Legisladores de EE.UU. piden a Twitter prohibir cuentas del Partido Comunista Chino por desinformación de virus del PCCh

Dos legisladores republicanos instan a Twitter a que prohíba a los funcionarios comunistas chinos de su plataforma en respuesta a la agresiva campaña de propaganda del régimen para “limpiar” su encubrimiento del brote.

“Mientras la pandemia del coronavirus está afectando a familias, gobiernos y mercados de todo el mundo, el Partido Comunista Chino está llevando a cabo una masiva campaña de propaganda para reescribir la historia del virus del PCCh, también conocido como COVID-19 y encubrir las mentiras del Partido”, escribieron el Senador Ben Sasse (R-Neb.) y el Congresista Mike Gallagher (R-Wis.) en una carta del 20 de marzo al CEO de Twitter, Jack Dorsey.

The Epoch Times se refiere al nuevo coronavirus, que causa la enfermedad COVID-19, como el virus del PCCh porque el encubrimiento y la mala gestión del Partido Comunista Chino permitieron que el virus se propagara por toda China y provocara una pandemia mundial.

Twitter está censurado en China, pero docenas de diplomáticos, embajadas y consulados chinos están activos en la plataforma, impulsando narrativas autorizadas por el régimen sobre el brote.

Por ejemplo, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Zhao Lijian, promovió recientemente la conspiración de que el virus provenía del Ejército de Estados Unidos, haciéndose eco de la insinuación del régimen de que el brote no se originó en China. Después del tweet, el Departamento de Estado de Estados Unidos convocó al embajador chino en Estados Unidos, y el Secretario de Estado Mike Pompeo llamó a un alto diplomático chino para condenar los “excéntricos rumores” dirigidos por el régimen.

“Al prohibir Twitter en China, el Partido Comunista Chino mantiene a sus ciudadanos en la oscuridad. Al poner propaganda en Twitter, el Partido Comunista Chino está mintiendo al resto del mundo”, escribieron los legisladores.

Los congresistas dijeron que la propaganda que ofusca el origen del virus “potencialmente socava los esfuerzos para contener y controlar el brote”.

“Creemos que este comportamiento más que justifica su eliminación de la plataforma”, escribieron.

Los legisladores hicieron varias preguntas a Twitter, incluyendo si cree que los funcionarios chinos están “participando en un intercambio libre y abierto de ideas sobre el virus”, cómo ve esas declaraciones de China, y cómo ve su responsabilidad hacia los usuarios si estos funcionarios “de hecho tienen motivos ocultos y están deliberadamente difundiendo información errónea en su plataforma”.

Un portavoz de Twitter se negó a comentar las solicitudes de los legisladores, pero confirmó que la empresa ha recibido la carta.

Durante una conferencia de prensa el viernes, Pompeo también acusó a China, Irán y Rusia de hacer “esfuerzos coordinados para desacreditar” el esfuerzo de EE.UU. para contener el brote. Refiriéndose indirectamente al tweet de Zhao, subrayó que la transparencia y la información precisa son lo que puede proteger al público americano.

“Solo insto a todos, ya que están viendo información—información que en algún momento sugirió de alguna manera que este virus emanó del Ejército de Estados Unidos (…) Cada estadounidense de hecho, y la gente de todo el mundo, debe asegurarse de que a donde acuda en busca de información sea una fuente fiable y no un malhechor que trate de crear y hacer fluir la información que saben que es errónea”, dijo Pompeo.

Pompeo instó al régimen a que informara rápidamente al mundo sobre “lo que sabían y cuándo lo supieron”.

“Necesitamos saber inmediatamente. El mundo tiene derecho a saber”, dijo. “El gobierno chino fue el primero en conocer este riesgo para el mundo, y eso pone una obligación especial de asegurar que aquella información llegue a nuestros científicos, a nuestros profesionales”.

“No se trata de una retribución”, añadió. “Estamos en un ejercicio aquí en vivo para hacer esto correctamente”.

Eva Fu – La Gran Época