Cansados del confinamiento, cientos de miles de personas llenaron playas y parques de EE.UU.

Mientras las autoridades relajan las restricciones, los estadounidenses aprovechan el fin de semana largo que da inicio a la temporada de verano.

EEUU vive un inusual fin de semana del Día de los Caídos (Memorial Day), el “puente” de fines de mayo que marca el inicio de a temporada estival , con muchas playas reabiertas y muchos asistentes con mascarillas, pero no siempre respetando el distanciamiento social.

La playa en Ocean City, Maryland

El estado de Maryland levantó el confinamiento el 15 de mayo

Los estadounidenses lucían animados el sábado por lo que para muchos era su primer descanso desde las cuarentenas por el coronavirus y se volcaron a las playas y las áreas al aire libre del país, atascando carreteras y forzando cierres en algunas zonas durante el fin de semana largo del Día de los Caídos.

La arena llena de veraneantes en Huntington Beach, California

Los ciclistas también aprovecharon para hacer actividad física en Huntington Beach

Si bien el feriado del Día de los Caídos se conmemora el lunes, el fin de semana anterior marca el inicio no oficial del verano en el país, y los estadounidenses tradicionalmente acuden a las playas, se reúnen en barbacoas en sus casas y hacen picnics en los parques

Paseo comercial muy concurrido en Ocean City, Maryland

Estados Unidos registra hasta este sábado 1.617.838 casos de COVID-19 y 96.802 fallecidos a causa de la enfermedad, según los registros de la Universidad Johns Hopkins.

La familia King, proveniente de Carolina del Norte y Pensilvania, pasea en Myrtle Beach, Carolina del Sur. Admitieron sentir nervios por el riesgo de contagio, pero acordaron que necesitaban una dosis de descanso y aire libre

Dos amigas con mascarillas en un parque de diversiones en Farmington, Utah

Entre los que tomaron sol y disfrutaron de la naturaleza el sábado estuvo el presidente Donald Trump, a quien se vio jugando golf en su club deportivo en el norte de Virginia, en su primera salida desde que la Casa Blanca declaró una emergencia nacional por la epidemia de coronavirus en marzo.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue registrado este sábado al jugar golf, en el Trump National Golf Club, en Sterling (Virginia, EE.UU.). EFE/Jim Lo Scalzo

Un grupo colgó una bandera de Trump en Port Aransas, Texas

Kure Beach, en Carolina del Norte

Las intensas lluvias acotaron las multitudes en las zonas costeras de Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut, donde se reabrieron las playas luego de que los gobernadores instaran a las personas a mantenerse a al menos dos metros de distancia para evitar la propagación del coronavirus.

La vista en Coney Island, Brooklyn, sin mucha gente por la lluvia

TierraPura (Con información de Infobae)