EEUU incluye a Cuba en lista de países que no combaten el terrorismo

El general Raúl Castro y el designado gobernante cubano Miguel Díaz-Canel. AP/Ismael Francisco, Archivo.

Cuba fue incluida nuevamente en esta lista negra bajo la Sección 40A (a) de la Ley de Control de Exportación de Armas del Departamento de Estado.

El Departamento de Estado de EEUU incluyó este miércoles a Cuba en la lista negra de países que no colaboran con la lucha antiterrorista, de acuerdo con un despacho de la agencia de noticias AFP en su cuenta de la red social Twitter.

Según el propio medio, Corea del Norte, Cuba, Irán, Siria y Venezuela fueron “certificados bajo la Sección 40A (a) de la Ley de Control de Exportación de Armas como ‘no cooperando completamente’ con los esfuerzos antiterroristas de EEUU en 2019”, indicó el Departamento de Estado.

El documento emitido por el Departamento de Estado refiere que el régimen cubano “ha rechazado la solicitud de Colombia de extraditar a diez líderes del ELN que viven en La Habana después de que el grupo se responsabilizara. por el atentado de enero de 2019 contra una academia de policía de Bogotá que mató a 22 personas e hirió a más de 60”.

Igualmente indica que “la negativa de Cuba a comprometerse productivamente con el gobierno colombiano demuestra que no está cooperando con el trabajo de Estados Unidos para apoyar los esfuerzos de Colombia para asegurar una paz, seguridad y oportunidad justa y duradera”.

El Departamento de Estado apunta igualmentre que “Cuba alberga a varios prófugos estadounidenses de la justicia buscados por cargos de violencia política”, muchos de los cuales han residido en la isla durante décadas.

El texto menciona el caso de la negativa del régimen de La Habana a devolver a Joanne Chesimard, “quien fue condenado en EEUU por ejecutar al soldado estatal de Nueva Jersey Werner Foerster en 1973”.

Cuba proporciona vivienda, alimentos y atención médica a estas personas, refiere la nota de prensa del Departamento de Estado de EEUU.

La cartera que dirige Mike Pompeo llamó la atención sobre la inclusión de Cuba, puesto que “es el primer año que ha sido certificado como país que no coopera plenamente desde 2015”. La isla caribeña fue excluida de la ‘lista negra’ tras el arranque del histórico diálogo entre Washington y La Habana para restaurar las relaciones diplomáticas, apunta un reporte de Europa Press.

Un hombre usa una mascarilla facial mientras camina frente a un edificio gubernamental en La Habana, Cuba.

Un hombre usa una mascarilla facial mientras camina frente a un edificio gubernamental en La Habana, Cuba. Guillermo Nova / dpa / Europa Press

Sobre el resto de los países incluidos en la lista

La denominación de países que no colaboran con la lucha antiterrorista implica que “se prohíbe la venta o la licencia para exportar artículos y servicios de defensa” a estas naciones, al margen de que con ello “Estados Unidos notifica a sus ciudadanos y a la comunidad internacional que esos países no están cooperando plenamente” en la lucha antiterrorista.

En el caso de Venezuela, el Departamento de Estado culpa al régimen de Nicolás Maduro de “seguir proporcionando un entorno permisivo para los terroristas en la región”, entre los que ha mencionado a las disidencias de las FARC y al ELN.

Además, recuerda que el pasado mes de marzo acusó de “narcoterrorismo” a Maduro y otros 14 líderes chavistas por su presunto vínculo con las FARC para “inundar” de cocaína Estados Unidos durante más de dos décadas.

Sobre Irán, afirma que “ha seguido siendo el mayor patrocinador del terrorismo durante 2019” por sus vínculos con el partido-milicia libanés Hezbolá, facciones palestinas y “otros grupos terroristas que operan en Oriente Próximo”, entre los que destaca las milicias chiítas de Irak.

Siria, por su parte, “ha continuado con su apoyo político y militar a grupos terroristas”. “La relación del régimen de Bashar al Assad con Hezbolá e Irán se ha hecho aún más fuerte en 2019 a medida que el régimen es cada vez más dependiente de actores externos para combatir a sus opositores y asegurar territorios” en marco de la guerra civil, dice el documento.

Por último, señala a Corea del Norte porque “los cuatro ciudadanos japoneses que participaron en el secuestro del avión de Japan Airlines en 1970 siguen viviendo allí”. “El Gobierno japonés también sigue intentando conocer el destino de los doce japoneses que se cree que fueron secuestrados por Corea del Norte en los 70 y 80”, concluye el texto.

Diario Las Américas (Con información de AFP, Europa Press y nota de prensa del Departamento de Estado de EEUU)