Republicanos en alerta después de descubrir que Pelosi metió problema masivo en el proyecto de ley

El republicano Lindsey Graham y la demócrata Nancy Pelosi.

Parece que debemos aceptar el hecho de que Estados Unidos está entrando en una depresión económica mucho peor que la recesión de 2007-09. ¿Será tan malo como la gran depresión? Probablemente no, pero si será terrible.

Teníamos alguna pequeña esperanza de salvar la economía si se aprobaba un alivio directo para los trabajadores estadounidenses y las pequeñas empresas esta semana, pero consideramos que ahora es imposible. Los senadores republicanos Tim Scott, Lindsey Graham y Ben Sasse, revelaron esta tarde que hay un “error de redacción masivo” dentro del paquete que tendrá “consecuencias devastadoras.”

El problema se relaciona con las demandas que la bruja Nancy Pelosi y Chuck Schumer metieron en el proyecto de ley sobre beneficios de desempleo. Una vez que se de cuenta del problema, puede ver que los demócratas hicieron esto a propósito para destruir el proyecto de ley.

Básicamente, todo se reduce a que los demócratas lograron ingresar a la ley una disposición que aumenta los beneficios máximos de desempleo que alguien puede obtener en $600 por semana. Parecía una gran idea hasta que alguien comenzó a hacer los cálculos. Con esta disposición, muchos trabajadores despedidos podrán obtener más del 100 por ciento de sus ingresos.

Aunque creemos que el estadounidense promedio merece obtener más de $600 por esta crisis, esto hace que los beneficios de desempleo sean más valiosos que tener un trabajo y significa que los empleadores despedirán a los trabajadores a propósito y los trabajadores estarán contentos de ser despedidos.

Los senadores republicanos Tim Scott, Lindsey Graham y Ben Sasse están presionando por una enmienda al proyecto de ley para limitar los beneficios de desempleo al 100% de los ingresos de una persona. Esto retrasará aún más el proyecto de ley, pero eso es lo que Pelosi quiere.

“A menos que se resuelva este proyecto de ley, existe un fuerte incentivo para que los empleados sean despedidos en lugar de ir a trabajar. Lamentablemente, debemos oponernos a la aceleración de este proyecto de ley hasta que se aborde este texto, o hasta que el Departamento de Trabajo emita una guía regulatoria que ningún estadounidense ganaría más por no trabajar que por trabajar,” dijeron los tres senadores en un comunicado.

“Creo que necesitamos arreglar esto ahora porque solo empeora el problema,” dijo Graham.

“Quiero una votación de enmienda. Veremos que pasa.”

“No podemos alentar a las personas a ganar más dinero en el desempleo que en el empleo,” dijo Tim Scott a los periodistas durante una conferencia de prensa.

Schumer escribió en una carta a sus colegas que “el programa de UI extendido en este acuerdo aumenta el beneficio máximo de desempleo en $600 por semana y asegura que los trabajadores despedidos, en promedio, recibirán su salario completo durante cuatro meses.” Él solo se está haciendo el tonto. Él y Pelosi sabían exactamente lo que estaban haciendo con esta disposición.

Los senadores demócratas como Chris Murphy están ayudando a Pelosi a ejecutar el plan: “No complicamos demasiado esto. Varios senadores republicanos están retrasando el proyecto de ley bipartidista de emergencia Coronavirus porque piensan que el proyecto de ley es demasiado bueno para los estadounidenses despedidos.”

Es simple, el proyecto de ley no es matemáticamente factible y colapsaría la economía. Todo esto se habría evitado enviando cheques a los estadounidenses. En cambio, los demócratas buscan expandir masivamente el socialismo o colapsar la economía. El mal aquí es asombroso, de verdad.

Ah, ¿y adivina qué se dio la Cámara de Representantes en este proyecto de ley? Un aumento de $25 millones. Lo siento amigos, pero ya ni siquiera tenemos la energía para decir eso, porque básicamente estamos en el punto en el que debemos considerar una revolución.

Ah, y no hemos terminado. Justo antes de que publicar este artículo, el socialista Sanders anunció que probablemente tomará medidas para detener completamente la ley si se realizan cambios. Comencemos hablando de una revolución ahora.

Miguel Ramos – Política Veraz