Precandidatos demócratas se enfrentan por nominación presidencial en Iowa

Bernie Sanders, uno de los candidatos demócratas que busca la nominación a la presidencia de Estados Unidos.

DES MOINES, IOWA — Después de meses de campaña, los precandidatos presidenciales demócratas en Estados Unidos se enfrentan a una primera votación el lunes en la noche en el estado de Iowa.

Los votantes que participen en los ‘caucus’ —asambleas partidistas—elegirán cuál de los 11 políticos desean ver enfrentarse al presidente republicano Donald Trump en las elecciones nacionales de noviembre.

Las últimas encuestas a nivel estatal muestran una estrecha competencia entre el senador socialdemócrata de Vermont, Bernie Sanders y el exvicepresidente Joe Biden.

¿Cómo se eligen los candidatos presidenciales en Estados Unidos?

El proceso electoral en Estados Unidos es complejo. Para elegir el candidato que irá a las elecciones generales, en noviembre, cada partido elige un método distinto de comicios según el estado: caucus —asambleas partidarias— o primarias.

Esta primera fase se extiende (este año) desde febrero a junio, cuando se celebran las convenciones nacionales de cada partido antes de los comicios en noviembre.

Los votos de los ciudadanos van hacia los delegados en cada estado y los candidatos buscan aglutinar el mayor número de ellos posible. Los delegados viajan a las convenciones y allí deciden quién será el candidato presidencial.

Iowa es el primer estado que decide a quién quieren los votantes como nominados de los dos partidos, y lo hacen a través de los “caucus”. Este año la votación se celebra el lunes tres de febrero.

¿Cuál es la diferencia entre una primaria y un caucus?

Las elecciones primarias son organizadas por los gobiernos estatales y locales, mientras que los caucus son eventos privados, manejados directamente por los partidos políticos.

Las primarias funcionan de manera similar a las elecciones generales: los ciudadanos van a un centro, depositan su voto y se van.

Los caucus son bastante diferentes. Los votantes se reúnen en escuelas, bibliotecas, iglesias e incluso casas particulares. Allí, los individuos que tienen una posición favorable dentro del partido son identificados como posibles delegados.

Después de una discusión, que puede prolongarse por más de dos horas entre gritos y discursos para convencer a los ciudadanos, se lleva a cabo una votación informal para determinar quiénes serán los delegados en convención nacional del partido.

¿Quiénes participan de las primarias?

Depende de qué tipo de votación se lleve a cabo: abierta, cerrada, semiabierta o semicerrada.

En las votaciones abiertas pueden participar todos los votantes registrados, sin importar su filiación política. Las cerradas requieren que los votantes tienen que estar registrados en el partido para poder votar por los precandidatos.

En las semiabiertas cualquier ciudadano registrado para votar puede participar, pero a la hora de identificarse deben pedir la papeleta específica de cada partido. Las semicerradas siguen las misma regla, pero para participar los votantes deben estar registrados.

¿Por qué Iowa es importante?

Porque es el primer estado en votar (desde 1972) y ganar en este estado es considerado como un impulso para el resto de las votaciones primarias. El resultado de las votaciones en Iowa sirve también como un termómetro para medir qué tanto apoyo está teniendo cada candidato y sirve a los aspirantes para modificar o reforzar su mensaje para lo que les queda de campaña.

Existe un mito de que el candidato que gana en Iowa tiene más posibilidades de ganar la nominación; desde que comenzaron los caucus ha habido 18 (10 demócratas, ocho republicanos) ganadores entre los dos partidos. Más de la mitad de ellos alcanzaron la nominación.

Iowa es el primer estado que decide a quién quieren los votantes como nominados de los dos partidos, y lo hacen a a través de los “caucus”.

Voz de América