Presidente de Corte Suprema y Senadores prestan juramento para juicio político a Trump

El senador Chuck Grassley, republicano por Iowa, presidente pro tempore del Senado de EE.UU. juramenta al presidente de la Corte Suprema John Roberts para que presida el proceso de juicio político en el Senado al presidente Donald Trump. Captura de video. Reuters.

WASHINGTON — El juicio político al presidente Donald Trump en el Senado ha comenzado el jueves con procedimientos preliminares, incluida la entrega de los artículos de juicio político a los senadores, que actuarán como jurado, por parte de los gestores, los legisladores de la Cámara de Representantes que actuarán como fiscales.

El presidente de la Corte Suprema, John Roberts, prestó juramento a media tarde para presidir el juicio político de destitución del presidente Donald Trump, y luego juramentó de inmediato a todo el cuerpo del Senado con un juramento para garantizar “justicia imparcial” como jurados en lo que es solamente el tercer procedimiento de este tipo en la historia de Estados Unidos.

Roberts, hizo un corto viaje cruzando la calle desde el máximo tribunal de la nación hasta el Capitolio, para ser conducido a la cámara del Senado.

La Constitución exige que el presidente de la Corte Suprema actúe como presidente. Se espera que Roberts, quien ha insistido durante mucho tiempo en que los jueces no sean políticos, sirva como árbitro para los procedimientos en lugar de ser un participante activo. Los senadores finalmente emitirán el veredicto.

El líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, dijo que el paso final el jueves será notificar a la Casa Blanca y “convocar al presidente para que responda los artículos y envíe a su abogado”.

La parte principal del juicio comenzará el próximo martes.

“El sentimiento en la cámara del Senado es profundo”, dijo el líder de la minoría demócrata, Chuck Schumer en una rueda de prensa en el Capitolio.

“Cada uno de nosotros se enfrenta a la decisión sobre si comenzar este juicio en busca de la verdad o en servicio del presidente”, agregó el senador.

La presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, firmó los artículos de juicio político en una ceremonia el miércoles, adelantando el proceso después de un retraso de aproximadamente un mes, ya que los demócratas de la Cámara trataron de lograr que los líderes del Senado aceptaran el testimonio de nuevos testigos durante el juicio.

McConnell se ha resistido a llamar a testigos, diciendo que la decisión vendría más tarde en el juicio.

Pelosi nombró a siete miembros del Congreso como los gestores de juicio político. El presidente de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Adam Schiff, y el presidente de la Comisión Judicial de la Cámara, Jerry Nadler, están entre los que procesarán el juicio de Trump en el Senado. Nadler dice que han surgido nuevas evidencias.

“Han surgido nuevos documentos y testigos adicionales que señalan inequívocamente la culpa del presidente y hemos expuesto los esfuerzos de algunos en la mayoría del Senado para llevar a cabo un juicio falso. El pueblo estadounidense entiende que un juicio sin evidencia, sin testigos, no es un juicio en absoluto, excepto un encubrimiento, y eso no se mantendrá”, indicó Nadler.

Los demócratas intentarán demostrar que Trump abusó del poder de la presidencia cuando alentó la interferencia extranjera en las elecciones de 2020 durante una llamada telefónica el 25 de julio con el presidente ucraniano Volodymyr Zelinskiy.

Esta es la tercera vez en los 244 años de historia del país que un presidente de EE.UU. ha sido acusado y objetivo de destitución.

Andrew Johnson en 1868 y Bill Clinton en 1998 fueron acusados por la Cámara pero absueltos en los juicios del Senado. Un cuarto presidente, Richard Nixon, renunció en 1974 ante cierto juicio político en un escándalo de corrupción política.

El senador Mitch McConnell, líder de la mayoría republicana, censuró los motivos del juicio político.

“No se trata de los matices de la asistencia extranjera a Europa del Este. Esto ha sido un partidismo absoluto todo el tiempo”, señaló McConnell.

McConnell ha dicho que cada parte tendrá que presentar su caso antes de que se pueda considerar la cuestión de los testigos. Una opinión respaldada por otros senadores republicanos.

Voz de América