El Coronavirus y la importancia de la opinión profesional

Centro para el Control y Prevención de las Enfermedades en Atlanta, Georgia.

La pandemia del Coronavirus (Covid-19) ha creado temor en todo el mundo; y con razón. Lamentablemente, este miedo es exacerbado, día tras día, por los comentarios arbitrarios de políticos y medios de comunicación.

Ante la amenaza impuesta por la propagación del virus; alcaldes y gobernadores de EEUU han adoptado medidas para combatir la pandemia; sin embargo, las opiniones y recomendaciones de los funcionarios públicos no siempre coinciden con la de los expertos en el campo de la salud.

Menciono dos casos específicos que hicieron noticia recientemente.

EL gobernador demócrata de California, Gavin Newson, predijo que aproximadamente 25 millones de personas de ese estado (56% de la población) estarán contagiadas en el curso de 8 semanas.

La Doctora Deborah Birx difiere con la opinión del gobernador Newson. Birx integra el equipo médico designado por el presidente Trump para combatir el Covid-19 y fue una figura prominente en la lucha contra el VIH/SIDA en la década de 1980.

Sobre la predicción de casos en California la Doctora Birx dijo: “Sabemos qué hacer para detener la diseminación del virus. No son 25 millones, no son 5 millones, quizás sean entre 50.000 y 150.000 infectados”. Esa es la “posibilidad” que tenemos en nuestras manos, añadió la Doctora.

Birx también comentó sobre un reporte alarmante del periódico liberal Washington Post que afirmó que casi el 40 % de las personas hospitalizadas en Estados Unidos a causa del Covid-19 son pacientes jóvenes adultos.

Donald Trump y Deborah Birx durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca

En referencia a la información publicada por el Washington Post la Doctora Birx dijo que enrolaron a jóvenes de 20 años en la categoría de personas mayores debido a que tenían “pocos casos” que considerar. Los datos que tenemos entre 20 y 54 años son “limitados”. “Una mirada más cercana a los datos dice que la información fue un poca engañosa”, concluyó Birx.

Las situaciones expuestas arriba generan una pregunta fundamental: ¿Debemos creer todo lo que leemos sobre el Coronavirus?… Por supuesto que no.

Desde que el Covid-19 apareció en las noticias, todo el mundo habla del tema. El internet está lleno de opiniones, consejos, remedios caseros y predicciones. La abundancia de información sin base científica ha generado pánico, confusión e incertidumbre.

La amenaza del Coronavirus es real y sus efectos han sido, son y serán devastadores por algún tiempo; sin embargo, el público debería escuchar más la opinión y recomendaciones de los expertos. Sin lugar a dudas, podemos aprender más de las autoridades de salud que de los políticos y diarios alarmistas.

Fue el pánico la causa de la escasez del papel higiénico. Es el pánico el motivo por el que todo el mundo quiere hacerse la prueba del Coronavirus. Fue el pánico la causa de la escasez de las mascarillas y desinfectantes. Y detrás de todo este pánico están ciertos políticos y medios de comunicación.

El daño humano, económico y social causado por la pandemia del Covid-19 es suficiente. El mundo no necesita la pandemia del pánico. El pánico sólo crea confusión, desinformación y más miedo.

La mejor información médica sobre la pandemia del Coronavirus está disponible en la página del Centro para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC por sus siglas en Inglés). Puede acceder a la página en Español aquí

Juan Torres