34 casos de coronavirus confirmados en los Estados Unidos: CDC

La gente usa máscaras quirúrgicas en Flushing, en el distrito de Queens de la ciudad de Nueva York, el 3 de febrero de 2020. (Johannes Eisele/AFP vía Getty Images)

Treinta y cuatro pacientes han dado positivo por el nuevo coronavirus en los Estados Unidos, informaron las autoridades federales el viernes, después de que otro paciente diera positivo a finales del jueves.

Veintiuno de los pacientes fueron repatriados de países extranjeros por el Departamento de Estado. Los grupos fueron puestos en cuarentena en bases militares después de ser repatriados del crucero Diamond Princess, donde surgieron cientos de infecciones, y de Wuhan, China, donde el virus apareció por primera vez en diciembre de 2019.

Todos menos tres de los 21 pacientes eran pasajeros del barco, que está atracado en Yokohama, Japón, dijeron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Los otros 13 pacientes no estaban entre los grupos que fueron repatriados. El número es uno menos que el reportado por el CDC en su listado de su sitio web del viernes por la tarde.

El último paciente que dio positivo fue en el condado de Humboldt, California. Ese paciente regresó de China continental, dijo a los periodistas la Dra. Nancy Messonnier, una alta funcionaria del CDC, en una llamada telefónica el viernes. El Departamento de Salud y Servicios Humanos dijo que un contacto cercano del paciente está mostrando síntomas y está siendo examinado. Ambos “se encuentran bien y se autoaislan en casa”, añadió en un comunicado.

Los autobuses que transportan a los evacuados americanos del crucero Diamond Princess salen de la pista de la Base Conjunta San Antonio-Lackland en San Antonio, Texas, el 17 de febrero de 2020. (Edward A. Ornelas/Getty Images)

La mayoría de los casos, tanto entre los repatriados como en la otra categoría, se encuentran en California.

Todos los casos entre las personas no repatriadas han aparecido en personas que recientemente han regresado de China o entre personas que han tenido un contacto estrecho con personas que últimamente han viajado a China.

El CDC está ahora desglosando el número de casos entre los repatriados de Japón o China y los está contando por separado del resto porque el primer grupo “no refleja la transmisión y el riesgo en general en los Estados Unidos”, dijo Messonnier.

Debido a que los pasajeros del Diamond Princess estaban en un entorno cercano a los demás, incluyendo a las personas que dieron positivo en las pruebas del virus, las autoridades estadounidenses esperan ver más casos de covid-19, la enfermedad que causa el virus, entre ellos. Muchos de los repatriados tienen más de 60 años, lo que significa que podrían experimentar otros problemas médicos que requieran hospitalización.

Los funcionarios creen que es “posible, incluso probable” que se produzca una propagación del virus en la comunidad, dijo Messonnier, y añadió que los funcionarios están haciendo planes para hacer frente a tal propagación. La propagación local del virus ha comenzado en países fuera de China, incluyendo Japón y Corea del Sur.

El director del Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias de los CDC señaló a la prensa que en algunas partes de Asia se han producido cierres de escuelas y empresas: “Puede llegar el día en que tengamos que tomar tales medidas en los Estados Unidos”.

Autobús con ciudadanos estadounidenses del crucero en cuarentena Diamond Princess conduce cerca de un avión de Kalitta Air, en el aeropuerto de Haneda el 17 de febrero de 2020 en Tokio, Japón. (Tomohiro Ohsumi/Getty Images)

Autorizan a pacientes infectados abordar un avión

Las autoridades fueron presionadas para que incluyeran a los pacientes que dieron positivo en la repatriación de los pasajeros de Diamond Princess.

Las muestras de los pasajeros se obtuvieron 48 a 72 horas antes de que los pasajeros abordaran el avión del Departamento de Estado, dijo a los periodistas Ian Brownlee, un secretario asistente en funciones del departamento. Los resultados llegaron cuando los pasajeros estaban en los autobuses de camino al aeropuerto, añadió el Dr. William Walters, otro funcionario del Departamento de Estado. Luego llegaron los resultados del laboratorio que resultaron positivos entre las personas que no mostraban síntomas.

Los pacientes fueron trasladados a una zona aislada en la parte trasera del avión, dijeron los funcionarios del Departamento de Estado a principios de esta semana. Se colocó plástico  a los cuatro lados de un bloque de 18 asientos, con una entrada y una salida.

“Eso protege al resto de los pasajeros y al resto de la tripulación de cualquier propagación. Cada interacción con los pasajeros que están dentro del área de aislamiento es muy deliberada, es muy planeada, y se hace con mucho cuidado”, dijo Walters a los periodistas el martes.

La decisión de permitir que los pacientes infectados suban al avión fue tomada por funcionarios del Departamento de Estado.

“La decisión, creo, fue la correcta al traer a esas personas a casa”, dijo Walters.

“Estas son decisiones difíciles a las que nos enfrentamos todos los días y las tomamos en tiempo real”, añadió Messonnier.

Los estadounidenses que consideren viajar al extranjero no deberían ver estos vuelos de repatriación como una práctica estándar del gobierno de EE. UU., advirtió Brownley, aconsejando a los estadounidenses que reconsideren los viajes en crucero hacía, en o desde Asia.

Zachary Stieber – La Gran Época