto nivel entre EE.UU. y China en abril de 2017. Bloomberg dijo, “Durante el último año (2016), he estado presidiendo un grupo de trabajo para ayudar a hacer posible el comercio y liberar el RMB (moneda china) en EE.UU.”

Habló de los hitos en la cooperación del sector financiero de China con Estados Unidos. “El año pasado la sucursal de Nueva York del Bank of China se convirtió en el primer banco de compensación de EE.UU. Se emitió el primer CD [certificado de depósito] estadounidense en RMB. Se emitió la primer licencia con sede en EE.UU. para comerciar con acciones y bonos chinos. En marzo, Bloomberg se convirtió en el primer proveedor de datos financieros en proporcionar bonos e índices de renta fija chinos”.

Bloomberg continuó hablando sobre el BRI: “Invertir en infraestructura es la mejor manera de estimular el crecimiento económico. Nuestra compañía ha organizado una serie de eventos alrededor del mundo llamados, ‘China navegando la nueva ruta de la seda’. Este año se celebró en Ginebra, Hong Kong, Frankfurt, Londres, y asistió el embajador chino en el país”.

Construcción china en Nueva York

Aunque Estados Unidos no participa en el proyecto BRI, China tiene muchas inversiones de construcción en el país.

En febrero de 2019, el cónsul general en Nueva York, Huang Ping, visitó la sede de China Construction America (CCA) en Nueva Jersey.

La CCA es una subsidiaria de la Corporación Estatal de Ingeniería de Construcción de China, de propiedad estatal. Un artículo en el sitio web de la Cámara de Comercio General de China (CGCC) describe a la CCA como “el principal responsable de la globalización de los activos de construcción chinos, así como un activo facilitador de la estrategia de la Franja y la Ruta”.

Huang le dijo al presidente de la CCA, Yuan Ning, “A pesar de las dificultades causadas por la guerra comercial, la CCA debe seguir aprovechando la infraestructura envejecida de EE.UU. para ampliar su mercado”.

La CCA tiene estrechos contactos con el consulado chino y los grupos locales pro-Beijing. En 2017, el director general de la CCA, Yuan Ning, recibió el premio “Blue Cloud” del China Institute por “sus importantes contribuciones” a la relación entre Estados Unidos y China.

Durante dos mandatos, Yuan fue el presidente de la CGCC. Cui Tiankai, embajador en Estados Unidos, elogió a Yuan por “construir el puente más importante—la CGCC—una plataforma perfecta para el comercio entre China y Estados Unidos”.

El otro notable receptor del premio Blue Cloud en 2017 fue el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo.

Algunos de los proyectos que la CCA ha completado en Nueva York incluyen el reemplazo del primer puente ferroviario del proyecto de expansión del LIRR (Long Island Rail Road). La vicegobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, visitó al equipo del proyecto durante la construcción.

La CCA también construyó una torre de alquileres de lujo junto al Hudson River en la ciudad de Yonkers. Yuan, el cónsul general Huang, y el alcalde de Yonkers, Mike Spano, estuvieron presentes en la ceremonia de inauguración en mayo de 2019. Huang aprovechó la oportunidad para abogar por la cooperación entre los dos países: “Este proyecto demostró además que cooperando juntos podemos crear un resultado beneficioso para todos”, dijo.

En junio de 2019, funcionarios de Yonkers, encabezados por el alcalde Spano y el alcalde adjunto, Jim Cavanaugh, visitaron el consulado chino en Nueva York, “para seguir promoviendo y mejorando las relaciones comerciales y la comunicación cultural entre China y la ciudad de Yonkers. También se alentó a China Construction America y a otras empresas con inversiones chinas a participar en proyectos locales y a seguir contribuyendo al desarrollo saludable de las relaciones entre China y Estados Unidos”, escribió el consulado chino de Nueva York en su sitio web.

Resoluciones pro-Beijing

El 7 de marzo de 2017, el Senado y la Asamblea del estado de Nueva York adoptaron una resolución para dar la bienvenida al entonces cónsul general, Zhang Qiyue, y a los miembros de la CGCC.

Antes de la visita prevista del líder del PCCh, Xi Jinping, a Estados Unidos en septiembre de 2015, el Senado del estado de Nueva York aprobó dos resoluciones: una para dar la bienvenida a Xi a Estados Unidos; y la otra para “reafirmar el compromiso de fortalecer los lazos entre el estado de Nueva York y la República Popular China”. La Asamblea Estatal también aprobó una resolución similar.

