Irán amenazó a los EEUU con represalias si sus tanqueros cargados de combustible no llegan a Venezuela: “Si algo pasa estarán en problemas”

Rohani y Maduro (AFP)

Teherán envió una flotilla de cinco buques para auxiliar a la dictadura de Maduro, agobiada por la escasez debido al deterioro de su circuito refinador.

El presidente de Irán, Hassan Rohani, advirtió el sábado posibles medidas de represalia contra Estados Unidos si Washington causa “problemas” a sus tanqueros que transportan gasolina iraní a Venezuela, informó la agencia semioficial Mehr.

Una flotilla de cinco tanqueros que transporta combustible iraní para Venezuela, agobiada por la escasez debido al deterioro de su circuito refinador, se aproxima al Caribe, según datos de seguimiento de Eikon de Refinitiv. “Si nuestros tanqueros en el Caribe o en cualquier parte del mundo enfrentan problemas causados por los estadounidenses, ellos (Estados Unidos) también estarán en problemas”, dijo Rohani en una conversación telefónica con el emir de Qatar, informó Mehr.

El canal estatal de televisión de Venezuela, VTV, informó el sábado que el primer buque llegaría a las aguas del país a las 19.00 hora local (2300 GMT). El canal oficial mostró imágenes de unas embarcaciones de la Armada venezolana en el mar esperando a los tanqueros iraníes. No especificó la ubicación de las naves.

TankerTrakers.com, un servicio que rastrea los envíos y el almacenamiento de petróleo, estimó que el primer buque de la flotilla, Fortune, llegaría a la Zona Económica Exclusiva (ZEE) de Venezuela entre las 21.00 y 23.00 hora local (0100-03.00 GMT), según cálculos de hora y velocidad.

“Irán nunca iniciará un conflicto”, dijo Rohani. “Siempre tenemos el derecho legítimo de defender nuestra soberanía e integridad territorial y de servir a nuestros intereses nacionales”, agregó.

El buque petrolero Forest, de bandera iraní

El buque petrolero Forest, de bandera iraní

Irán está suministrando alrededor de 1,53 millones de barriles de combustible a Venezuela, de acuerdo a ambos gobiernos, fuentes y cálculos realizados por TankerTrackers.com en base a los niveles de calado de los buques.

Los envíos han causado un enfrentamiento diplomático entre Irán, Venezuela y Estados Unidos. Los dos primeros países están bajo sanciones de Washington, que considera medidas en respuesta, según un alto funcionario estadounidense, que no dio más detalles sobre las opciones que se están evaluando.

Estados Unidos recientemente reforzó su presencia naval en el Caribe en lo que dijo formaba parte de la ampliación de sus operaciones antidrogas. Pero Jonathan Hoffman, un portavoz del Pentágono, dijo el jueves a periodistas que no estaba al tanto de ninguna operación relacionada con los cargamentos iraníes.

El ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino, aseguró que su país escoltará en su zona económica exclusiva a los tanqueros iraníes.

Irán se apoderó de un petrolero de bandera británica en el Golfo el año pasado, después que las fuerzas británicas detuvieran a un petrolero iraní. Ambas naves fueron liberadas tras una disputa que duró meses.

Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado de Venezuela por más de medio centenar de países, encabezados por Estados Unidos, aseguró que Caracas paga los insumos petroleros de Irán con oro extraído ilegalmente en las vastas zonas mineras del sur del país.

“Están pagando esa gasolina con oro de sangre”, expresó Guaidó en una videoconferencia organizada por Diálogo Interamericano, un centro de reflexión con sede en Washington.

Los lazos de Venezuela con Irán se han visto reforzados con el envío de crudo, lo que el jefe parlamentario consideró “motivo de alarma” para la región dada la posición “estratégica” del país sudamericano. “Estamos muy preocupados por la seguridad de Venezuela y de Latinoamérica por este intento de presencia iraní en suelo venezolano no autorizado por el Parlamento nacional”, único poder legítimo y controlado por la oposición, apuntó Guaidó.

El opositor, quien dijo estar “haciendo monitoreo constante” a los buques, contabilizó, además, “17 vuelos” de “Mahan Air, una aerolínea (iraní) sancionada por transportar armas, al aeropuerto de Las Piedras, donde queda una de las principales refinerías de Venezuela”. Los viajes se habrían realizado entre el 22 de abril y el 8 de mayo.

Infobae (Con información de Reuters)