Donald Trump y Bill Barr anuncian una acción federal para poner fin a los estados y ciudades santuario

El presidente Donald Trump y el fiscal general William Barr.

El hecho de que incluso tengamos un término para describir estados y ciudades que no solo ignoran las leyes de inmigración de nuestra nación, sino que crean nuevas leyes para ir activamente en contra de ellas, es evidencia de que nuestro gobierno nos está fallando.

En lugar de trabajar para la gente, las jurisdicciones santuario trabajan para inmigrantes ilegales, pero la administración de Trump finalmente está tomando medidas para poner fin a esta traición.

El fiscal general del presidente Trump, William Barr, prometió el lunes comenzar a emprender acciones legales contra las jurisdicciones santuario y anunció una primera ronda de demandas que se dirigen a estados y localidades que se niegan a cooperar con las autoridades federales de inmigración.

“Esta tarde, estoy anunciando más acciones que el Departamento de Justicia tomará para proteger al pueblo estadounidense y permitir el funcionamiento correcto y legal del sistema federal de inmigración de nuestra nación,” dijo Barr el lunes al dar su discurso.

Este anuncio no es solo una conversación, ya que el Departamento de Seguridad Nacional acaba de impedir que el estado santuario de Nueva York participe en programas de viajes federales rápidos porque su gobernador Andrew Cuomo firmó una legislación que prohíbe a los funcionarios federales de inmigración tener acceso a los registros de identificación del estado. .

“Expongamos la realidad por adelantado y de la manera más clara posible: cuando hablamos de ciudades santuario, hablamos de políticas diseñadas para permitir que los delincuentes extranjeros escapen. Estas políticas no se refieren a personas que vinieron a nuestro país ilegalmente y han sido miembros pacíficos y productivos de la sociedad. Su propósito expreso es albergar a extranjeros a quienes las autoridades locales ya han arrestado por otros delitos. Esto no es legal ni sensato,” afirmó Bill Barr.

Dos demandas que Barr reveló el lunes fueron demandas contra los estados de Washington y Nueva Jersey. Junto con la acción de Seguridad Nacional contra Nueva York, está claro que ahora existe un movimiento federal para usar cualquier medio necesario para poner fin a los estados santuarios.

“Hoy es una escalada significativa en los esfuerzos del gobierno federal para enfrentar la resistencia de las ‘ciudades santuario’. Pero de ninguna manera los esfuerzos descritos anteriormente significan la culminación de nuestra lucha para garantizar el estado de derecho, defender la Constitución y mantener a los estadounidenses a salvo,” dijo Barr. “Consideraremos tomar medidas contra cualquier jurisdicción que, o cualquier político que, ilegalmente obstruya la aplicación federal de la ley de inmigración.”

Solo tenemos estados santuarios porque no ha habido voluntad para tomar medidas contra ellos. Las políticas santuario están en conflicto directo con nuestras leyes y deben considerarse traidoras porque trabajan activamente contra los estadounidenses para beneficiar a los extranjeros.

Amanda Rodriguez – Política Veraz