Schiff cuestiona el argumento de que el presidente Trump no puede ser impugnado por abuso de poder

El Presidente de la Cámara de Inteligencia, Adam Schiff (D-Calif.), habla en la audiencia de impeachment abierto en Washington el 13 de noviembre de 2019. (Jim Lo Scalzo / Pool / AFP a través de Getty Images)

El gestor principal del impeachment, el representante Adam Schiff (demócrata por California), dijo el domingo que un presidente puede ser destituido por abuso de poder, en respuesta a un miembro del equipo de impeachment del Presidente Donald Trump.

“Tendría usted que ir tan lejos de la corriente principal para encontrar a alguien que hiciera ese argumento”, dijo Schiff a ABC News “This Week“. “Tendría que dejar el ámbito de los académicos de derecho constitucional e ir con los abogados de defensa criminal”.

Schiff luego afirmó que “lo único realmente nuevo sobre la defensa del presidente es que ahora están argumentando, creo, porque no pueden refutar los hechos, que no se puede impugnar al presidente por abusar del poder de su cargo”.

La observación se produce cuando el profesor de derecho de Harvard, Alan Dershowitz, argumentó que un presidente no puede ser destituido por abuso de poder es un caso sólido —y señaló que se ha utilizado con éxito en anteriores defensas de juicio político.

Dershowitz, quien confirmó que está sirviendo en el equipo legal de Trump durante el juicio de impeachment en el Senado, dijo a “This Week” de ABC News que está siguiendo el precedente establecido por el Juez Benjamin Curtis, quien defendió al Presidente Andrew Johnson hace unos 150 años durante el juicio de impeachment de Johnson. En última instancia, Johnson no fue destituido por el Senado.

“Así que estoy haciendo un argumento muy parecido al argumento hecho por el gran Juez Curtis”, dijo a la emisora el domingo. “Y llamarlos absurdos es, ya sabe, insultar a uno de los más grandes juristas de la historia americana. El argumento es fuerte. El Senado debería escucharlo”.

Dijo que Curtis argumentó que la prueba de un delito es necesaria para que un presidente sea sentenciado por el Senado, lo que requiere un umbral de 67 votos. “No se puede acusar a un presidente de conducta intachable si no se ajusta a los criterios de la Constitución”, dijo Dershowitz a ABC.

Dershowitz ha representado a un número de figuras de alto perfil a través de los años, incluidos O.J. Simpson durante su juicio por asesinato, el financiero y traficante sexual Jeffrey Epstein, el boxeador Mike Tyson y otros. En un comunicado del viernes, su equipo señaló que votó a favor de Hillary Clinton en 2016, pero subrayó que su defensa hacia Trump es “defender la integridad de la Constitución y evitar la creación de un peligroso precedente constitucional”.

“El Profesor Dershowitz presentará argumentos orales en el juicio del Senado para abordar los argumentos constitucionales contra el impeachment y la destitución”, el equipo de Dershowitz también dijo en el comunicado.

La Cámara de Representantes aprobó dos artículos contra Trump en diciembre —uno por abuso de poder y otro por obstrucción del Congreso. Trump ha negado los cargos, diciendo que los demócratas de la Cámara están motivados por sesgos partidistas.

Informes no confirmados dijeron que a Dershowitz se le unirá Ken Starr, el exconsejero especial cuya investigación resultó en el juicio de impeachment en el Senado del Presidente Bill Clinton, el excompañero de equipo de Starr, Robert Ray, la exfiscal general de la Florida Pam Bondi, abogada principal del Centro Americano de Leyes y Justicia y abogada personal del presidente del Centro, Jay Sekulow, y el consejero legal de la Casa Blanca Pat Cipollone.

Jack Phillips – La Gran Época