La propuesta de reemplazo de Obamacare se presentará cuando la Corte Suprema dicte sentencia, dice Azar

El secretario de Salud y Servicios Humanos Alex Azar testifica ante el Comité de Finanzas del Senado durante una audiencia sobre el presupuesto del presidente Donald Trump para el año fiscal 2021 en el edificio de oficinas del Senado de Dirksen en Washington el 13 de febrero de 2020. (Sarah Silbiger/Getty Images)

Alex Azar, el secretario de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. (HHS, por sus siglas en inglés), dijo el jueves que un plan de respaldo para reemplazar la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA, por sus siglas en inglés), u Obamacare, no se propondrá hasta que la Corte Suprema dictamine sobre una demanda pendiente que impugne la ley de cuidado de la salud.

Azar hizo sus comentarios durante una audiencia del Comité de Finanzas del Senado sobre la solicitud de presupuesto del HHS, atrayendo las críticas de los senadores demócratas que expresaron su preocupación por la falta de una propuesta de reemplazo del Obamacare cuando hay una posibilidad real de que la ley pueda ser anulada por la Corte Suprema. En diciembre, una corte de circuito dictaminó que un principio clave del Obamacare, conocido como el mandato individual, era inconstitucional. La corte devolvió el caso a una corte inferior para decidir si el mandato individual era separable del resto de la ACA. Si no es separable, entonces toda la ACA podría ser invalidada.

Durante la audiencia, el senador Bob Menéndez (D-N.J.) preguntó a Azar por qué la administración no revelaba su alternativa a la ACA.

“No sé qué están esperando. Si tienen una mejor idea muéstrenosla, pero aún no vi un plan que la administración haya presentado sobre el cuidado de la salud de millones de estadounidenses. ¿Qué están esperando?”, preguntó Menéndez.

En respuesta, Azar dijo que la administración esperará hasta que haya una “sentencia final” de la Corte Suprema.

“Hay un proceso muy largo para ver incluso si el estatuto es derogado o incluso si en parte es derogado por la Corte Suprema”, dijo. “En este momento son hipótesis. Estamos administrando fielmente la ACA ahora”.

Menéndez respondió: “son hipótesis con las que no jugamos”.

Los comentarios de Azar se hacen eco de los comentarios que hizo en enero en una entrevista en la que dijo que “realmente no hay necesidad de un reemplazo” de la ACA “hasta que haya una decisión final de la Corte Suprema” o hasta que el Congreso esté listo para trabajar con el presidente en la revocación y reemplazo de la ACA.

“Francamente, no es algo material en este momento. Nos centramos en 331 millones de estadounidenses, en cómo proteger lo que funciona para ellos en el cuidado de la salud, mejorarlo, arreglar cualquier cosa que no funcione para ellos”, enfatizó el secretario de Salud.

La Corte Suprema aún está decidiendo si retomar el caso para su revisión y podría considerarlo durante su conferencia del 21 de febrero. La máxima corte rechazó las peticiones de la Cámara de Representantes y de los estados liderados por los demócratas para revisar el caso de forma acelerada en enero, pero no descartó que revisaran el caso en absoluto.

A principios de enero, los legisladores y funcionarios estatales de una coalición de estados azules pidieron a la corte superior en un par de apelaciones que se ocupara del caso y revisara la decisión de la corte inferior en un calendario acelerado. Argumentaron que la consideración expedita de la corte es necesaria debido a la incertidumbre que tiene la decisión de la corte inferior sobre el seguro de salud y el mercado de atención médica, así como para los millones de estadounidenses que contrataron la cobertura del Obamacare (pdf).

En diciembre de 2019, la Corte de Apelaciones del 5º Circuito de los Estados Unidos dictaminó 2 a 1 que un principio clave del Obamacare era inconstitucional. Los jueces, en su mayoría, dijeron que una disposición de la ley denominada “mandato individual”, que requiere que las personas obtengan un seguro médico o paguen una multa tributaria, es inválida después que el Congreso eliminó la multa tributaria en 2017, lo que hace que la ley sea inaplicable.

Tras la enmienda del Congreso, un grupo de estados rojos y dos particulares presentaron una demanda alegando que la disposición ya no era constitucional y que era necesario invalidar toda la ACA porque la disposición era indisoluble al resto de la ley.

Un juez de la corte de distrito de Texas falló a favor de los demandantes, provocando una apelación a la corte de apelaciones. La corte de apelaciones confirmó los reclamos constitucionales de los demandantes y envió el caso de vuelta a la corte de distrito para una revisión más detallada de la cuestión de la disociación.

La administración Trump, que se niega a defender a la ACA, instó a que la Corte Suprema no se ocupe del caso porque la corte de distrito aún no decidió sobre la cuestión de la disociación. Ordenó que la corte aplace la revisión de la decisión hasta que el caso haya terminado sus procedimientos en las cortes inferiores.

Janita Kan – La Gran Época