Administración Trump distribuirá más de USD 6000 millones de fondos a universidades y colegios

Los estudiantes se mudan de los dormitorios en Harvard Yard en el campus de la Universidad de Harvard en Cambridge, Massachusetts, el 12 de marzo de 2020. (Maddie Meyer/Getty Images)

La secretaria de Educación, Betsy DeVos, anunció el jueves que más de USD 6000 millones se distribuirán de inmediato a colegios y universidades para que las instituciones puedan proporcionar subsidios directos de emergencia en efectivo a sus estudiantes.

El Congreso aprobó hace dos semanas un proyecto de ley de ayuda de USD 2,2 billones, conocido como Ley CARES, en un esfuerzo por aliviar el estrés económico de los estadounidenses en medio de la pandemia. De los USD 14,000 millones que la Ley CARES asignó a la educación superior, USD 6300 millones se han puesto a disposición de los colegios y universidades para proporcionar subvenciones en efectivo para ayudar a los estudiantes a cubrir los gastos relacionados con las interrupciones en su educación debido al brote del virus del PCCh, incluidos los materiales del curso, la tecnología, comida, vivienda, atención médica y cuidado de niños.

Los fondos de la Ley CARES están disponibles para todo tipo de instituciones de educación superior, incluidas universidades públicas y privadas sin fines de lucro de cuatro años, colegios comunitarios y con fines de lucro. DeVos sostuvo que no hay una ley que prohíba que las organizaciones con fines de lucro reciban ayuda, luego de que los demócratas del Senado de alto rango argumentaran en una carta (pdf) que las universidades con fines de lucro no deberían poder acceder a ese dinero.

Una estudiante se muda de su dormitorio en la Universidad de Michigan el 17 de marzo de 2020. (Gregory Shamus/Getty Images)

Para recibir la financiación, las instituciones deben firmar un acuerdo (pdf) que dice que usarán el dinero según lo previsto.

El jueves, el Departamento de Educación también publicó una lista detallada (pdf) sobre la cantidad de dinero que recibirá cada institución según una fórmula aprobada por el Congreso, que se pondera hacia las instituciones que inscriben a más beneficiarios de la Beca Pell de bajos ingresos. Por ejemplo, la Universidad de Rutgers de Nueva Jersey, con un 30 por ciento de sus estudiantes recibiendo becas Pell, recibirá USD 54 millones.

“Lo mejor para los estudiantes es el centro de cada decisión que tomamos”, dijo DeVos en un comunicado de prensa. “Es por eso que priorizamos la obtención de fondos rápidamente para los estudiantes universitarios que más lo necesitan. No queremos necesidades financieras insatisfechas debido al coronavirus para descarrilar su aprendizaje”.

En una carta (pdf) dirigida a los presidentes de colegios y universidades el jueves, DeVos dijo que la Ley CARES da a las instituciones la libertad de decidir cómo distribuir los fondos. Pero alentó al liderazgo de cada institución a priorizar a sus estudiantes con la mayor necesidad y, al mismo tiempo, “considere establecer un umbral de financiamiento máximo para cada estudiante para garantizar que estos fondos se distribuyan lo más ampliamente posible”.

Se espera que las universidades reciban otra ronda de cheques de ayuda de USD 6000 millones, pero DeVos no especificó cuándo sucederá. DeVos dijo en una conferencia telefónica con reporteros que su departamento quería moverse lo más rápido posible para ayudar a los estudiantes cuyas vidas y planes académicos han sido interrumpidos por la pandemia en curso.

GQ Pan – La Gran Época