Trump pide un nuevo paquete de gasto en infraestructura de 2 billones de dólares

El presidente Donald Trump parte para la Estación Naval de Norfolk desde la Casa Blanca en Washington el 28 de marzo de 2020. (Sarah Silbiger/Getty Images)

El presidente Donald Trump ha pedido al Congreso que apruebe un plan de gasto de 2 billones de dólares para renovar las carreteras, puentes y otras infraestructuras de América.

Trump tuiteó el martes un mensaje pidiendo a los legisladores que aprovechen el entorno de tasa de interés casi cero para adoptar un paquete “muy grande y atrevido”, “centrado únicamente en los puestos de trabajo y la reconstrucción de la otrora gran infraestructura de nuestro país”.

El presidente dijo que los fondos deben ser incluidos en el próximo proyecto de ley que los legisladores están redactando actualmente para responder a la crisis del coronavirus, al que se refieren como “Fase 4”.

Tal petición revive una promesa que Trump hizo durante la campaña de 2016: arreglar el país en lugares donde la infraestructura se está desmoronando.

El presidente Donald Trump sube al podio durante un mitin de campaña dentro de la arena del Centro Knapp de la Universidad Drake en Des Moines, Iowa, el 30 de enero de 2020. (Tom Brenner/Getty Images)

Mientras tanto, el líder de la mayoría del Senado Mitch McConnell (R-Ky.) ha expresado su cautela respecto al avance de un cuarto paquete de estímulos.

“Creo que tenemos que esperar unos días ahora, unas semanas, y ver cómo van las cosas”, dijo McConnell en “The Hugh Hewitt Show”, según The Hill.

“Veamos cómo van las cosas y respondamos en consecuencia”, añadió. “No voy a permitir que esto sea una oportunidad para que los demócratas logren iniciativas políticas no relacionadas que de otra manera no podrían aprobar”.

El líder de la mayoría del Senado, el senador Mitch McConnell (R-Ky.), habla con los medios de comunicación en el Capitolio de Washington el 5 de febrero de 2020. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

La petición de Trump, que consiste en realizar más gasto en infraestructura, sigue a la masiva ley de respuesta al COVID-19 de 2.2 billones de dólares que el Congreso aprobó y Trump firmó la semana pasada. Esa ley de estímulo incluye cheques para las familias, así como préstamos y subvenciones a las pequeñas empresas.

Además, la Reserva Federal ha prometido comprar tantos bonos del Tesoro como sea necesario para que los mercados de préstamos funcionen sin problemas después de que el comercio se estancara en aquellos mercados que ayudan a las empresas a pedir prestado dinero en efectivo a corto plazo para hacer la nómina, para que los compradores de viviendas obtuvieran hipotecas y para que los gobiernos locales realizaran trabajos de construcción.

Estas medidas han ayudado a que los mercados sean menos débiles, según los inversores, y las acciones han subido. El S&P 500 ha subido más de un 17 por ciento desde el lunes pasado.

“Estamos más o menos en este lapso”, dijo Brent Schutte, estratega jefe de inversiones de Northwestern Mutual Wealth Management Co. en declaraciones a The Associated Press. “Primero tenemos que poner en marcha el plan económico y luego tenemos que empezar a ver que algunas de las acciones de contención den sus frutos. En algún momento, será la forma de volver al trabajo”.

Entre los próximos anuncios económicos está el informe de empleos del viernes, que se espera que muestre una fuerte caída en las nóminas.

Las empresas también informarán sobre los resultados de sus ganancias durante el primer trimestre en las próximas semanas, y los analistas aguardan una gran caída en las ganancias que no se veía desde comienzos de 2016, según FactSet. Los números pueden empeorar en el siguiente trimestre.

Los economistas de Goldman Sachs dijeron el martes que esperan que la economía estadounidense se reduzca en un 34 por ciento en el segundo trimestre, pero que esperan que el crecimiento se recupere en el tercer trimestre.

La Reserva Federal, por su parte, estimó que el desempleo en el segundo trimestre de este año oscilaría entre el 10 y el 42 por ciento, con una probable tasa de desempleo de alrededor del 32 por ciento.

Foto de archivo de un motociclista que pasa por delante del Edificio de la Reserva Federal en Washington, DC, el 24 de mayo de 2015. (Chris Kleponis/AFP/Getty Images)

El número de casos conocidos de COVID-19 sigue aumentando, y el recuento mundial ha superado los 820,000 según la Universidad Johns Hopkins. Los Estados Unidos han registrado más de 175,000 casos de la enfermedad, que es causada por el virus del Partido Comunista Chino (PCCh).

La mayoría de las personas que contraen el COVID-19 tienen síntomas leves o moderados, que pueden incluir fiebre y tos. Pero para otros, especialmente los adultos mayores y las personas con problemas de salud existentes, el virus puede causar neumonía y requerir hospitalización.

Tom Ozimek – La Gran Época

The Associated Press contribuyó a la elaboración de este artículo.