Uno de los funcionarios venezolanos buscados por narcoterrorismo se entregó en Colombia y fue trasladado a Estados Unidos

Alcalá Cordones es un ex general del ejército venezolano.

Cliver Alcalá Cordones es uno de los jerarcas chavistas acusados el jueves, y sobre el cual había una recompensa de 10 millones de dólares ofrecida por Washington.

A las 5 y media de la tarde aproximadamente, el mayor general Cliver Alcalá Cordones fue trasladado a un avión que despegó rumbo a los Estados Unidos. Eso ocurrió luego de que su abogado se pusiera en contacto con las autoridades norteamericanas para establecer la entrega del oficial venezolano, sobre cuya cabeza fue colocada la recompensa de 10 millones de dólares.

El oficial reveló en exclusiva para Infobae que las imputaciones que la fiscalía de los estados Unidos le estaba haciendo ahora, son las mismas que en su momento le hicieron cuando fue incluido en la lista OFAC. “Yo respondí por ellas en su momento y se evacuaron las pruebas solicitadas, demostrando mi inocencia”, señaló.

Dijo que esta situación responde a lo sucedido con la incautación de un lote de armas, en territorio colombiano, “que pertenecen al pueblo venezolano en su lucha por la libertad”. Que la consecuencia es la traición de sectores de la Oposición.

No puedo quedarme en territorio colombiano porque estaría comprometiendo a las autoridades de Colombia que en realidad nada tienen que ver, ni tenían conocimiento de las actividades que se estaban desarrollando por la libertad de Venezuela”, dijo.

“Es una situación además muy difícil porque desde el momento que la fiscalía norteamericana le coloca precio a mi cabeza, me está exponiendo a grupos de caza recompensa. Mi libertad no es negociable”, expresó.

Con inteligencia colombiana

El día de ayer en contacto telefónico el mayor general Cliver Alcalá Cordones reveló el momento en el cual era trasladado por un grupo de personas que se presentaron a su casa, con el fin de brindarle protección. “Estoy siendo acompañado por funcionarios de Inteligencia de Colombia que me han alertado sobre grupos privados que querían capturarme para entregarme al Gobierno de Estados Unidos”.