Casa Blanca refuerza seguridad por coronavirus

Personal médico toma la temperatura a periodistas y otras personas antes de entrar a la Casa Blanca el 16 de marzo de 2020.

La Casa Blanca comenzó a tomar varias medidas de protección al presidente Donald Trump, a otros miembros de la administración y al personal y la prensa que trabajan en la mansión presidencial de Estados Unidos en medio de la pandemia de coronavirus.

Entre otras cosas, las autoridades están tomando la temperatura a todo el que entra en el complejo, ya sean visitantes o miembros de la prensa. Solamente quienes tengan menos de 37,6 grados centígrados de temperatura pueden pasar.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) consideran que una persona tiene fiebre cuando su temperatura es de 38 centígrados o mayor.

El domingo, el vicepresidente Mike Pence recomendó al personal de la Casa Blanca en un correo electrónico mantener una “distancia social” y evitar “contactos físicos” para mantenerse todos lo más seguros contra el virus.

Por otra parte, también se ha limitado la presencia física de periodistas en las conferencias de prensa.

Por recomendación de la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca, de ahora en adelante un solo periodista asistirá a las conferencias y el resto participará remotamente con un asiento vacío entre cada uno de ellos.

Desde el sábado, la Casa Blanca amplió también las revisiones para cualquiera que se acerque a Trump o Pence, quien dirige la respuesta del gobierno ante la crisis.

También este lunes, la Casa Blanca canceló su tradicional celebración de la Pascua Florida en sus jardines, que habría tenido lugar el 13 de abril y exhortó a las autoridades de salud de todo el país a implementar medidas similares para limitar la propagación del coronavirus.

“La salud y la seguridad de todos los estadounidenses tiene que ser la primera prioridad, especialmente ahora”, dijo la primera dama Melania Trump en un comunicado.

“Lamento profundamente esta cancelación, pero necesitamos hacer decisiones difíciles de corto plazo para asegurar un país saludable a largo plazo”, agregó la primera dama.

Voz de América