Donald Trump alcanzó la mayoría de delegados y se convirtió en el presunto candidato republicano

Donald Trump durante un acto de campaña en Charlotte, Carolina del Norte (REUTERS/Carlos Barria)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ganó las primarias republicanas del estado de Florida e Illinois el martes, convirtiéndose en el presunto candidato del partido en las elecciones presidenciales de noviembre próximo.

“¡Felicitaciones a Donald J. Trump por convertirse oficialmente en el probable candidato republicano a la presidencia!”, expresó en Twitter la presidenta del Partido Republicano, Ronna McDaniel. “¡Nuestro partido está unido, nuestro movimiento de base está en marcha y estamos listos para CUATRO AÑOS MÁS!”, agregó.

El magnate e inquilino de la Casa Blanca, de 73 años, no enfrentó ninguna competencia significativa por la nominación republicana y los resultados de Florida e Illinois fueron apenas un trámite. El mandatario ganó todos los delegados en juego hasta la fecha excepto uno, que se llevó el ex gobernador de Massachusetts Bill Weld en los caucus de Iowa.

“El Partido Republicano está más unido y con más energía que nunca y es por el liderazgo de Trump”, celebró el jefe de la campaña a la reelección del presidente, Brad Parscale.

Por su parte, el ex vicepresidente Joe Biden ganó el martes las primarias demócratas en Florida, Arizona e Illinois ante el senador progresista Bernie Sanders, lo que lo acercó un paso más a la nominación del partido para enfrentarse a Trump en noviembre.

Participación y coronavirus

Además de en Florida, Arizona e Illinois, en Ohio también estaban previstas para este martes las primarias, pero su gobernador, Mike DeWine, las suspendió en la víspera decretando una emergencia sanitaria por el coronavirus.

“No podemos decirle a la gente que se quede en casa por su propio interés y al mismo tiempo decirle a la gente que vote”, dijo DeWine sobre unas primarias que quedaron aplazadas a junio.

Es difícil calcular el efecto adverso que haya podido tener el coronavirus en la participación este martes: mientras en Florida ha sido algo superior que en las anteriores primarias de 2016, en Illinois se ha hundido. En Arizona, por su lado, creció mucho el voto anticipado, que fue el mayoritario.

Dónde sí es tangible el efecto del COVID-19 es en el futuro de la contienda, dado que además de Ohio, Georgia, Luisiana, Maryland, Kentucky y Puerto Rico también han aplazado sus primarias.

De aquí hasta el 28 de abril solo siguen en agenda las primarias de Alaska, Hawai, Wyoming y Wisconsin, que entre todas reparten apenas 137 delegados. Asumiendo que no se aplacen también, ningún candidato demócrata podrá declararse ganador de las primarias hasta al menos finales de mayo.

Infobae