EE.UU. señala a Venezuela y Cuba por las violaciones de derechos humanos

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, se dirige a los periodistas durante una rueda de prensa celebrada en Washington, el 25 de febrero de 2020.

WASHINGTON — El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, señaló el miércoles a Venezuela y Cuba, junto a China e Irán, como dos de los principales países que cometen violaciones de los derechos humanos.

“Esta mañana quiero destacar solo algunos ejemplos recogidos en el informe sobre Derechos Humanos que tuvieron lugar en China, Irán, Venezuela y Cuba”, señaló el funcionario al presentar este informe anual hoy en Washington.

El informe reconoce la “dificultad” de recopilar los abusos de derechos humanos puesto que los gobiernos que los cometen “en ocasiones” hacen todo lo posible por ocultarlos.

“Muchos gobiernos que afirman respetar, en principio, los derechos humanos, en realidad ordenan en secreto o tácitamente condonan las violaciones y abusos. Como consecuencia, este informe mira más allá de los comunicados oficiales e intenta examinar lo que los gobiernos hicieron realmente para proteger los derechos humanos y promover la rendición de cuentas”, señala el documento.

Venezuela

El informe hace especial hincapié en la situación del país petrolero, al que califica de “una república constitucional que en realidad, durante más de una década, ha visto como todo el poder ha estado concentrado en un único partido, que ha ejercido el poder Ejecutivo de manera autoritaria”.

En este sentido, el jefe de la diplomacia estadounidense no dudó en acusar directamente al gobierno en disputa de Nicolás Maduro.

“El informe recoge también abusos cometidos por el régimen ilégitimo de Maduro cada día, cada día, contra los venezolanos. Incluidas ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzosas, torturas y detenciones arbitrarias”, denunció Pompeo.

La situación de la Asamblea Nacional

El texto del documento se remonta a las elecciones legislativas celebradas en 2015, en las que la oposición al gobierno en disputa de Nicolás Maduro se alzó con una “supermayoría” de dos tercios.

Desde entonces, apunta el informe, “el régimen de Maduro” ha atacado “con regularidad” a los miembros de la Cámara, así como a otros políticos opositores.

“A lo largo del año, fuerzas de la Guardia Nacional Bolivariana impidieron o limitaron el acceso a los miembros de la AN al palacio legislativo durante sesiones parlamentarias ordinarias. A fecha del 24 de septiembre, el Tribunal Superior de Justicia le había retirado la inmunidad a 24 parlamentarios, lo que llevó a muchos de ellos a esconderse o al exilio, para evitar arrestos arbitrarios”, reza el documento.

Cuba

El Departamento de Estado calificó al gobierno cubano como un “régimen autoritario” liderado por el presidente Miguel Diaz-Canel, predecesorcon su predecesor en el cargo, el general Raúl Castro, como primer secretario del Partido Comunista de Cuba.

“Mi último comentario esta mañana es sobre Cuba. El nombre José Daniel Ferrer aparece 17 veces en el informe”, dijo Pompeo, al referirse al disidente cubano que desde hace meses se ha convertido en el foco de las críticas de Washington a La Habana, y cuyo juicio quedó visto para sentencia el pasado 27 de febrero.

Pompeo lamentó que Ferrer es “uno de los miles de presos políticos que, durante años, han sido detenidos, encadenados y golpeados por el régimen” y recordó que se espera que mañana se dicte sentencia en su caso.

Más allá de este caso específico, el informe recoge numerosas violaciones de derechos humanos, como abusos cometidos contra detenidos y disidentes políticos, duras condiciones en las prisiones, arrestos arbitrarios y “notables problemas” respecto a la independencia del sistema judicial.

La nueva Constitución

Asimismo, el informe se refiere a la adopción de una nueva Constitución, el 24 de febrero de 2020, mediante “un referendo coercitivo y amañado por la represión violenta del gobierno” contra todos aquellos que se oponían a la propuesta del gobierno en disputa.

“El 12 de febrero, por ejemplo, 200 policías y agentes de seguridad realizaron redadas en las casas de los líderes de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) por hacer campaña abiertamente en contra del borrador de la Constitución”, recoge el informe.

Nicaragua

También ocupa un lugar destacado en el informe este país “dominado por Daniel Ortega y su esposa, Rosario Murillo Zambrana”.

Washington acusa al gobierno de Ortega de “ejercer un control absoluto sobre los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial”, así como sobre los órganos electorales.

El documento califica los comicios celebrados en enero de 2017, en las que Ortega fue elegido para un tercer mandato, como un “proceso electoral profundamente defectuoso”.

Fuerzas parapoliciales

Especial relevancia cobran en el informe los abusos cometidos por fuerzas parapoliciales “vinculadas” al gobierno.

“Los parapolicías, que son grupos no uniformados, enmascarados y armados con formación y organización táctica, actúan en coordinación con las fuerzas de seguridad gubernamentales, bajo el control directo del gobierno”, denuncia el texto.

El informe apunta que, a fecha de diciembre de 2019, aún había 70 presos políticos en Nicaragua y destaca, entre otras violaciones, los asesinatos arbitrarios, las desapariciones forzosas y las torturas “cometidas por el gobierno o sus agentes”.

Voz de América