Eventos para promover la cooperación con Beijing

En diciembre de 2018, el BRACE, la organización pro-Beijing, celebró la gala de su quinto aniversario en Brooklyn. Asistieron a la gala cinco senadores estatales, dos miembros del consejo municipal y representantes del consulado chino.

La Conferencia de Promoción de la Inversión y el Comercio entre China (Guizhou) y Estados Unidos se celebró en junio de 2017. La conferencia promovió la cooperación en la manufactura de alta gama, big data y la industria de la salud. El vicegobernador de la provincia de Guizhou, Lu Yongzheng, el entonces cónsul general Zhang y los legisladores del estado de Nueva York asistieron al evento.

En julio de 2017 se celebró en la ciudad de Buffalo un foro sobre comercio e inversiones entre China y el estado de Nueva York. Zhang, el vicepresidente ejecutivo de Desarrollo Económico del estado de Nueva York, Jeff Janiszewski, y el alcalde de Buffalo, Byron Brown, asistieron a la reunión.

En julio de 2014, el gobernador Cuomo puso en marcha una iniciativa turística mundial para promover las actividades empresariales de Nueva York en el mercado de turismo chino. Cuomo anunció una asociación con China Southern Airlines, la cual inició el 6 de agosto de 2014 con China Southern Airlines celebrando su vuelo inaugural directo desde Guangzhou, China, al Aeropuerto Internacional JFK en Nueva York.

Los gobernadores fueron advertidos sobre la infiltración de China

Durante la reunión de la Asociación Nacional de Gobernadores a principios de febrero de 2020, el secretario de estado de Estados Unidos, Mike Pompeo dijo: “El gobierno chino ha sido metódico en la forma en que ha analizado nuestro sistema (…) ha evaluado nuestras vulnerabilidades y ha decidido explotar nuestras libertades, para obtener una ventaja sobre nosotros a nivel federal, estatal y local”.

“De hecho, me sorprendería que la mayoría de ustedes en la audiencia no haya sido presionados directamente por el Partido Comunista Chino”.

Pompeo advirtió a los gobernadores de los estados que tuvieran cuidado con la infiltración de China, citando una carta de un diplomático del consulado chino en Nueva York al portavoz de una legislatura estatal no identificada, en la que aconsejaba a los funcionarios estadounidenses que se abstuvieran de interactuar de forma independiente con Taiwán.

“Ustedes tenían un diplomático de China, asignado aquí en Estados Unidos, un representante del Partido Comunista Chino, en la ciudad de Nueva York, enviando una carta exhortando a que un funcionario estadounidense electo no ejerciera su derecho a la libertad de expresión”, explicó Pompeo.

A partir del 16 de octubre de 2019, los diplomáticos chinos en Estados Unidos deben notificar al Departamento de Estado con antelación “las reuniones oficiales con representantes de los gobiernos estatales, locales y municipales; las visitas oficiales a instituciones educativas; y las visitas oficiales a instituciones de investigación”.

Epicentro del virus del PCCh

El 22 de enero, el cónsul general, Huang, tocó la campana de cierre en NASDAQ para celebrar el Año Nuevo Chino. Al mismo tiempo, la ciudad china de Wuhan entró en un bloqueo total para frenar la propagación del virus del PCCh, también conocido como el nuevo coronavirus. Sin embargo, el mundo no recibió suficientes advertencias sobre la gravedad del brote en China, ni sobre la posible propagación del virus a través de la transmisión entre humanos. La vida siguió en gran medida como de costumbre.

El 1 de marzo, el gobernador de Nueva York, Cuomo, confirmó el primer caso de virus del PCCh en el estado. En ese momento, se había reportado más de 70 casos en Estados Unidos, la mayoría en la Costa Oeste. Sin embargo, durante las siguientes semanas, el estado de Nueva York se convirtió en el epicentro del brote en Estados Unidos y la ciudad de Nueva York había sido la más afectada. Hasta la fecha, hay más de 353,000 casos confirmados en el estado, con más de 27,000 muertes.

A medida que el virus se propagó a otros países, el PCCh cambió rápidamente a la “diplomacia de la mascarilla”, presentándose como el salvador del mundo mediante la venta de equipo de protección personal (EPP), frecuentemente defectuoso, a países de importancia estratégica. Además, esperaba la gratitud del mundo.

El Consulado de China en Nueva York se asoció con Jack Ma, fundador del gigante tecnológico chino Alibaba, y donó 1000 respiradores a los hospitales de Nueva York. Cuomo elogió al régimen chino por su ayuda. En abril, el Senado Estatal aprobó una resolución para expresar “sincera gratitud al gobierno chino por su considerado aporte”.

Kelly Song – La Gran Época