Qasem Soleimani: secretos de su papel con Turquía, Rusia, Siria

Enlace Judío México e Israel.- El ex ministro de defensa de Irán habla sobre cómo Soleimani se enfrentó a los “sionistas”, ISIS y ayudó a persuadir a Rusia sobre la importancia de Siria. “Era más que un comandante: era diplomático y administrador”.

Hajj Qasem, como cariñosamente  recuerdan a Qasem Soleimani sus amigos del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica, asumió su papel en un momento único. En una entrevista con los medios iraníes, un ex ministro de defensa iraní recordó la vida de Soleimani.

Han pasado 40 días desde que fue asesinado en un ataque aéreo estadounidense, y los medios iraníes progubernamentales están llenos de historias sobre su vida. Enfatizan cómo ayudó a la región kurda en Irak contra ISIS en 2014 y cómo se condujo en todo el Medio Oriente. Los recuerdos de Hossein Dehghan arrojan luz sobre el papel de Soleimani en Siria y con los rusos.

“Su entrada en la Fuerza Quds [IRGC] coincidió con el inicio de la inseguridad en la región, con el ascenso de los talibanes en Afganistán y luego las invasiones estadounidenses de Irak y Afganistán”, dijo, “[y con] los malos del régimen sionista” en Líbano y Palestina, y los movimientos terroristas takfiri [fundamentalistas violentos] como ISIS”.

Estados Unidos estaba trayendo inestabilidad al Medio Oriente por sus “actividades a pedido de los sionistas, y con dinero de aquellos como Arabia Saudita, para bloquear la influencia de la República Islámica [de Irán] en la región”, dijo Dehghan, también un ex oficial superior de la fuerza aérea IRGC.

“Mire Iraq antes del Hajj Qasem”, dijo. Los estadounidenses lograron la inestabilidad para justificar su presencia en Irak y también para hacer un mercado para sus ventas de armas, agregó, y en tercer lugar, buscaron brindar seguridad a sus aliados.

Pero Estados Unidos y la administración Trump han hecho una “gran apuesta” ahora, dijo Dehghan. Han atacado la “carpa de la resistencia” al matar a Soleimani. “Creo que Trump cometió un error estratégico con el asesinato. Los estadounidenses ya no pueden afirmar ser [ciudadanos del mundo] responsables”, dijo.

Dehghan comparó los Estados Unidos ahora con Israel. Los israelíes tienen un “gobierno terrorista”, y Estados Unidos ahora se ha movido en esa dirección, dijo.

Dehghan dijo que apoya al nuevo comandante de la Fuerza Quds, Esmail Ghaani. La venganza por el asesinato de Soleimani será una política “duradera”, dijo. La región se “endurecerá” contra los Estados Unidos. No solo les dará a los estadounidenses una “bofetada en la cara … La sangre del Hajj Qasem endurecerá el eje de resistencia y brindará apoyo mundial. Al morir, ha fortalecido la causa de Irán”.

Este sentimiento se hizo eco del discurso del líder de Hezbolá, Hassan Nasrallah, durante el fin de semana en el Líbano. Este es el tema de discusión de Teherán presentado al IRGC, a los hutíes y a los aliados en Irak, Siria y Líbano.

Cuéntanos más sobre Qasem, dijo el entrevistador a Dehghan.

“Bueno, por ejemplo, cuando los rusos vinieron a Siria [en 2015] para luchar contra ISIS, tuvimos varias reuniones con Hajj Qasem sobre varios temas de apoyo y comunicación con los rusos”, respondió. “Supuestamente yo debía reunirme con el presidente Vladimir Putin en Moscú antes de la reunión con Qasem y los rusos, lo que en realidad llevó a los rusos a entrar en Siria”.

Moscú le dijo a Irán que tomaría la responsabilidad del mando y control del campo de batalla en Siria. Pero la fama de Soleimani era tal que Irán le pidió que liderara el campo.

“Nos sentamos con Soleimani, [y] yo tomé el resumen de las reuniones en la dirección que pretendíamos”, dijo Dehghan. Parecía inferir que los rusos se hicieron a un lado para que los iraníes tomaran la delantera en estrategia y tácticas en Siria, mientras que Rusia brindaba apoyo desde el aire y otros consejos al régimen sirio.

Los iraníes dicen que Soleimani era más que un comandante de la Fuerza Quds, también era un diplomático.

Sobre cómo Soleimani se enfrentó a los “sionistas” y al ISIS y ayudó a persuadir a Rusia sobre la importancia de Siria, Dehghan dijo que “era más que un comandante, era un diplomático y administrador”.

“El Sr. Putin aceptó a Hajj Qasem no solo como comandante de la Fuerza Quds sino también por sus cualidades políticas y administrativas ”, dijo Dehghan. “Otros, como [el presidente turco Recep Tayyip] Erdogan, hicieron lo mismo en otros lugares”.

Esto apunta a un vínculo entre Soleimani y el gobierno turco. Se sabe por los medios iraníes que el ministro de Relaciones Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, y el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Javad Zarif, discutieron la muerte de Soleimani poco después de que se anunciara el 3 de enero. El IRGC y la Hermandad Musulmana celebraron una reunión en Turquía en 2014 para discutir la estrategia regional. El gobernante Partido AKP de Turquía está vinculado a la Hermandad y acoge a Hamás, e Irán apoya a Hamás. Entonces Soleimani habría tenido mucho que discutir con Ankara.

“Fue Hajj Qasem quien se ocupó de los problemas regionales y los rusos, quienes se ocuparon de los mismos problemas regionales”, dijo Dehghan. “El arte de Qasem era persuadir al Sr. Putin del futuro de la región e incluso discutir sobre la propia Rusia, [y] que ISIS era un peligro para todo el mundo”.

Soleimani era un “artista” en las negociaciones, una especie de Clausewitz o Kissinger iraní, según este relato.

Dehghan dijo que Soleimani pudo convencer a Putin de que el costo estaba justificado en un lugar como Siria y que Soleimani “lo haría realidad” en el terreno para lograr los objetivos propuestos por alguien como Putin. “Tenía un gran poder persuasivo”.

Dehghan, que sirvió de 2013 a 2017, dijo que soñó la noche del 2 de enero que vio a Qasem en una multitud saludando y diciendo “adiós”. Recibió la noticia del asesinato de Soleimani el 3 de enero.

Seth J. Frantzman – Enlace Judío México

Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudío