Casa Blanca envía al Congreso solicitud de emergencia de USD 2500 millones para el coronavirus

El presidente de los Estados Unidos Donald Trump saluda a su llegada a la base aérea de Palam en Nueva Delhi el 24 de febrero de 2020. (Mandel Ngan/AFP vía Getty Images)

La Casa Blanca envió el lunes una solicitud de presupuesto suplementario de 2500 millones de dólares al Congreso como parte de un plan urgente para combatir el brote mortal del nuevo coronavirus, que causa la enfermedad COVID-19.

El dinero se utilizaría para la terapéutica y el equipo de protección personal como las máscaras, y unos 1000 millones de dólares o más se destinarían al desarrollo de la vacuna, dijo la Casa Blanca.

“Hoy, la Administración está transmitiendo al Congreso un plan de financiación suplementaria de 2500 millones de dólares para acelerar el desarrollo de la vacuna, apoyar las actividades de preparación y respuesta y adquirir el equipo y los suministros que tanto se necesitan”, dijo la portavoz de la Oficina de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca (OMB), Rachel Semmel.

“También estamos liberando los recursos existentes y permitiendo una mayor flexibilidad para las actividades de respuesta”, añadió.

La Casa Blanca está pidiendo un nuevo fondo de unos 1250 millones de dólares, así como otros fondos ya presupuestados por el Congreso, como los 535 millones de dólares no utilizados que se transferirán desde la cuenta de preparación del virus del ébola.

La Casa Blanca también está pensando en mover dinero de otras cuentas del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) para alcanzar su objetivo de 2500 millones de dólares.

La solicitud ahora espera la aprobación del Congreso antes de que los fondos puedan ser dirigidos para abordar el brote de coronavirus.

El virus se ha propagado a unos 29 países y territorios más allá de China continental, con importantes brotes en Corea del Sur, Irán e Italia.

Los Estados Unidos tienen ahora 53 casos de coronavirus en total, y el grueso de esta cifra —36 personas— procede del crucero Diamond Princess que a principios de febrero inició una cuarentena en Japón.

Tres personas del total de los casos eran estadounidenses repatriados de Wuhan en la provincia china de Hubei, el epicentro del brote de coronavirus.

Mientras tanto, se diagnosticaron 14 personas en los Estados Unidos: ocho en California, una en Massachusetts, una en el estado de Washington, dos en Illinois, una en Wisconsin y una en Arizona. Según los CDC, se produjeron dos casos de transmisión de persona a persona en California e Illinois.

Mimi Nguyen Ly – La Gran Época