Ante despidos en Univisión, Jorge Ramos difama el movimiento para reabrir la economía de Estados Unidos

Jorge Ramos, presentador de Noticias Univisión

El presentador principal de Univisión nuevamente utilizó su plataforma privilegiada en Facebook Watch para desacreditar a los estadounidenses que piensan de manera distinta a él. Esta vez, dirigió su propaganda capciosa a quienes buscan un alivio en las restricciones para que los estadounidenses vuelvan a trabajar y brindar sustento a sus familias- incluso frente a los despidos en su empresa matriz.

Como verán a continuación, Ramos abrió su episodio del 23 de abril de “Real America” menospreciando el movimiento para reabrir a los Estados Unidos, y tachándolo de “una guerra contra la ciencia, una guerra contra los hechos, una guerra contra la salud pública y una guerra contra la verdad”, a la vez lanzando su propia pequeña ofensiva contra la verdad al mostrar declaraciones del presidente en orden cronológico inverso con el fin de descollar una contradicción fabricada (haga clic en “Expandir” para ver la transcripción):

JORGE RAMOS: Este es el nuevo campo de batalla de la guerra cultural en los Estados Unidos.

PRESIDENTE DONALD TRUMP: Nunca he visto tantas banderas americanas en un mitin como en estos mítines. Esta gente ama a nuestro país, quieren volver al trabajo. Son excelentes personas. Miren, están hastiados del encierro. Quieren volver. Quieren recuperar su vida. Les quitaron la vida.

MANIFESTANTE: No estamos solos.

MANIFESTANTE: Se trata de volver al trabajo. No queremos cheques. No queremos limosnas.

TRUMP: Creo que me escuchan. Parecen ser manifestantes que me apoyan.

RAMOS: Esta es una guerra contra la ciencia. Es una guerra contra la salud pública. Una guerra contra los hechos. Y una guerra contra la verdad.

DR. ANTHONY FAUCI: Si te adelantas, será contraproducente. Ese es el problema.

TRUMP: Estamos abriendo nuestro gran país de nuevo.

VICE PRESIDENTE MIKE PENCE: Nadie quiere reabrir Estados Unidos más que el presidente Donald Trump.

RAMOS: Trump quiere restaurar el país, pero ni siquiera puede estar de acuerdo consigo mismo en cómo hacerlo.

TRUMP: Ahora que hemos pasado el pico en nuevos casos, comenzamos a vivir otra vez. Comenzamos a rejuvenecer nuestra economía nuevamente…

RAMOS: Con el libreto, dice una cosa.

TRUMP: Los gobernadores estarán facultados para desarrollar el enfoque que cumpla con las diversas circunstancias de sus propios estados…

RAMOS: Cuando improvisa, dice otra.

TRUMP: Cuando alguien es el presidente de los Estados Unidos, la autoridad es total. Los gobernadores lo saben.

Como vemos con su engañosa edición de las citas de Trump, esta no es la primera vez que Ramos juega con el contexto para enfatizar un punto: recientemente seleccionó dos segundos de la entrevista del doctor Anthony Fauci con Jake Tapper con el fin de atacar la respuesta del gobierno de Trump a la pandemia del coronavirus.

Este episodio de Real America dio la sensación de ser un anuncio político prolongado. En primer lugar, vemos la intercalación de las imágenes de los manifestantes con clips de Trump, con música siniestra de fondo. Para la porción con los gobernadores Andrew Coumo de Nueva York y Gavin Newsom de California, ambos demócratas, el tono cambió por completo incluso con el trasfondo de música esperanzadora. Finalmente, Ramos cerró con su propio “comentario especial” a favor de un bloqueo extendido para no volver “a donde empezamos”. De esa manera, Ramos proyectó el debate sobre la rapidez con la que se debe reabrir el país para los negocios, como una opción (falsa) entre la vida o la economía.

Como es la norma en Real America, el único lado de cualquier argumento es el lado de Ramos. No hay entrevistas con personas que quieran volver a trabajar, no hay discusión de cómo algunos estados han infringido los derechos constitucionales individuales mientras obligan al encierro, no hay entrevistas con gobernadores de estados republicanos (pero sí muchos ataques), y ninguna discusión sobre el posible costo humano de un encierre extendido. Solo están Ramos, un campo lleno de hombres de paja, una antorcha y opiniones sin base fáctica, tales como: “Este es el nuevo campo de batalla en la guerra cultural de Estados Unidos”, y “Esta es una guerra contra la ciencia. Es una guerra contra la salud pública. Una guerra contra los hechos. Y una guerra contra la verdad.”

Las críticas de Ramos hacia aquellos que quieren reabrir el país para el comercio se producen en medio de una ronda fuerte de licenciamientos sin sueldo (furloughs) y despidos en Univisión, tal y como informara la revista Forbes. Cabe señalar que el peso de los despidos no recayó en integrantes de prensa élite como Ramos, sino en el personal de producción de clase trabajadora que opera tras bambalinas, y que ahora tiene que buscárselas mientras el mismo Ramos les condena por querer volver a trabajar para traer el pan a sus familias.

Eso es lo que está pasando en la Verdadera América, a diferencia de la propaganda liberal disfrazada de periodismo que Ramos representa y que tanto Univisión como Facebook siguen propagando.

Jorge Bonilla – MRC Latino