Desde Apple a Disney, las principales empresas de EEUU ven sus ingresos afectados por el coronavirus

WASHINGTON, Estados Unidos – Las empresas estadounidenses comienzan a reducir sus estimaciones de ingresos y utilidades para reflejar los posibles efectos en sus negocios del mortal brote de coronavirus de China.

Casi el 40 por ciento de las compañías del S&P 500 que publicaron las utilidades del cuarto trimestre que finalizó el 31 de diciembre, advirtieron sobre el COVID-19, destacando las preocupaciones en los mercados financieros sobre el impacto de la epidemia.

Hasta el 13 de febrero, el número de compañías del S&P 500 que condujeron una conferencia telefónica sobre las utilidades del cuarto trimestre fue de 364, según el proveedor de datos Factset. De ellas, 138 mencionaron la palabra “coronavirus” durante la llamada.

Las empresas de los sectores de la industria, la tecnología de la información y la atención de la salud fueron quienes discutieron el impacto de COVID-19 más que las de otros sectores.

Según Factset, casi el 4,8 por ciento de los ingresos de las empresas de S&P 500 provienen de China. Sin embargo, el promedio de ingresos de las 138 empresas que discutieron el coronavirus es del 7,2 por ciento.

Hasta ahora 34 compañías han revelado revisiones de las estimaciones de ingresos o utilidades para reflejar la pérdida o la incertidumbre que surge de la epidemia.

Por ejemplo, Apple Inc. espera que los ingresos estén entre 63,000 y 67,000 millones de dólares para el segundo trimestre que termina el 30 de marzo de 2020.

“Tenemos un rango de ingresos más amplio de lo habitual para el segundo trimestre, debido a la mayor incertidumbre”, dijo el director general de Apple Tim Cook el 28 de enero, de acuerdo con la transcripción de la conferencia telefónica de utilidades dada por el proveedor de datos financieros Seeking Alpha.

Aunque las ventas de Apple en el área de Wuhan son pequeñas, el tráfico minorista en todo el país se ha visto afectado por el virus, dijo.

“La situación está emergiendo, y todavía estamos reuniendo muchos puntos de datos y monitoreándolos muy de cerca”.

Cook dijo que hay proveedores de Apple en la zona de Wuhan que son críticos, y por lo tanto, el equipo de gestión está trabajando en planes para mitigar la pérdida de producción prevista.

La cadena de café Starbucks por su parte indicó que el brote de COVID-19 podría tener “un impacto material” en los resultados de la empresa para el segundo trimestre y todo el año.

“Dada la solidez de nuestros resultados del primer trimestre, teníamos la intención de plantear ciertos aspectos de nuestras perspectivas financieras para el año fiscal 2020”, dijo Kevin Johnson, presidente y director ejecutivo de Starbucks Corp., el 28 de enero durante una conferencia telefónica de utilidades.

“Sin embargo, debido a la situación dinámica que se está desarrollando con el coronavirus, no estamos revisando las directrices en este momento”, dijo.

Según Starbucks, China representa el 10 por ciento de los ingresos globales de la compañía. La cadena de café anunció anteriormente que cerró más de 2000 tiendas -la mitad de sus tiendas en China- debido al brote.

Walt Disney Co. también anunció que cerró sus parques tanto en Shanghai como en Hong Kong debido al brote, lo que afectaría negativamente a los resultados del segundo trimestre y del año completo.

“El cierre actual tiene lugar durante el trimestre en el que normalmente vemos una gran afluencia de público y altos niveles de ocupación debido al momento en que se celebra la festividad del Año Nuevo chino”, dijo Christine McCarthy, directora financiera de Walt Disney, el 4 de febrero durante una conferencia telefónica sobre las utilidades.

De acuerdo con las estimaciones de la compañía, McCarthy indicó que el cierre de los parques en Shanghai y Hong Kong costaría en el segundo trimestre 135 millones de dólares y 40 millones de dólares, respectivamente.

Otras empresas que se ven afectadas por la epidemia son Qualcomm Inc., Estee Lauder Cos., Expedia Group, Ralph Lauren Corp. y Tapestry Inc. (empresa matriz de Coach, Kate Spade y Stuart Weitzman).

Demasiado pronto para saberlo

Aunque muchas empresas discutieron el impacto negativo actual o potencial impacto futuro del COVID-19 en sus negocios, un número considerable de empresas no proporcionó estimaciones sobre el impacto financiero de la epidemia.

“Es demasiado pronto para ver cualquier impacto. Nuestra red no es tan extensa en Asia”, dijo Robert Isom, presidente de American Airlines, el 22 de enero durante la conferencia telefónica de las utilidades.

Las aerolíneas estadounidenses, entre ellas Delta, United y American Airlines, anunciaron que han suspendido todos los vuelos a China a raíz del brote.

“Nuestra orientación no refleja ninguna interrupción potencial en nuestra cadena de suministro global que pueda resultar del coronavirus”, dijo Kelly Kramer, director financiero de Cisco Systems, el 12 de febrero durante una llamada de ganancias. “Continuaremos monitoreando la situación de cerca”.

Según Factset, los ejecutivos de 47 empresas dijeron que era demasiado pronto para medir el efecto financiero del virus.

“Dado el gran número de empresas que no actualizaron o modificaron las directrices debido al impacto del coronavirus, es posible que haya un aumento en el número de empresas que emitan directrices negativas más adelante en el primer trimestre, a medida que estas empresas obtengan claridad sobre el impacto del coronavirus en sus negocios”, escribió en un informe John Butters, analista de utilidades senior de Factset.

Emel Akan – La Gran Época