Pompeo: Defender la libertad religiosa es fundamental para la administración

El Secretario de Estado Mike Pompeo habla en la convención CPAC en National Harbor, Maryland, el 28 de febrero de 2020. (Samira Bouaou/The Epoch Times)

FORT WASHINGTON, Md.-El Secretario de Estado Mike Pompeo dijo que una de las principales prioridades que él y el presidente han establecido en política exterior es promover los valores estadounidenses, lo que incluye defender la primera libertad de la nación, la libertad religiosa, en todo el mundo.

Pompeo habló en el tercer día de la Conferencia Anual de Acción Política Conservadora (CPAC) el 28 de febrero luego de ser presentado por su esposa, Susan Pompeo, en el Gaylord National Resort & Convention Center, el cual estaba lleno.

“Algunas personas observan los asesinatos de cristianos en el Medio Oriente, o el encarcelamiento de musulmanes uigures, kazajos étnicos, otros creyentes en China, y dicen: ‘Ese no es nuestro problema’”, dijo Pompeo en la conferencia. “Pero yo digo, y el presidente [Donald] Trump dice: ‘Oh, sí, lo es”.

Según el secretario de Estado, las naciones que siguen y respetan la libertad de creencia son más libres, más prósperas, seguras y estables.

“Si no defendemos la libertad religiosa, nadie más lo hará”, continuó. “Es por eso que el presidente Trump ha hecho que esto sea increíblemente central para lo que estamos tratando de lograr”.

En un panel anterior el 27 de febrero, el embajador general de Estados Unidos para la Libertad Religiosa Internacional, Sam Brownback, dijo que los niveles más altos de gobierno, incluidos Trump, el vicepresidente Mike Pence y Pompeo, han tratado de impulsar la libertad religiosa al frente, agregando que lo ven como un derecho humano fundamental.

Gran parte del discurso de Pompeo se dedicó a explicar cómo él y el Departamento de Estado operan y por qué se adhieren a los valores que hacen al dirigir esta administración. “Se podía ver la misión del presidente Trump establecida. Puedes ver su corazón en nuestra política exterior”.

El Secretario de Estado Mike Pompeo habla y se toma fotos con los miembros de la audiencia en la convención CPAC en National Harbor, Maryland, el 28 de febrero de 2020. (Samira Bouaou/The Epoch Times)

El CPAC, la reunión conservadora más grande del país, se desarrollará durante cuatro días del 26 al 29 de febrero. Trump también tiene previsto hablar en la conferencia en su último día.

“Estamos contrarrestando la cara de la opresión en todo el mundo”, dijo Pompeo. “Este fue un valor que todos conocemos por los enormes éxitos que tuvimos bajo el presidente [Ronald] Reagan y cuando cayó el telón de acero cuando era un joven oficial de caballería”.

En su trabajo con otras naciones, Pompeo dijo que establece expectativas claras sobre “lo que significa estar del lado de Estados Unidos”. Dijo que pidió a los socios de los Estados Unidos que “intensifiquen” algunos de los desafíos más grandes que enfrentan en todo el mundo, incluida la lucha contra el grupo terrorista ISIS, el régimen comunista chino y la restauración de la democracia en Venezuela.

Dijo que ser “honesto con uno mismo” como nación también es parte de su enfoque. Si un acuerdo es defectuoso o si ninguna de las partes cumple, debe salir de esos acuerdos porque son “solo tinta y papel”.

“Tienes que tener claro lo que puedes hacer y lo que no puedes”, dijo. “Ninguna política exterior basada en la fantasía funciona. (…) Bajo administraciones anteriores, nuestra nación firmó acuerdos peligrosos que hicieron que los estadounidenses estuvieran menos seguros”.

“Las administraciones anteriores estaban orgullosas de sí mismas por estos acuerdos. Tuvieron que ir al corte de la cinta y a la firma”, continuó. “Pero todo el mundo lo sabe: el punto es cambiar el comportamiento, no firmar documentos”.

Bowen Xiao – La Gran Época