Senado de EE.UU. aprueba USD 2000 millones para familias y empresas afectadas por la pandemia

Mitch McConnell, líder de la Mayoría del Senado.

A últimas horas del miércoles el Senado de Estados Unidos aprobó por unanimidad un paquete de ayuda económica de emergencia de 2200 millones de dólares para proteger los medios de vida de los estadounidenses, los hospitales y su economía sacudida por la pandemia del COVID-19.

La votación en el Senado 96-0 significó que el proyecto de ley pasará ahora a la Cámara de Representantes, donde se espera que voten el viernes.

“Yo animo a la Cámara a aprobar esta legislación vital y enviarla a mi escritorio para su firma sin demora. La firmaré inmediatamente”, dijo el presidente Donald Trump el miércoles durante su reunión diaria en la Casa Blanca con el Grupo de Trabajo del Coronavirus.

“El Senado va a permanecer unido, actuar unido y aprobar hoy este histórico paquete de ayuda”, declaró además el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell (R-Ky.).

Las medidas contenidas en 880 páginas, forman parte del tercer proyecto de ley de respuesta al coronavirus producido por el Congreso y es el mayor paquete de rescate en la historia de Estados Unidos. Estas se basan en los esfuerzos de financiación anteriores centrados en las vacunas, la respuesta de emergencia, la licencia médica de los trabajadores por motivo de enfermedad y de familia y la ayuda alimentaria.

La “Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica contra el Coronavirus” o la “Ley CARES” (H.R. 748) incluye 350,000 millones de dólares en préstamos de retención de empleo para pequeñas empresas que proporcionarán ocho semanas de salarios, con la posibilidad de perdonar los préstamos siempre que las empresas se mantengan al día con los gastos generales y empleen a sus trabajadores.

También incluye un programa de 500,000 millones de dólares para préstamos garantizados y subvencionados a industrias más grandes, incluyendo las aerolíneas.

Se espera que los hospitales reciban al menos 100,000 millones de dólares para hacer frente a la avalancha de pacientes de COVID-19. El proyecto de ley también proporciona 45,000 millones de dólares para financiar esfuerzos de ayuda adicionales a través de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias para la respuesta de emergencia local y los servicios comunitarios.

Los estadounidenses recibirán un pago directo único de 1200 dólares por adulto, hasta un máximo de 75,000 dólares al año, y 2400 dólares por pareja casada, hasta un máximo de 150,000 dólares, con pagos de 500 dólares por niño.

El paquete también proporciona hasta 250,000 millones de dólares en beneficios de desempleo ampliados, con el fin de ayudar a reemplazar los salarios de los trabajadores con licencia por un máximo de cuatro meses. Los trabajadores con permiso de ausencia recibirán la cantidad que su estado normalmente proporciona para el desempleo, más un complemento de 600 dólares por semana. Los contratistas independientes y los que trabajan por cuenta propia tendrán derecho, por primera vez, a los beneficios.

Varios senadores republicanos insistieron el miércoles en que el proyecto de ley sea enmendado para asegurar que a los trabajadores despedidos no se les pague más en beneficios de desempleo de lo que ganan en su trabajo. Pero una enmienda que hubiera cambiado la disposición falló justo antes que el Senado aprobara el paquete de ayuda.

Los demócratas a su vez bloquearon dos veces el paquete de emergencia de 2000 millones de dólares.

Anoche, el funcionario de la Casa Blanca, Eric Ueland, dijo que tanto la Casa Blanca y los senadores republicanos que buscaban la enmienda habían llegado a un acuerdo sobre el paquete de ayuda, permitiendo que la enmienda fuera a votación.

The Epoch Times se refiere al nuevo coronavirus chino como el virus del PCCh (Partido Comunista Chino) porque el encubrimiento y la mala gestión del PCCh permitieron que se propagara por toda China y creara una pandemia mundial.

La pandemia ha matado a más de 1000 personas en Estados Unidos e infectado a más de 69,000 hasta la fecha, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Los casos confirmados del virus del PCCh siguen aumentando en el país a medida que aumentan las pruebas de laboratorio y los centros especializados analizan las muestras atrasadas.

Mimi Nguyen Ly – La Gran Época

The Associated Press contribuyó a este informe.