Se espera que Trump aborde el comercio y las victorias económicas en Davos 2020

El presidente Donald Trump y funcionarios del gabinete durante la firma de la fase uno del acuerdo comercial con China en el Salón Este de la Casa Blanca en Washington el 15 de enero de 2020. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

DAVOS, Suiza – Se espera que el presidente Donald Trump asista esta semana al Foro Económico Mundial (WEF), una cumbre de alto perfil en la ciudad suiza de Davos que reúne a líderes mundiales, élites empresariales, economistas y celebridades de todo el mundo.

Trump asistió al WEF en 2018, pero tuvo que cancelar su viaje el año pasado debido a un cierre parcial del gobierno que duró un tiempo récord.

La cumbre económica en la ciudad alpina se llevará a cabo del 21 al 24 de enero de este año, marcando su 50 aniversario. Como en años anteriores, el foro se centrará en temas económicos y sociales actuales para ayudar a dar forma a las agendas globales, regionales y de la industria.

Trump tiene programado asistir a la cumbre del 21 y 22 de enero. Pronunciará un discurso el día de la inauguración del evento, unas horas antes de que se inicie el juicio de impeachment en el Senado el 21 de enero.

Esta será la segunda visita de Trump a la reunión anual. Se espera que utilice su discurso en Davos como una oportunidad para resaltar sus victorias comerciales y económicas.

De manera similar a su discurso de 2018, Trump está dispuesto a destacar su reforma fiscal y el retroceso de las regulaciones para entregar un mensaje a los inversores de que “Estados Unidos está abierto a los negocios”.

“Queremos que todos esos líderes empresariales vengan a Estados Unidos”, dijo a los periodistas el 16 de enero en la Casa Blanca. “Tenemos un tremendo y poderoso espacio para el crecimiento”.

En medio de la desaceleración mundial, la economía estadounidense desafió los temores de la recesión el año pasado y entró en la expansión más larga de la historia de Estados Unidos. Se espera que EE.UU. sea el único de los países del Grupo de los Siete que registrará un crecimiento superior al 2 por ciento para 2019, según los economistas.

Mientras tanto, la economía mundial registró su expansión más lenta en la última década, según el Fondo Monetario Internacional. Las tensiones comerciales, el mal clima de negocios y las debilidades específicas de los países en los mercados emergentes fueron un importante lastre para el crecimiento mundial el año pasado.

En 2018, Trump presentó su programa America First en Davos, diciendo a las élites mundiales que Estados Unidos “ya no haría la vista gorda” ante las prácticas comerciales injustas.

“No podemos tener un comercio libre y abierto si algunos países explotan el sistema a expensas de otros”, dijo Trump en su primer discurso en Davos.

Sin embargo, se espera que en el evento de este año adopte un tono más suave en lo que respecta al comercio y el proteccionismo, ya que la semana pasada firmó el acuerdo comercial inicial con China. Además, el Senado aprobó el 16 de enero el Acuerdo Estados Unidos-Méxic0-Canadá, abriendo el camino para su ratificación.

“Tiene un gran mensaje que transmitir allí en Davos”, dijo Kellyanne Conway, uno de los principales asesores de Trump a los periodistas el 16 de enero.

Dijo que es probable que Trump “aborde los peligros del socialismo” y otros varios asuntos, entre ellos el mercado de valores, la economía mundial y si los miembros de la OTAN cumplen con sus requisitos de gasto en defensa.

Tema clave: cambio climático

El foro de cada año tiene un tema, y la reunión para este 2020 se centrará en el concepto de “partes interesadas para un mundo sostenible y cohesivo”.

Los líderes políticos y empresariales abordarán las amenazas climáticas y medioambientales durante la cumbre. Al igual que el año pasado, se espera que Greta Thunberg, la activista climática sueca de 17 años, asista al foro y aumente la presión sobre las empresas y los gobiernos.

Los líderes también tratarán otros temas urgentes, según el WEF, como la desigualdad de ingresos, la carga de la deuda a largo plazo, la guerra tecnológica, el aumento de los conflictos geopolíticos y el desarrollo de la fuerza laboral.

Augustine Faucher, economista y jefe adjunto del Banco PNC, con sede en Pittsburgh, dijo que el principal asunto que se debe abordar en Davos es la desaceleración de los flujos comerciales mundiales, que recientemente han tenido un impacto negativo en la economía mundial.

“Creo que un mayor flujo de comercio a largo plazo contribuye a un crecimiento económico mundial de base amplia”, dijo a The Epoch Times. “Así que me gustaría ver un nuevo compromiso con la apertura al comercio global. Y eso incluye las barreras arancelarias, incluye las barreras no arancelarias, incluye el tratamiento de la propiedad intelectual, todo tipo de cuestiones que deben ser abordadas”.

Se espera que cerca de 3000 personas, incluyendo los líderes de los países del G20, ejecutivos de compañías y otras figuras prominentes asistan a la reunión de este año.

La lista de asistentes también incluye a líderes de Irak, Jordania, la Autoridad Palestina, Pakistán y Afganistán. El Ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohamad Javad Zarif, quien originalmente estaba programado para asistir al foro, canceló su viaje, según el WEF.

“Tenemos que entender la cancelación del ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Zarif, en el contexto de la incertidumbre en la región y lo que se está desarrollando en Irán”, dijo Borge Brende, presidente del WEF, en una conferencia de prensa la semana pasada.

La delegación de Estados Unidos que asistirá a la cumbre de Davos este año incluye al secretario del Tesoro Steven Mnuchin, al secretario de Comercio Wilbur Ross, a los asesores de la Casa Blanca Ivanka Trump y Jared Kushner, y a otros altos funcionarios.

Trump organizará una cena para los líderes empresariales y llevará a cabo una serie de reuniones bilaterales durante la cumbre.

Emel Akan – La Gran Época