EE.UU. dejará de depender de otros países para producir suministros médicos, asegura un asesor de la Casa Blanca

Miembros de la Guardia Nacional de Nueva York apoyando la respuesta multi-agencia por COVID-19 / Imagen: The National guard/ Flickr.

Peter Navarro, asesor económico de la Casa Blanca que participa de la fuerza de trabajo contra el coronavirus (virus del Partido Comunista chino), aseguró el pasado jueves que los Estados Unidos pronto volvería a fabricar suministros médicos para dejar de lado la dependencia de otros países.

Navarro señaló que dada la crisis actual a la que fue empujado el país norteamericano, los departamentos federales, así como del Departamento de Asuntos de Veteranos y el Departamento de Defensa necesitan comprar los suministros médicos y demás equipos para la salud en EE.UU.

De acuerdo con el Washington Examiner, Navarro, quien también es coordinador nacional de la Ley de Defensa de Producción, aseveró: “Nunca más debemos confiar en el resto del mundo para nuestras medicinas y contramedidas esenciales”.

“Una de las cosas que nos ha enseñado esta crisis es que dependemos peligrosamente de una cadena de suministro global (…) Para nuestros medicamentos como la penicilina, nuestros suministros médicos, máscaras y nuestros equipos médicos como los ventiladores”, agregó el funcionario estadounidense.

Navarro también expresó que la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA por sus siglas en inglés) se vería en el deber de aprobar la fabricación de medicamentos para que Estados Unidos se incluya entre los países que importan suministros.

De ese modo se puede dar por concluida la necesidad de competir contra mano de obra barata así como las regulaciones ambientales laxas y los diferentes regímenes impositivos, indica el Washington Examiner.

Navarro, quien hace poco se convirtió en el coordinador de la Ley de Producción de Defensa tiene como principal objetivo prevenir los “cuellos de botella o demoras” en lo que se refiere a la producción de suministros médicos para combatir al virus del PCCh.

De acuerdo con Fox News, el funcionario se mostró complacido por el avance diligente que están mostrando muchas empresas ante la emergencia nacional que vive el país por la pandemia.

“El presidente ha movilizado toda la fuerza del gobierno federal, pero también hemos visto todo el poder de la empresa privada unirse a nosotros”, afirmó Navarro, reconociendo la cantidad de “buenas historias” que han quedado en medio con la labor que vienen gestionando las empresas estadounidenses.

La semana pasada con la implementación del gobierno federal de la Ley de Protección de Defensa, General Motors fue una de las empresas que se alineó con las necesidades de producción que requiere el país en el escenario de pandemia anunciado la reapertura de una de sus plantas inactivas en Míchigan, ahora destinada a producir máscaras faciales en masa.

Mientras tanto, la FDA recientemente ha autorizado la primera prueba de coronavirus que mide los anticuerpos en la sangre, de ese modo se prevé estudiar a las personas que se han recuperado de la enfermedad y descubrir quien es inmune para eventualmente aportar al desarrollo de una vacuna.

Redacción BLes