Las operaciones del mayor puerto de EEUU se ven impactadas por el coronavirus

Cargueros y contenedores en el puerto de Los Ángeles, EEUU, 18 febrero 2015. REUTERS/Bob Riha, Jr./Imagen de archivo.

El puerto de Los Ángeles, el más grande de Estados Unidos, se ha visto significativamente impactado por el brote del nuevo coronavirus y proyectó este miércoles una caída en sus negocios de al menos 15% en el primer trimestre de este año.

Eugene Seroka -director ejecutivo de esta terminal que trabaja principalmente con carga proveniente y con destino a China– dijo al concejo legislativo de la ciudad que solo en febrero vio una caída de 20% a 25% en comparación con el mismo mes del año pasado.

Precisó por ejemplo que 40 buques que estaban programados para llegar al puerto hasta abril fueron cancelados.

Hemos avisado al mercado que esperamos que el volumen de contenedores del primer trimestre baje entre el 15 y el 17 por ciento”, añadió. “Esperamos que el volumen de contenedores en el primer trimestre baje entre 15% y 17%”.

“Menos carga significa menos puestos de trabajo”, añadió, indicando que ya algunos trabajadores fueron puestos en licencia.

Imagen de archivo de contenedores en las terminales Yusen (YTI) de la isla de terminales del Puerto de Los Ángeles en Los Ángeles, California, Estados Unidos. 30 de enero, 2019. REUTERS/Mike Blake/Archivo

Imagen de archivo de contenedores en las terminales Yusen (YTI) de la isla de terminales del Puerto de Los Ángeles en Los Ángeles, California, Estados Unidos. 30 de enero, 2019. REUTERS/Mike Blake/Archivo.

Seroka alertó que los efectos del nuevo coronavirus, que mató a más de 3.200 personas en el mundo, representará pérdidas por “decenas de miles de millones de dólares a la industria”.

Y destacó que el principal problema hoy día son los contenedores vacíos, los productos perecederos y agrícolas “que se están acumulando en nuestros puertos debido a las cancelaciones de los barcos”.

Eso causará al agricultor un daño mayor, que se sumará además a los aranceles” de la guerra comercial de China y Estados Unidos.

Phillip Sanfield, portavoz del puerto, dijo a la AFP que la caída de la actividad fue similar a la experimentada durante la recesión de 2009.

Más de la mitad de los negocios del puerto se realizan con China, de donde se importan muebles, autopartes, ropa, calzado y productos electrónicos.

Los pasajeros llegan a LAX desde Shanghai, China, luego de que se anunciara un caso positivo del coronavirus en el suburbio de Los Ángeles. REUTERS/Ringo Chiu

Los pasajeros llegan a LAX desde Shanghai, China, luego de que se anunciara un caso positivo del coronavirus en el suburbio de Los Ángeles. REUTERS/Ringo Chiu

Entre los bienes que Estados Unidos envía a su vez a China destacan productos reciclados, materias primas como algodón, chatarra y algunos productos agrícolas como soja y carne de vacuno.

La asociación estadounidense de Autoridades Portuarias dijo en un comunicado la semana pasada que el volumen de carga en muchos puertos del país durante el primer trimestre puede caer en 20% o más en comparación con 2019 debido a la propagación del virus.

“Las cosas se recuperarán eventualmente, y de hecho estamos escuchando noticias sobre fábricas que están volviendo a funcionar en China, y puertos que se están acelerando para mover la carga”, dijo Chris Connor, presidente y CEO de la Asociación.

“Al mismo tiempo, gerentes de cadenas de suministro de todo el mundo están trabajando incansablemente para mantener la carga en movimiento y asegurar que los bienes que necesitamos estén disponibles cuando y donde los necesitemos”.

El brote del nuevo coronavirus, o COVID-19, que ha afectado a más de 90.000 personas en el mundo, ha golpeado fuertemente los mercados mundiales.

Infobae (Con información de AFP)