El régimen chino avanza sobre la autonomía de Hong Kong

Las autoridades de Hong Kong están alineadas al Partido comunista chino. (Captura de pantalla Youtube Euronews).

Desde que comenzó la pandemia, China ha aprovechado que las principales potencias están con problemas internos y ha dado un gran paso en su objetivo de someter a Hong Kong.

El pasado viernes se aprobó un borrador de ley para para “prevenir, detener y sancionar” cualquier acto de “traición, secesión, sedición, subversión” y otros comportamientos que pongan en peligro la seguridad nacional en Hong Kong.

Frente a esta decisión unilateral de China sobre Hong Kong, decenas de miles de personas del bloque pro-democracia han respondido invadiendo las calles y mostrando la enorme unidad del pueblo contra el gobierno comunista, inclusive con la incipiente pandemia de coronavirus. El principal argumento que se utiliza es la defensa del principio “un país dos sistemas” que rige desde 1997.

Para entender de dónde viene este conflicto, debemos remontarnos a la ‘Declaración Conjunta Sino-Británica’ firmada en 1984 y ratificada por la ONU en 1985. Esta Declaración, junto con la resolución británica de traspaso de soberanía de 1997, dictan que Hong Kong es una ciudad autónoma e independiente y China no puede ejercer soberanía sobre esta ciudad-Estado hasta 2047, año en el que Hong Kong podrá ser anexada legalmente. Este pacto fue realizado por la primer ministra británica Margaret Thatcher y el entonces presidente Deng Xiaoping, cuando entonces Occidente estimaba que en 50 años China sería un país capitalista y con una democracia liberal como la que tiene Hong Kong. La realidad por ahora viene siendo muy distinta.

Desde que Xi Jinping está en el poder, China se ha mostrado muy interesada en avanzar sobre la autonomía de Hong Kong mucho antes del cumplimiento del plazo establecido, y hasta ha logrado representación en el Parlamento hongkonés.

Desde Beijing, el canciller Wang Yi declaró a NBC que “esta ley es imperativa” luego de que las protestas en Hong Kong el año pasado “pusieron seriamente en peligro la seguridad nacional de China”.

Se espera que la ley se apruebe este jueves en la Asamblea Nacional Popular china. La ley permitirá que agencias de inteligencia de China se establezcan en Hong Kong, y se proceda con la construcción de una base militar en el seno de la ciudad asiática.

La policía anti-disturbios, que responde a intereses chinos, ya está reprimiendo las concentraciones con gases lacrimógenos, gas pimienta y cañones de agua, aunque no pudieron evitar que los manifestantes tomen control de barrios como Causeway Bay y Wan Chai.

Desde Beijing, el canciller Wang Yi declaró a NBC que “esta ley es imperativa” luego de que las protestas en Hong Kong el año pasado “pusieron seriamente en peligro la seguridad nacional de China”.

Se espera que la ley se apruebe este jueves en la Asamblea Nacional Popular china. La ley permitirá que agencias de inteligencia de China se establezcan en Hong Kong, y se proceda con la construcción de una base militar en el seno de la ciudad asiática.

La policía anti-disturbios, que responde a intereses chinos, ya está reprimiendo las concentraciones con gases lacrimógenos, gas pimienta y cañones de agua, aunque no pudieron evitar que los manifestantes tomen control de barrios como Causeway Bay y Wan Chai.

Según las fuerzas de seguridad locales, ninguna manifestación se ha autorizado el domingo y “la policía desplegará a los efectivos necesarios en los lugares apropiados, actuará con determinación para mantener el orden público y procederá a las detenciones que corresponda”

Sin escrúpulos, el comandante del Ejército Popular de Liberación adscrito a Hong Kong, Chen Dao Xiang, advirtió a los manifestantes que tiene a 10.000 soldados preparados para defender la soberanía china en la ciudad y defender los intereses chinos.

La comunidad internacional todavía no ha tomado una postura firme frente a esta situación, pero EE.UU. está considerando una gran cantidad de sanciones a China, como imponer control en las transacciones por medio del Departamento del Tesoro y congelar los activos de los funcionarios y las empresas chinas, como así restringir las visas de miembros del gobierno chino.

El día de ayer, además, el canciller de los Estados Unidos, le ha reportado al Congreso que dadas las circunstancias, Hong Kong no es más autónoma y que China ha tomado control de la ciudad.

Actualización: en una enorme demostración de autoritarismo, el Congreso de China aprobó una ley a las 4 a.m. del día jueves 28 de mayo que podrá entrar en efecto tan rápido como julio o agosto y permite la implementación de la ley de seguridad china en territorio hongkonés.

BLes (Con información de Derecha Diario)