Senado aprueba segundo paquete de ayuda ante crisis por coronavirus

El líder de la mayoría republicana, Mitch McConnell, pidió a sus aliados conservadores no ser quisquillosos con el paquete de asistencia.

WASHINGTON D.C.- El Senado aprobó un segundo paquete de asistencia ante la crisis por coronavirus, con lo que los legisladores han pasado ya a trabajar en el tercer paquete, que podría incluir desembolsos directos a los estadounidenses.Con una votación de 90-8, el Senado aprobó la legislación que ofrecerá pruebas gratuitas para detectar el virus, licencias pagadas por enfermedad para quienes están contagiados o quienes necesiten cuidar a un pariente.

La legislación incluye también fondos adicionales para Medicaid, asistencia alimenticia y beneficios por desempleo. El presidente Donald Trump firmó la ley y ya entró en vigencia.

“Seguiremos trabajando en el siguiente proyecto de ley para responder a la crisis y quiero repetir que el Senado permanecerá en sesiones hasta concluir con la fase 3”, fueron las palabras del líder de la mayoría republicana, Mitch McConnell, citadas por la cadena de televisión NBC.

Yo recomendaría a los senadores que se mantengan cerca. No está claro cuánto tiempo tomarán los siguientes pasos, pero como todos saben, estamos moviéndonos rápido porque la situación lo exige” explicó.

El proyecto de ley había sido aprobado por la Cámara de Representantes en la madrugada del sábado, pero la votación en el Senado se atrasó luego que republicanos y demócratas entraran en conflicto sobre cuánto tiempo de licencia pagada por enfermedad debía otorgarse. Los legisladores introdujeron limitaciones sobre qué empleados serían beneficiados, lo cual permitió su aprobación.

El consentimiento a este segundo paquete de asistencia abre el camino para la aprobación de lo que los legisladores están llamando la fase 3 (un paquete de asistencia por un billón de dólares) que incluirá 500,000 millones de dólares en desembolsos directos a los estadounidenses.

Algunos republicanos han dicho que no les parece que la propuesta haga mucho énfasis en ayuda directa a los estadounidenses cuando ellos creen que se debería ofrecer asistencia a las pequeñas y medianas empresas para asegurarse que puedan cubrir sus costos de planilla.

New York Times publicó que, ante las inconformidades generadas por la diversidad de criterios, el senador McConnell les pidió a los legisladores conservadores que no era momento para ser perfeccionista.

“Este es momento para una acción urgente bipartidaria, y en este caso, no creo que deberíamos dejar que la perfección sea enemiga de algo que ayudará a una parte de los trabajadores estadounidenses”, aseveró McConnell.

Voz de América