La Casa Blanca propondrá un alivio sustancial a trabajadores y empresas para enfrentar el coronavirus

El presidente Donald Trump habla durante una conferencia de prensa con los miembros del equipo de la Fuerza de Tarea sobre Coronavirus de la Casa Blanca en la sala de prensa de la Casa Blanca en Washington el 9 de marzo de 2020. (Drew Angerer/Getty Images)

WASHINGTON–El presidente Donald Trump dijo el lunes que la Casa Blanca le pediría al Congreso que apruebe medidas financieras para que los trabajadores y las empresas enfrenten las consecuencias económicas significativas de la crisis del coronavirus.

En una conferencia de prensa en la Casa Blanca, Trump dijo que el martes se reunirán con miembros de la Cámara y el Senado para conversar “un posible recorte de impuestos sobre la nómina”, calificándolo de “un alivio muy sustancial” para los trabajadores.

“También vamos a hablar de la ayuda para los asalariados por hora”, para que no se preocupen por perder un sueldo, agregó.

El mercado bursátil de Estados Unidos se desplomó el lunes cuando los temores al coronavirus y una fuerte caída en los precios del petróleo sacudieron la confianza de los comerciantes en todo el mundo, desencadenando la primera interrupción automática del comercio en más de 20 años. Las acciones estadounidenses se acercaron a la caída del 20 por ciento, acercándose al llamado territorio del mercado bajista.

Trump dijo que las medidas económicas también proporcionarían liquidez a las empresas grandes y pequeñas que se ven afectadas por el brote de coronavirus.

“No es su culpa. No es culpa de nuestro país”, dijo Trump. “Además, vamos a ver [la] Administración de Pequeñas Empresas y crear préstamos para pequeñas empresas”.

Los funcionarios de la administración están trabajando con la industria de las aerolíneas, la industria de cruceros y los hoteles más afectados por el virus, agregó.

Los detalles del paquete económico se anunciarán mañana en una conferencia de prensa luego de reuniones con legisladores, dijo Trump.

“Esto fue algo en lo que fuimos arrojados, y vamos a manejarlo y lo hemos estado manejando muy bien”.

Cuando se le preguntó si Estados Unidos se encamina hacia una recesión, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, confió en que la economía de los Estados Unidos es lo suficientemente resistente como para resistir una crisis significativa del brote.

“Hay partes de la economía que se verán afectadas, especialmente los trabajadores que necesitan estar en casa, las personas trabajadoras que están en casa bajo cuarentena o cuidando a su familia. Estaremos trabajando en un programa para abordar eso”, dijo. “También trabajaremos con pequeñas empresas que necesitan liquidez a través de los programas de la SBA”.

“Esto no es como la crisis financiera, donde no sabemos el final a la vista. Se trata de proporcionar herramientas adecuadas y liquidez para los próximos meses”, dijo Mnuchin.

La semana pasada, el Congreso aprobó un paquete de ayuda de USD 8, 300 millones para frenar la propagación del coronavirus COVID-19. El proyecto de ley autoriza fondos de USD 7, 760 millones para el desarrollo de vacunas y suministros médicos, subvenciones para agencias y organizaciones de salud y préstamos para pequeñas empresas afectadas. El proyecto de ley también otorga exenciones de USD 500 millones por restricciones de telesalud de Medicaid. El presidente promulgó el proyecto de ley el 6 de marzo.

Se espera que Trump se reúna con los CEO de los principales bancos estadounidenses en la Casa Blanca el miércoles para hablar sobre las respuestas al brote.

Emel Akan – La Gran Época