51 residentes de un asilo de ancianos dan positivo para COVID-19 sin presentar síntomas

AdviniaCare en Wilmington, Massachusetts (Google Maps)

Más de la mitad de los residentes de un asilo de ancianos de Massachusetts dieron positivo en la prueba del virus PCCh a pesar de no mostrar ningún síntoma.

Un creciente conjunto de pruebas muestra que algunas personas infectadas con el virus del PCCh (Partido Comunista Chino), comúnmente conocido como el nuevo coronavirus, nunca presentan síntomas y otras que al final sÍ, pero pueden transmitir el virus mientras están asintomáticas.

Pointe Group Care dijo a finales del viernes que 51 de los 98 residentes de AdviniaCare, en Wilmington dieron positivo en la prueba del virus.

“Los residentes que hayan dado positivo serán aislados de los que no lo hicieron, y recibirán la atención especializada y el apoyo del personal y el equipo de Partners [Healthcare]”, señaló la empresa en un comunicado.

Chris Hannon, director de operaciones de la compañía, expresó que los resultados de las pruebas fueron una sorpresa.

“Teniendo en cuenta lo agresivos que hemos sido, esto señala lo insidioso que es este virus; estamos luchando contra un enemigo invisible”. Nos aseguramos de que los residentes con la enfermedad reciban la atención especializada y el apoyo que necesitan”, expresó.

El centro de atención estaba programado para convertirse pronto en un centro de recuperación del virus de 142 camas, pero esos planes se han dejado en suspenso después de que los resultados de las pruebas llegaran. Los residentes iban a ser trasladados a otras instalaciones, pero tenían que dar negativo antes de ser trasladados.

Esta imagen de microscopio electrónico de barrido muestra al SARS-CoV-2 (objetos redondos de color magenta), al que Epoch Times se refiere como el virus del PCCh, emergiendo de la superficie de células cultivadas en el laboratorio. (NIAID-RML)

El Dr. Charles Tsun-Zhi Pu, director médico de Partners Healthcare para la salud de la población, mencionó que hacer pruebas a los pacientes antes de trasladarlos ayudó a evitar que el virus se propagara fuera de la institución.

“Deja claro las desafiantes circunstancias clínicas en las que todos estamos operando, y el importante papel que juegan las pruebas en la lucha contra esta pandemia”, comentó en un comunicado.

Los funcionarios del estado están buscando centros que puedan atender a los pacientes con COVID-19, la enfermedad que causa el virus, para prepararse para un aumento proyectado de casos a finales de este mes.

No quedó claro de forma inmediata el tiempo que las pruebas positivas retrasarían la conversión de AdviniaCare en un centro de atención de COVID-19. El Centro de Rehabilitación y Enfermería Especializada Beaumont en Worcester, otro asilo de ancianos seleccionado para ayudar a lidiar con el esperado aumento de casos, manifestó a principios de la semana que pospondría esos planes luego de que uno de sus 147 residentes diera positivo.

Los centros para el cuidado de ancianos han sido una preocupación desde que el virus comenzó a propagarse en Estados Unidos. El primer grupo importante de casos fue identificado en el Centro Life Care de Kirkland, un centro de enfermería en el condado de King, estado de Washington. La instalación fue finalmente vinculada a 37 muertes y demandada por los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid, después de que las autoridades de salud pública descubrieran que no tenía suficiente equipo de protección personal, desinfectante de manos y otros artículos.

Los miembros del personal a veces trabajaban a pesar de mostrar síntomas y a veces no estaban al tanto o no seguían las recomendaciones de ser cautelosos cuando estaban en contacto cercano con los pacientes.

Los investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades explicaron en un informe reciente que 23 de los 76 residentes de Life Care que se hicieron la prueba del virus del PCCh dieron positivo y aproximadamente la mitad no mostraban síntomas el día de la prueba.

La evaluación basada en los síntomas de los residentes de centros de enfermería especializada podría no identificar todos los casos de la nueva enfermedad y los pacientes sin síntomas podrían contribuir a la transmisión del virus, afirmaron los investigadores.

El informe fue uno de los siete citados por los funcionarios federales al anunciar nuevas recomendaciones el viernes por la noche de que todos los estadounidenses usen máscaras al salir de sus casas.

Casi dos tercios de los residentes y del personal del centro de Kirkland finalmente resultaron infectados.

Zachary Stieber – La Gran Época