Trump confirma que EE.UU. abatió al principal líder terrorista de Al Qaeda de la península arábiga

El presidente Donald Trump habla desde la Casa Blanca en Washington, el 8 de enero de 2020. (Win McNamee/Getty Images)

El presidente Donald Trump confirmó el 6 de febrero que las fuerzas estadounidenses ejecutaron a Qassim al-Rimi, líder del grupo extremista islamista al-Qaeda, en la Península Arábiga (AQAP). Al-Rimi se atribuyó la responsabilidad del trágico tiroteo de diciembre en la Estación Aérea Naval de Pensacola, Florida, que dejó tres personas muertas.

Al-Rimi fue abatido en una operación antiterrorista en Yemen, confirmó Trump en un comunicado el jueves por la noche, sin dar detalles sobre la fecha de su muerte.

“Bajo la dirección del presidente Donald J. Trump, Estados Unidos llevó a cabo una operación antiterrorista en Yemen que eliminó con éxito a Qassim al-Rimi, fundador y líder de al-Qaeda en la Península Arábiga (AQAP) y diputado del líder de Qaeda, Ayman al-Zawahiri”, decía un comunicado de la Casa Blanca.

Al-Rimi se unió a al-Qaeda en la década de 1990, trabajando en Afganistán para Osama bin Laden.

“Bajo Rimi, AQAP cometió una violencia desmesurada contra civiles en Yemen y buscó conducir e inspirar numerosos ataques contra Estados Unidos y nuestras fuerzas”, continuó Trump.

“Su muerte degrada aún más a AQAP y al movimiento global de al-Qaeda, y nos acerca a eliminar las amenazas que estos grupos representan para nuestra seguridad nacional”, dijo el presidente.

Tres imágenes diferentes del jefe militar de al-Qaeda en la Península Arábiga (AQAP) en Yemen, Qassim al-Rimi, el 11 de octubre de 2010. (AFP a través de Getty Images)

AQAP, formada en 2009, ha sido considerada por Estados Unidos como una de las ramas más mortales de la red de Al Qaeda fundada por Osama bin Laden.

Trump agregó que Estados Unidos, sus intereses y aliados están más seguros como resultado de la muerte de al-Rimi.

Al-Rimi lanzó previamente un video de 18 minutos donde afirmaba que su grupo era responsable del tiroteo en Pensacola el 6 de diciembre, en el que murieron tres marineros estadounidenses y otros ocho estadounidenses resultaron heridos.

En el video, al-Rimi llamó al tirador, el 2º teniente Mohammed Alshamrani de la Fuerza Aérea Real de Arabia Saudita, un “caballero valiente” y un “héroe”.

El Procurador General William Barr y otros altos funcionarios de seguridad dijeron el mes pasado que el ataque fue un “acto de terrorismo” motivado por la “ideología yihadista”.

Funcionarios federales dijeron que los investigadores encontraron evidencia de que Alshamrani estaba motivado por la ideología yihadista, entre la evidencia hallada se encuentra un mensaje en las redes sociales publicado el 11 de septiembre del año pasado, que decía: “La cuenta regresiva ha comenzado” y otros mensajes antiamericanos, antiisraelíes y yihadistas en redes sociales, tan recientes como dos horas antes de su ataque. Alshamrani también visitó el 911 Memorial en la ciudad de Nueva York durante el fin de semana de Acción de Gracias.

Posteriormente, el Departamento de Defensa (DOD) anunció que implementaría medidas de investigación más exhaustivas para los estudiantes internacionales y aumentaría las patrullas en la Estación Aérea Naval de Pensacola en Florida.

La declaración de Trump confirma informes anteriores de que al-Rimi había sido asesinado. A fines de enero, un presunto ataque estadounidense con aviones no tripulados destruyó un edificio que albergaba a terroristas de Al Qaeda en el este de Yemen.

“Continuaremos protegiendo al pueblo estadounidense rastreando y eliminando a los terroristas que buscan hacernos daño”, agregó Trump.

Associated Press contribuyó a este informe.

Isabel van Brugen – La Gran Época