«Ponemos nuestra confianza en las manos de Dios Todopoderoso» dijo Trump en su mensaje de pascua

Presidente Donald Trump junto con el vicepresidente Mike Pence en la Oficina Oval de la Casa Blanca orando antes de dar un mensaje de Pascua.

Durante un mensaje de Pascua, el presidente Trump instó a los estadounidenses a «centrarse en la oración, la reflexión y el crecimiento en nuestra relación personal con Dios».

El Viernes Santo, el presidente Donald Trump participó en una bendición de Pascua en la Oficina Oval de la Casa Blanca, con el obispo Harry Jackson, a quien le pidió dirigir una oración.

En su oración, el Obispo Jackson, pastor principal de la Iglesia de Otoño en Chesapeake, Virginia, agradeció al Presidente por incluir a las iglesias en los esfuerzos de ayuda. «Muchas iglesias habrían tenido que cerrar… si no hubiera sido por su perspicaz liderazgo», dijo.

«El Viernes Santo… es uno de los días más oscuros en la fe cristiana en que Cristo estuvo en sustitución de nuestro pecado. Pero la resurrección es nuestra victoria. Pero es paralela a la Pascua», dijo Jackson. «Queremos que esta plaga pase. Queremos que todos en Estados Unidos estén seguros».

Continuó orando: «Señor, deja que pase el ángel de la muerte. Que haya una mitigación de esta plaga, esta enfermedad. Que surja la ciencia médica».

«Anímate, la esperanza está en camino. Amén», concluyó Jackson.

Durante sus palabras Trump agradeció a los trabajadores que hacen «enormes sacrificios para poner fin a esta pandemia».

«En este momento sagrado, nuestra nación está inmersa en una batalla como nunca antes, contra el enemigo invisible. Nuestros valientes médicos, enfermeras y personal de respuesta…están luchando para salvar vidas», dijo Trump. «Nuestros trabajadores compiten para entregar suministros médicos críticos. Los mejores científicos están trabajando las 24 horas para desarrollar terapias que salvan vidas».

«Ciento ochenta y cuatro países a partir de esta mañana están luchando contra este enemigo, y oramos por todos ellos», dijo Trump.

«En este Viernes Santo, los cristianos de todo el mundo recuerdan el sufrimiento y la muerte en la cruz de nuestro Señor y Salvador, Jesucristo», dijo Trump, «En el Domingo de Pascua, celebraremos su gloriosa resurrección».

El presidente dijo que como las personas no podrán «reunirse con los demás como lo haríamos normalmente en la Pascua», pueden «usar este tiempo sagrado para centrarse en la oración, la reflexión y el crecimiento en nuestra relación personal con Dios«.

Continuó: «Pido a todos los estadounidenses que oren para que Dios sane a nuestra nación; que traigan consuelo a los que están de duelo; den fuerza a los médicos, enfermeras y trabajadores de la salud; devuelvan la salud a los enfermos; y que renueven la esperanza en cada persona que está sufriendo. Nuestra nación saldrá adelante como nunca antes».

«Sus oraciones se sienten y estoy siempre agradecido», dijo Trump sobre los estadounidenses que oraron por él y su liderazgo durante la crisis del coronavirus.

También honró a «nuestro gran Vicepresidente (Mike Pence) y a su maravillosa esposa, a quien todos conocemos muy bien, Karen, por el increíble trabajo que hacen y por su servicio no sólo al país sino por su servicio a Dios».

Citando al profeta Isaías, Trump dijo, «La oscuridad cubre la tierra… pero el Señor se levanta sobre ti, y su gloria aparece sobre ti… porque el Señor será tu luz eterna».

Mientras América «lucha contra el enemigo invisible», continuó, «reafirmamos que los americanos creen en el poder de la oración». «Damos gracias por la majestad de la creación y por el regalo de la vida eterna. Y ponemos nuestra confianza en las manos de Dios Todopoderoso».

Trump dijo que planea asistir al servicio en línea del Domingo de Pascua organizado por el pastor Robert Jeffress de la Primera Iglesia Bautista de Dallas, Texas.

«Tenemos el Domingo de Pascua, y voy a estar viendo al pastor Robert Jeffress, que ha sido un gran tipo», dijo Trump. «Y voy a estar viendo en una computadora portátil. Ahora bien, un portátil no es lo mismo que estar en su iglesia o estar en otra iglesia. No lo es».

Por otra parte, Trump aseguró que el número de muertes en EE.UU. por Covid-19 será «sustancialmente menor» que la proyección de la semana pasada de 100.000.

Hasta la madrugada del sábado, había más de 1,7 millones de casos confirmados de Covid-19 en todo el mundo con 103.257 muertes, según la Universidad Johns Hopkins. En los Estados Unidos, el conteo de casos fue de 501.615 con 18.777 muertes.

Bibliatodo Noticias