Trump se aparta del conflicto con Irán y dice que EE.UU. está “listo para abrazar la paz”

El presidente Donald Trump habla desde la Casa Blanca en Washington, el 8 de enero de 2020. (Win McNamee/Getty Images)

El presidente Donald Trump se retiró de la escalada del conflicto militar con Irán horas después de que se lanzara una andanada de misiles contra tropas estadounidenses estacionadas en bases iraquíes, indicando que Estados Unidos no tomaría represalias.

“Irán parece estar renunciando, lo que es bueno para todas las partes involucradas y muy bueno para el mundo”, dijo Trump en un discurso televisado desde la Casa Blanca el 8 de enero de 2020.

En lugar de buscar un conflicto militar directo con Teherán, Trump pidió en cambio sanciones económicas y pidió a los aliados de la OTAN que se involucren más en la región.

“Estados Unidos está listo para abrazar la paz con todos los que la buscan”, dijo.

“A medida que continuamos evaluando opciones en respuesta a la agresión iraní, Estados Unidos impondrá inmediatamente sanciones económicas adicionales al régimen de Irán”, añadió el mandatario estadounidense. “Estas poderosas sanciones permanecerán hasta que Irán cambie su comportamiento”.

El Presidente ha sido durante mucho tiempo un crítico de la participación de Estados Unidos en Irak y durante su campaña de 2016 dijo a sus partidarios que no iniciaría ninguna nueva guerra. Al mismo tiempo, también prometió traer a casa las tropas estadounidenses del Medio Oriente.

Durante el ataque, en el que Irán disparó más de una docena de misiles contra dos bases iraquíes, no se informó de ninguna baja estadounidense o iraquí, según Trump. Irán dijo que disparó los misiles después de un ataque con aviones no tripulados estadounidenses que mataron al alto comandante Qassem Soleimani, quien dirigía la Fuerza Quds de los Guardias Revolucionarios de Irán. A Soleimani se le ha culpado de dirigir los ataques contra los estadounidenses. Los funcionarios estadounidenses han dicho que fue el principal artífice de las guerras de poder de Irán en la región.

Ali Khamenei, el líder supremo del país dejó claro después de la muerte de Soleimani que Irán veía como misión a largo plazo sacar a Estados Unidos fuera de Medio Oriente. “Lo que importa es que la presencia de Estados Unidos, que es una fuente de corrupción en esta región, debe llegar a su fin”, dijo el miércoles, según los medios de comunicación estatales.

Pero Trump también trató de aumentar la presión sobre Irán, pidiendo a otros países que se retiraran de “los remanentes del acuerdo con Irán”, conocido como el Plan de Acción Integral Conjunto, que fue ratificado por Alemania, Estados Unidos, Reino Unido, Rusia, Francia, China y la Unión Europea.

“Todos debemos trabajar juntos para hacer un acuerdo con Irán que haga del mundo un lugar más seguro y pacífico”, dijo Trump, señalando que no permitirá que Irán obtenga un arma nuclear mientras esté en el cargo.

Los legisladores republicanos han pedido a la administración Trump que disminuya las tensiones con Irán. El senador Lindsey Graham (R-S.C.) escribió en una serie de mensajes de Twitter que “la represalia por el bien de la represalia no es necesaria en este momento”.

“Lo que es necesario es establecer nuestros objetivos estratégicos con respecto a Irán de una manera simple y firme”, agregó Graham.

El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell ( R-Ky. ) elogió a Trump por no tomar medidas inmediatas después de los ataques con misiles. Trump “protegerá las vidas y los intereses estadounidenses”, escribió, pero también quiere “evitar el conflicto o la pérdida innecesaria de vidas”.

Jack Phillips – La Gran Época