Trump aprobó declaraciones de desastre mayor para los 50 estados

El presidente Donald Trump celebra una reunión informativa con los miembros del Grupo de Trabajo sobre el Coronavirus de la Casa Blanca en Washington el 5 de abril de 2020. (Sarah Silbiger/Getty Images)

Los 50 estados y territorios de los Estados Unidos ya han sido declarados como zonas de desastre mayor, según anunció el presidente Donald Trump en la sesión informativa diaria del Grupo de Trabajo sobre el Coronavirus de la Casa Blanca el 5 de abril.

La declaración de desastre mayor provee una amplia gama de programas de asistencia federal para individuos e infraestructura pública, incluyendo fondos para trabajo de emergencia y permanente. Estados Unidos ya está bajo una declaración de emergencia nacional emitida el 13 de marzo, que dispuso 50 mil millones de dólares en fondos de ayuda de emergencia para ciudades y estados.

“Solo quiero decir (…) esta es una operación militar total que hemos llevado a cabo, y especialmente en las últimas semanas. Cincuenta estados y territorios ya han sido declarados como zonas de desastre mayor, lo cual es muy inusual y se debe al Cuerpo de Ingenieros del Ejército”, dijo Trump.

El presidente también señaló que el Javits Center de la ciudad de Nueva York es ahora uno de los hospitales más grandes de los Estados Unidos, y que “cuenta con cientos de [personas que trabajan como parte del] personal médico federal desplegado, [que pertenece a] dos unidades hospitalarias del ejército”, y añadió que “están haciendo un gran trabajo”. Trump dijo que su administración entregará 600,000 mascarillas N95 adicionales a la ciudad el lunes para “atender las necesidades del sistema de hospitales públicos”.

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) también entregará respiradores a los estados más afectados, incluyendo Luisiana, que recibirá 200. Michigan recibirá 300, Massachusetts recibirá 100, Nueva Jersey recibirá 500 y 600 irán a Illinois, dijo Trump.

Trump también agradeció al gobernador Jay Inslee de Washington por devolver 400 respiradores que ya no necesitaban, que ahora pueden ser desplegados en otros lugares de nuestro país. Dijo que Inslee se sentía “confiado en que están en buena forma para las próximas semanas hasta que podamos declarar una victoria final”.

“A partir del martes, habremos desplegado más de 3000 profesionales militares y de salud pública en Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut y otras partes de nuestro país. Tres mil, y ese número va en aumento, y esperamos ver una nivelación en los puntos más calientes de todos ellos. Así que ya veremos. Lo verán en los próximos días. Veamos qué pasa. Pero estamos preparados”, dijo Trump.

Además, 1200 nuevos kits de test rápidos, que tardan 15 minutos en producir un resultado, y que según el presidente son “muy rápidos y muy precisos”, se distribuirán a los laboratorios de salud pública antes del martes. Trump añadió que se están produciendo más y se enviarán a otros países en el futuro.

El presidente también dijo que 1.67 millones de estadounidenses ya se han realizado la prueba y han recibido los resultados. Señaló que Estados Unidos “soportará el pico de esta terrible pandemia” en los próximos días antes de agradecer a los “increíbles médicos y enfermeras y trabajadores de la salud en la primera línea de frente”, a los que llamó “guerreros”.

Su administración también está comprando y almacenando hidroxicloroquina, un fármaco que se ha utilizado tradicionalmente para tratar el paludismo, el lupus y la artritis reumatoide. El presidente ha promocionado dicho medicamento como un medio para combatir el virus del PCCh y anteriormente se le llamó “algo que cambia las reglas del juego”.

Los médicos de los Estados Unidos están recetando hidroxicloroquina, al igual que Francia y Bahrein. La India la ha recomendado para los trabajadores de la salud. A pesar de que muestra resultados prometedores, las autoridades sanitarias han advertido a la población que se mantenga cautelosa hasta que los ensayos clínicos de mayor envergadura validen los estudios de menor envergadura.

Entre ellos se encuentra el Dr. Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas de los Estados Unidos y miembro del Grupo de Trabajo de la Casa Blanca sobre el Coronavirus. En una conferencia de prensa de la Casa Blanca el 20 de marzo, dijo que los datos sobre el fármaco hasta ahora “no se hicieron en un ensayo clínico controlado. Por lo tanto, no se puede hacer ninguna declaración definitiva al respecto”, y que solo tales estudios determinarían si dicho medicamento es realmente seguro y efectivo.

Katabella Roberts – La Gran Época