Pence: Laboratorios privados harán pruebas de coronavirus con “enorme capacidad”

El vicepresidente Mike Pence y los miembros de la Fuerza de Tarea de Coronavirus llegan para una conferencia de prensa en la Casa Blanca en Washington, el 6 de marzo de 2020. (Win McNamee/Getty Images)

WASHINGTON—El vicepresidente Mike Pence anunció el viernes que los laboratorios comerciales harán pruebas de COVID-19 para detectar y responder eficazmente al brote en medio de una escasez nacional de pruebas.

“Hemos podido proporcionar pruebas a todas las jurisdicciones y laboratorios estatales que lo han solicitado”, dijo Pence en una conferencia de prensa, y agregó que los laboratorios comerciales también han intervenido para desarrollar pruebas para satisfacer la demanda futura.

Del 2 al 5 de marzo, el gobierno distribuyó más de 900,000 pruebas en todo el país, dijo Pence. Para el sábado otras 200,000 pruebas y para principios de la próxima semana, se espera que se envíen un millón más de pruebas.

“LabCorp y Quest, dos de los principales laboratorios comerciales de Estados Unidos han anunciado que las pruebas estarán disponibles para el lunes”, dijo Pence, y agregó que la “enorme capacidad” de estos laboratorios hará que las pruebas estén disponibles para los médicos, farmacias y MedChecks locales en todo el país.

La cifra de muertos en Estados Unidos por el coronavirus aumentó a 14, con todas las víctimas menos una en el estado de Washington. Y el número de infecciones aumentó a 200 en todo el país.

“La buena noticia es que la mayoría de los estadounidenses que han contraído esta enfermedad están siendo tratados y recuperándose y en el camino hacia la recuperación”, dijo Pence, instando a las personas mayores a usar el sentido común y la precaución.

La gente más vulnerable

Hablando en la conferencia de prensa, el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, dijo que los estadounidenses de edad avanzada con afecciones subyacentes son los “más vulnerables a las complicaciones de enfermedades graves e incluso la muerte”.

Estas condiciones subyacentes, dijo, incluyen enfermedades cardíacas, pulmonares y renales, y diabetes.

“Si usted es una persona en esa categoría, piense dos veces” antes de subir a un avión o ir a un lugar lleno de gente, dijo.

El Centro de Servicios de Medicaid y Medicare emitió nuevas pautas recientemente para proteger a las personas mayores del país. Las nuevas medidas incluyen limitar las visitas a hogares de ancianos.

“Con seguridad, en Corea del Sur, nadie murió antes de los 30 años”, dijo la embajadora Debbie Birx, coordinadora de respuesta al coronavirus de la Casa Blanca, durante una conferencia de prensa el 4 de marzo. “Y la mediana de edad en Italia era de 81 años, de los que sucumbieron. Los que se enfermaron tenían una edad promedio de 60 años”.

Crucero de Hawai

Pence, quien lidera la Fuerza de Tarea de Coronavirus de la Casa Blanca, anunció que 21 personas en el crucero Grand Princess que estaban retenidas frente a la costa de California dieron positivo para COVID-19. De las 21 personas que dieron positivo, 19 son miembros de la tripulación y dos son pasajeros. El barco regresó a San Francisco después de visitar Hawai.

Los funcionarios del gobierno “han desarrollado un plan que se implementará este fin de semana para llevar el barco a un puerto no comercial”, dijo Pence.

“Todos los pasajeros y la tripulación serán examinados para detectar el virus. Aquellos que necesitarán ser puestos en cuarentena serán puestos en cuarentena. Aquellos que requieran atención médica adicional la recibirán”.

El barco tiene casi 1.100 miembros de la tripulación, que se espera que estén en cuarentena a bordo del barco, dijo Pence.

El vicepresidente se reunió con ejecutivos de la industria de las aerolíneas el 4 de marzo para obtener más información sobre los pasajeros de las aerolíneas expuestos a la enfermedad. Dijo que también se reuniría el sábado con ejecutivos de líneas de cruceros en Florida para discutir qué medidas adicionales pueden tomar estas compañías para mejorar la salud y la seguridad de los pasajeros.

En enero, la administración Trump ordenó amplias restricciones de viaje para evitar la propagación de la enfermedad, impidiendo que todos los extranjeros que hayan estado en China en los últimos 14 días ingresen a los Estados Unidos.

Más tarde, la administración amplió la prohibición existente de viajar desde Irán en respuesta a los crecientes casos de coronavirus en ese país.

Y a partir del 3 de marzo, la administración implementó completamente un proceso de selección para viajeros de Italia y Corea del Sur. Los pasajeros que llegan a los Estados Unidos desde todos los aeropuertos de Corea del Sur e Italia ahora están sujetos a múltiples controles antes de abordar un avión.

El presidente Donald Trump formó una Fuerza de Tarea de Coronavirus para combatir la propagación de la enfermedad con un enfoque de todo el gobierno. Nombró a Pence el 26 de febrero para supervisar el grupo de trabajo y elogió su experiencia en el manejo de crisis de salud durante su tiempo como gobernador de Indiana en 2014. Pence dijo anteriormente que el grupo de trabajo mantendría una rueda de prensa diaria para proporcionar actualizaciones.

Emel Akan – La Gran Época