No hay escasez de camas de hospital o de respiradores en Nueva York, dice Birx

La coordinadora de respuesta del Grupo de Trabajo sobre el Coronavirus de la Casa Blanca, Deborah Birx, habla, mientras el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, escucha, durante la sesión informativa diaria sobre el virus del PCCh, en la Casa Blanca en Washington, DC, el 24 de marzo de 2020. (Mandel Ngan/AFP vía Getty Images)

No hay escasez de camas en la unidad de cuidados intensivos ni de respiradores en Nueva York, según la Dra. Deborah Birx, miembro del grupo de trabajo de la Casa Blanca sobre el coronavirus.

Birx hizo el comentario durante una sesión informativa de la Casa Blanca el 26 de marzo en respuesta a las discusiones en los medios de comunicación sobre la posibilidad de que el sistema de salud del estado se vea abrumado por los pacientes infectados por el virus del PCCh.

“Nos hemos reunido con nuestros colegas en Nueva York para asegurarnos de que aún quedan camas en las UCI [unidad de cuidados intensivos] y que aún hay más de mil o dos mil respiradores que no se han utilizado todavía”.

Birx señaló que la cobertura de la CNN y el Washington Post de las “situaciones de no resucitar” que se están discutiendo en algunos hospitales, se considera que están desconectadas de la realidad sobre el terreno. Una orden de no resucitar es escrita por un médico de acuerdo con un paciente o la familia del paciente. Tanto la CNN como el Post informaron sobre las discusiones en algunos hospitales de anular los deseos de los pacientes y las familias para proteger a los médicos y enfermeras de una posible infección por reanimación debido a la posible falta de equipo de protección.

Birx dijo que esos informes de los medios de comunicación están desbordando la importancia de las discusiones técnicas que tienen lugar en los hospitales mientras los médicos y las enfermeras se preparan para los peores escenarios que pueden o no ocurrir.

“No hay ninguna situación en los Estados Unidos en este momento que justifique ese tipo de discusión”, dijo Birx.

“Pueden estar pensando en ello en un hospital. Ciertamente muchos hospitales hablan de esto a diario, pero decir eso al pueblo americano, dar a entender que cuando necesitan una cama de hospital no va a estar ahí, o cuando necesitan ese respirador no va a estar ahí, no tenemos ninguna evidencia de eso en este momento”.

Birx se estaba refiriendo a la proyectada escasez de camas de hospital y de respiradores en el estado de Nueva York. El gobernador Andrew Cuomo ha confiado regularmente en la proyección de que Nueva York necesitará 140,000 camas de hospital y 30,000 ventiladores. El estado tiene un estimado de 53,000 camas y está muy lejos de la necesidad proyectada de respiradores. Birx subrayó que no hay escasez actual y que la Casa Blanca se ajusta constantemente a la realidad sobre el terreno.

“En este momento se puede ver que estos casos se concentran en áreas altamente urbanas. Hay otras partes de los Estados que tienen muchos respiradores y otras partes del estado de Nueva York que no tienen ninguna infección en este momento. Así que podemos ser creativos. Podemos satisfacer la necesidad siendo sensibles”.

Birx ha estado insistiendo recientemente en llamar a la calma y tomar una visión racional respecto a algunas de las proyecciones parecidas al “día del juicio final” sobre el virus del PCCh.

Nueva York tiene el mayor número de casos confirmados de COVID-19 en los Estados Unidos. El brote se concentra en la ciudad de Nueva York, que reportó 365 muertes totales y más de 30,000 casos confirmados el 26 de marzo.

The Epoch Times se refiere al nuevo coronavirus, que causa la enfermedad COVID-19, como el virus del PCCh porque el encubrimiento y la mala gestión del Partido Comunista Chino (PCCh) permitieron que el virus se propagara por toda China y creara una pandemia mundial.

Ivan Pentchoukov – La Gran Época