Juez manda a Clinton a la corte para su primera deposición bajo juramento sobre su servidor de correo electrónico

El juez federal Royce Lamberth y Hillary Clinton.

Han pasado años y años desde que el servidor de correo electrónico privado de Hillary Clinton, que ella guardó en un armario en el baño de su casa, entró en la conciencia pública. Desde entonces, los estadounidenses se han estado preguntando si Hillary Clinton sería castigada por lo que hizo.

Todavía no sabemos si finalmente obtendrá la justicia que se merece, pero un gran avance ha acercado esa posibilidad. Un juez federal aceptó una solicitud del grupo de vigilancia conservador Judicial Watch para interrogar a la exsecretaria de Estado Hillary Clinton en persona y bajo juramento sobre su servidor privado de correo electrónico y el ataque terrorista de Benghazi en 2012.

“El Tribunal está de acuerdo con Judicial Watch: es hora de escuchar directamente a la Secretaria Clinton,” dijo el lunes el juez del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos, Royce Lamberth, en un fallo de once páginas. Esto es lo último en un caso de casi seis años relacionado con las razones de Clinton para configurar su servidor de correo electrónico privado ilícito y si estaba intentando evitar las solicitudes de la Ley de Libertad de Información al hacerlo.

Anteriormente, se le exigió a Clinton que presentara una declaración jurada por escrito sobre el uso de su correo electrónico, por lo que esta declaración sería la primera vez que debe someterse a preguntas en vivo bajo juramento sobre el tema. El FBI realizó una investigación criminal sobre su uso del servidor de correo electrónico privado, pero fue exonerada antes de las elecciones de 2016 por el ex Director del FBI James Comey.

El juez dijo el lunes que “Judicial Watch señala correctamente que muchas preguntas con respecto a su comprensión de estas obligaciones siguen sin respuesta.” El juez enumeró algunas preguntas restantes: “¿Cómo llegó a su creencia de que sus correos electrónicos de servidores privados serían preservados por los procesos normales del Departamento de Estado para la retención de correos electrónicos? ¿Se dio cuenta de que el Departamento de Estado estaba dando respuestas ‘sin registros’ a sus solicitudes de correos electrónicos de FOIA? ¿Por qué pensó que, en primer lugar, la ley permitía usar un servidor privado para realizar negocios del Departamento de Estado?”

Clinton afirmó que “nunca recibió ni envió ningún material marcado como clasificado,” pero Comey anunció en julio de 2016 que 110 correos electrónicos contenían información clasificada. Siempre he pensado que Clinton no fue acusada porque, debido a la naturaleza de los correos electrónicos, una investigación completa de su servidor vincularía sus correos electrónicos con otras partes de la administración de Obama.

Puede apostar que si Hillary Clinton tenía su propio servidor de correo electrónico ilegal, muchos otros funcionarios de alto rango en la administración de Obama también los tenían. Si Hillary es acusada y condenada por un delito, se sentaría un precedente para perseguir a cualquier otra persona en la administración de Obama que tuvo un servidor privado. Sabemos que Comey es débil, por lo que probablemente no tuvo las agallas para desafiar el estado profundo. Veremos si ahora que Obama está fuera del poder, el Departamento de Justicia tendrá las agallas para resolver estos casos.

Amanda Rodriguez – Política Veraz